miércoles 26 de junio de 2019
11-06-2019 13:07 | BIKE

Gravel: el nuevo rey del off road

Por qué estas bicicletas ganan cada día más adeptos. Características y cómo se comportan según la experiencia de un biker en la Patagonia. Ver galería de imágenes

Lo primero que uno puede pensar cuando ve a un ciclista rodando por en un camino rural con una gravel es: “Este loco bajó a la tierra con una bicicleta de ruta”, pero no es así. Las gravel (grava, en inglés: caminos sin pavimentar) nacieron en los Estados Unidos por el año 2000, combinando la velocidad y el peso de un modelo de ruta con la polivalencia de una mountain bike.

¿Por qué? Porque ese país tiene similitudes con el nuestro en cuanto a las grandes distancias, por lo que muchos bikers descubrieron el ciclismo de larga distancia y el placer de explorar caminos secundarios, pero las mountain bike no les daban tanta autonomía en kilómetros, y las de ruta se rompían por el peso y las vibraciones del camino.

En la Argentina ya tenemos a la venta varios modelos de gravel de media y alta gama de marcas como Merida, Reid, Trek y Venzo. Y también una interesante opción como la que realiza Diego Maldonado, quien toma las dimensiones del biker y realiza una bici a medida, como si fuera un sastre.

0611 Gravel: el nuevo rey del off road

Más allá de la similitud a primera vista con un modelo de ruta, las gravel tienen identidad propia: lo primero que salta a la vista son las cubiertas. Para ganar confort y seguridad fuera del asfalto, la parte interna de la horquilla es generosa y permite utilizar rodado ancho con dibujo mixto. Además, los cuadros generalmente son de aluminio o carbono, con la caja pedalera baja para que el centro de gravedad se ubique cerca del piso, lo que otorga estabilidad. Por eso mismo es que son un poco más largos, una característica que le agrega confort de marcha para encarar largas distancias.

Equipamiento especializado

La polivalencia es fundamental en este tipo de bicicleta, de ahí que la mayoría posea anclajes para guardabarros y portapaquetes, y que sus frenos sean siempre de disco –mecánicos o hidráulicos–, porque garantizan frenadas potentes aun en condiciones de lluvia o barro. ¿Y la comodidad ante la falta de una horquilla con suspensión? Unas pocas la tienen de aluminio, pero la mayoría se inclina por horquillas de carbono que reducen el peso y absorben las irregularidades del camino, ganando cierto confort, aunque en Europa ya se empiezan a ver desarrollos de horquillas de suspensión para estos modelos.

0611 Gravel: el nuevo rey del off road

Una pieza clave es la transmisión, donde la simplicidad ganó terreno, porque la relación 1 x 11 es la más utilizada, generalmente con una corona de 42 dientes. Esta simplificación ahorra peso ya que se evitan coronas, desviadores y shifters.

El manillar es otro de los componentes que sorprenden: el llamado drop-bar tiene más reminiscencia de ruta que de aventura, pero con él tenemos agarre en subidas y bajadas, y podemos apilarnos si queremos ir muy rápido. Además, al permitir una amplia variedad de posiciones, junto a sillines cómodos y ergonómicos, resulta una pieza clave para encarar pedaleadas de horas y horas sin parar.

La pregunta es dónde se posiciona una gravel. ¿Vendo la MTB y me quedo con ella?, ¿o me quedo con una rutera y una gravel? Todo depende del factor bolsillo, pero en otros países convive –o hasta suplanta– a la MTB. En lo áspero no podrá igualarla, pero de todas formas puede transitarlo, y a la hora del camino de ripio o asfalto se distanciará de la mountain hasta perderla de vista, sobre todo con una postura cómoda y natural donde los kilómetros pasarán bajo nuestras ruedas sin notar el cansancio.

0611 Gravel: el nuevo rey del off road

Su definición sería: una bici ligera, estable y cómoda, pero sobre todo versátil con la que podemos senderear ágilmente, pero también cargarla y encarar largos periplos. Y nadie mejor que un biker experimentado como Guillermo Almada para que nos relate un viaje de pesca con mosca y bikepacking a bordo de su Reid Granite, junto a otras gravel por los caminos de la Patagonia.

“En nuestras bicis la postura de manejo es perfectamente aerodinámica, los hombros y brazos reducen la resistencia a los vientos patagónicos. El secreto son los manubrios, que tienen 42 centímetros de ancho –escasos comparados con los 60 en promedio de una mountain bike–. Las distintas formas de asirse en ellos nos otorgan comodidad y la posibilidad de alternar posturas, costumbres que a medida que pasan las horas se vuelven imprescindibles.

Sumado a ello, cubiertas de ancho intermedio y con banda central lisa, infladas a su máxima capacidad, permiten un deslizamiento eficaz en el liso asfalto, ahorran consumo de energía y esto suma para permitirnos pedalear a muy buen ritmo en busca de nuestro destino.

“El asfalto finaliza y queda por delante un camino con sorpresas, ripio, serruchos, arena volcánica y rocas que se asoman como iceberg frente a nuestras naves. No tenemos suspensiones, esto reduce en un par de kilos mínimamente con respecto a una MTB, pero bajando la presión de los neumáticos a la mitad, nuestra horquilla de carbono –ayudada por una técnica de conducción en donde sacamos peso y tensión del frente de la bicicleta– flota en las olas de los serruchos del camino. Los tacos laterales de las cubiertas ahora se hacen notar y el agarre es perfecto en las curvas con tierra suelta, esas que en bajada asustan a los desprevenidos.

“A diferencia de otros modelos, en este tenemos 16 cambios, y en la montaña el menor de los platos es el rey: una relación 34/34 nos permite hacer girar la rueda al mismo ritmo que los pedales y las trepadas más duras comienzan a rendirse ante la ya poca fuerza que nos queda. Zigzagueándolas burlamos los grados de pendiente y el Paso Córdoba, de más de 2.000 m, cae doblegado ante las gravel. Solo queda el descenso hasta el lago Filo Hua Hum, y por la velocidad que pueden tomar estas bicicletas hace que sea hora de probar unos exquisitos frenos a disco mecánicos. Sencillez y simpleza necesarias a la hora de la aventura lejos de todo, pero cerca de la naturaleza y del equipo de mosca”.

Podés leer más notas como esta en la revista Weekend de junio de 2019, n° 561.

Galería de imágenes

Etiquetas: Bike Bicicletas Gravel Off Road
Aldo Rivero

Aldo Rivero

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Minuto de Noticias

Actualidad en 60 segundos

Conocé los principales temas del día en este resumen informativo.

Espacio Publicitario