lunes 16 de diciembre de 2019
22-11-2019 14:55 | BIKE

Los cuidados de una bicicleta eléctrica

Son ideales para andar por la ciudad sin mayor esfuerzo pero requieren de más atención que un rodado tradicional. Aquí un repaso por los temas a los que hay que prestarle especial atención. Ver galería de imágenes

¿Tiene una bicicleta? ¿Pero no la usa hace tiempo? No importa. Con un par de arreglos y repuestos, la vieja puede convertirse en un transporte nuevo y veloz. Sin embargo, el caso es distinto para las bicicletas eléctricas, también conocidas como e-bikes o pedelecs, después de algunos años. ¿Qué pasa cuando la batería se echa a perder y ya no hay repuestos? ¿Cuánto cuidado necesitan las bicicletas eléctricas, que con el correr del tiempo se imponen cada vez más?

Los cuidados y reparaciones básicas son como los de una bicicleta común. Es decir que regularmente hay que aceitar la cadena y chequear los frenos y la presión en las ruedas. Sin embargo, en el caso de los rodados eléctricas, se recomienda un poco más de cuidado, ya que debido a una fuerza motriz más alta,
partes descuidadas de la bicicleta como la cadena o el piñón se pueden desgastar más rápido. Esto quiere decir que un mal mantenimiento se nota antes en una bicicleta eléctrica. Dependiendo del motor y de los accesorios, pesa más que una bicicleta común. En promedio, pesan entre ocho y 12 kilos. Esto se nota especialmente en las ruedas, cuya goma se desgasta antes porque soporta velocidades mucho mayores.

1122_bike

La presión debe ser la correcta: por eso, que las ruedas tengan la presión correcta y que se las controle meticulosamente es más importante aún. Muchas ruedas ya vienen preparadas de fábrica para cargas más pesadas. Estos neumáticos suelen comercializarse como “aptos para e-bikes” o “e-bike ready”. Si se va a buscar un repuesto, hay que estar atento a esto. Se recomienda también mantener bien limpios los engranajes de la cadena. Lo ideal es limpiar la bicicleta después de cada uso para que la suciedad no se asiente, es decir, lo más posible y cuando sea necesario. Lo que no hay que hacer de ninguna manera es usar limpiadores de alta presión. Lo mejor es llevarla al taller al menos una vez al año para que le hagan un chequeo exhaustivo. Si se la usa durante todo el año, lo mejor es llevarla al taller al menos en otoño y en primavera.

Sensores sensibles: a usted le gustaría salir disparado a toda velocidad, pero el motor ya no acompaña. ¿Qué hacer? En la mayoría de los casos, el motor no se rompe solo. Suelen ser bastante fuertes y estar preparados para rendir durante bastante tiempo. Sin embargo, en ocasiones se ve en el display un código de error. La mayoría de las veces, simplemente se desajustó algo, como un sensor en la rueda trasera a la que le falta velocidad. En caso de que uno desconozca el código de error, se puede revisar en Internet qué significa.

Motores de poco mantenimiento: por lo general, los motores de las bicicletas eléctricas requieren de poco mantenimiento. La mayoría de los problemas usuales se solucionan fácilmente con un comerciante especializado, que suele estar formado en cada sistema específico. Pero en el caso de defectos más grandes, hay que devolver el motor al fabricante. Algunos entregan de inmediato uno nuevo, salvo que se compruebe que resultó dañado por un uso indebido.

1122_bike2

Cuidado con el recalentamiento: en el caso de las bicicletas eléctricas más antiguas, a veces el motor puede recalentarse, sobre todo en ascensos muy largos si se acelera poco y se deja que el motor haga todo el trabajo. En esos casos, el sistema de enfriamiento no da abasto y el motor se apaga. Esto puede suceder también a veces con los pedelecs más modernos. Es difícil saber cuánto aguantará un motor, ya que depende del uso individual que se le dé.

La duración depende de los repuestos: los gastos de mantenimiento de una bicicleta eléctrica son claramente más altos que los de una común. Lo mejor es averiguar cuánto cuestan los repuestos de la batería y el motor en el mismo momento de comprarla. Para estar seguro con los pedelecs, se recomienda usar motores de grandes fabricantes como Bosch, Brose, Panasonic o Yamaha. Comprar una bicicleta barata de un fabricante desconocido por Internet a menor precio puede terminar costando caro, ya que no hay seguridad de que en unos años se puedan conseguir los repuestos o la batería.

dpa

Galería de imágenes

Etiquetas: Bicicleta Cuidados Bici Medidor Cadena Bicicleta Eléctrica Motor Desgaste Limpiar Lubricar Distancia Platos

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario