Jueves 6 de octubre de 2022
BIKE | 23-03-2022 13:23

Por qué andar en bicicleta es ideal para las personas mayores

La bici ofrece una actividad física sin impacto, por lo que no daña las articulaciones, sino que las fortalece y evita lesiones. Además, ayuda a ralentizar el envejecimiento.
Ver galería de imágenes

Lo aconsejable es hacer actividad física a lo largo de toda la vida, aunque existe la mala costumbre de ir adoptando un estilo de vida más sedentario a medida que vamos envejeciendo. Aun así, el deporte está al alcance de cualquier edad, incluso de las personas mayores, solo hay que saber cómo abordarlo, y para ello nada mejor que andar en bicicleta.

Aunque el esplendor físico de una persona se encuentra en la etapa de los 20-30 años, lo cierto es que el cuerpo puede seguir rindiendo a un buen nivel. Para las personas mayores, la bicicleta es un excelente medio para activar el organismo, ya que la exigencia es regulable y la posibilidad de generar lesiones es muy baja.

Entre sus tantos beneficios, el ciclismo a esta edad ayuda a reducir los síntomas de problemas físicos, mejora la circulación y la función pulmonar. Además, en esta disciplina en particular, el declive en el rendimiento es muy paulatino y se nota muy poco si uno entrena con regularidad. Debido a esto, es común ver a grupos de ciclistas muy variados, con personas de 30 a hasta 60 o 70 años, todos andando a un muy buen ritmo.

La otra cuestión más destacada de la bicicleta es que propone una actividad física sin impacto, lo que significa que las articulaciones no sufren ningún daño o desgaste con el tiempo, algo más que importante en las personas mayores. Incluso, varias investigaciones científicas afirman que el ciclismo ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento.

2303_bicicleta

Tal es así que la ciencia afirma que el ciclismo a partir de los 60 años genera los siguientes beneficios:

  • Mejora la salud mental y previene el deterioro cognitivo.
  • Quema grasa.
  • Mejora el equilibrio.
  • Protege y fortalece las articulaciones.
  • Es una actividad de bajo impacto y estrés para el cuerpo.

Si uno quiere empezar a andar en bicicleta, en especial pasados los 45 años, es necesario antes realizarse un chequeo médico para conocer su estado físico y plantearse qué busca conseguir al practicar esta actividad física. Además, es necesario que uno esté predispuesto a que pedalear sea parte de su rutina diaria.

Fuera de esto, andar en bicicleta es una excelente opción para salir de casa, disfrutar del aire libre y, por qué no, conocer nuevas personas y hacer amigos. Aun así, si alguien no puede salir de casa o no se anima a hacerlo, siempre existe la opción de la bicicleta fija.

 

Fuente: Goodi

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend