Jueves 6 de agosto de 2020
FAUNA | 28-07-2020 15:46

Dónde queda La Petrona: una laguna que supo tener buenos pejerreyes y hoy está repleta de flamencos

En el partido de Villarino, la laguna La Petrona fue refugio de buenos pejerreyes y hoy lo es de flamencos, cauquenes y otras aves y plantas. Por qué es importante cuidar sus aguas ante la crisis ambiental que vive el planeta.
Ver galería de imágenes

El sudoeste de la provincia de Buenos Aires es una región sumamente interesante ya que en ella podemos apreciar una zona de ecotono entre dos ecorregiones de la Argentina: la pampa ondula y el espinal, esta última sumamente escasa en la provincia de Buenos Aires y de alto valor de conservación. Este valor de conservación se ve reflejado en el número de especies de la fauna silvestre que otrora eran abundantes y en la actualidad se encuentran en peligro de extinción, restringidas a los pocos parches naturales de esta ecorregión que todavía sobreviven en estas latitudes bonaerenses. En la mayoría de los casos, estos ambientes relativamente en buen estado de conservación se encuentran en manos de propietarios privados quienes hacen el esfuerzo por conservar estos relictos de “naturaleza”. 

2802_laguna_la_petrona

Como ejemplo de lo mencionado, en el sudoeste de la provincia homónima, a 15 kilómetros de la localidad de Pedro Luro, en el partido de Villarino, se encuentra uno de estos relictos naturales, un área donde podemos encontrar un número muy importante de especies de la fauna silvestre, típicas de la ecorregión del espinal y de la pampa ondula. Sumado a esta particularidad debemos mencionar la presencia de la imponente laguna La Petrona de unas 600 hectáreas que se encuentra en este establecimiento, refugio de especies de alto valor de conservación como son el flamenco austral, los cauquenes migratorios, el cardenal amarillo, la viudita chica, por mencionar algunos. Esta laguna nació en la década del cuarenta con aportes de una crecida del río Colorado y posteriormente con el mantenimiento de su nivel de agua mediante un canal que la provee desde el río homónimo y por las precipitaciones. Este sitio tan particular fue convirtiéndose con los años en un humedal de alta importancia de conservación principalmente por su concentración de aves acuáticas. En esta laguna recientes conteos de aves han dado como resultado, la presencia de 1.800 flamencos (especie amenazada a nivel global y en retracción poblacional) en un solo día, dejando en evidencia importancia de la misma. Famosos eran los pejerreyes y percas que se pescaban en sus aguas que luego eran comercializadas en distintos puntos del país. El área también tiene valor desde el punto de vista paleontológico y arqueológico.

2802_laguna_la_petrona

Esta laguna presenta algunas peculiaridades que ameritan su protección como así todo su entorno natural tapizado de flora nativa, donde podemos encontrar molles, chañares, alpatacos, sin lugar a dudas esta área representa una zona de refugio y alimento para un número significativo de especies las cuales se encuentran protegidas por la normativa de fauna tanto a nivel provincial como nacional. La presencia del espejo de agua es clave para estas especies, en especial en regiones semiáridas, y es un deber de todos y todas protegerla, manteniendo su nivel de agua a fin de poder proteger la biodiversidad que en ella habita de forma temporal o permanente. Este espacio, además, forma parte del grupo de turismo rural “Aguas Turísticas” que nuclea a los emprendimientos de turismo rural del partido de Villarino, coordinados por Cambio Rural (INTA). Dicha red de propuestas tiene en común la revalorización de la identidad rural y la vivencia de estar en contacto con la naturaleza, formando parte de una creciente industria “sin chimeneas” tan necesarias en el escenario actual del cambio climático global. La laguna “La Petrona” es una de las mejores opciones en la región y es clave promover su desarrollo y acompañar desde el estado su fortalecimiento para beneficio de las personas y la biodiversidad.

En estos momentos de crisis ambiental que vive el planeta, es clave la identificación y protección de estas áreas, las cuales nos demuestran que todavía estamos a tiempo de revertir el uso que le damos a nuestra naturaleza, repensando la necesidad de cambiar el modelo extractivo-productivo actual, teniendo como meta lograr compatibilizar la producción con la conservación.

2802_laguna_la_petrona

Por Hernán Ibáñez, Fundación Azara (fundacionazara.org.ar) y Pablo Petracci, Gekko, Grupo de Estudios en Conservación y Manejo, Universidad Nacional del Sur.

Galería de imágenes

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario