Viernes 23 de julio de 2021
AVENTURA | 12-04-2021 16:06

¿Copia o mejora?: así es el nuevo caza coreano que se parece demasiado al F-22

Con un diseño bastante llamativo, el KF-21 Boramae se destaca por no contar con capacidad furtiva, aunque ofrece otras capacidades propias de los aviones de quinta generación.

Corea del Sur acaba de presentar el prototipo del que será su nuevo caza de combate de quinta generación, el KF-21 Boramae. A simple vista la aeronave parece ser un calco del F-22 Raptor estadounidense, pero lo cierto es que promete ser un avión novedoso que ampliará los horizontes del mercado y de la aviación militar.

Las imágenes comparativas nos dejan ver que el Boramae (halcón, en español) no pareciera ser muy diferente al Raptor, por lo que es necesario remitirnos a los datos técnicos. Primero que nada, el caza surcoreano es más chico que su par americana, mientras que su peso máximo al despegar es de 25,5 toneladas, bastante menos que los 38 del Raptor.

Por más que ambas aeronaves sean muy similares por fuera, la gran diferencia del KF-21 es que no es un caza furtivo como sí lo es el F-22. Aun así, sus diseñadores afirman que gradualmente lo harán invisible al radar a través de posteriores versiones.

De hecho, la primera versión, el Block 1, tiene armas suspendidas sobre los pilones bajo las alas, así como cuatro misiles medio hundidos en el fuselaje. Una configuración similar se puede observar en el interceptor ruso MiG-31 y el caza estadounidense F-14 Tomcat. En las versiones siguientes está previsto que el caza surcoreano cuente con una bodega de armas cerrada para mejorar sus cualidades de furtividad.

Si hablamos de potencia, al ser una aeronave pequeña, sus motores están un poco por debajo de los cazas predominantes de quinta generación. Por el momento, los prototipos del KF-21 serán propulsados por los motores estadounidenses General Electric F-414-GE-400K.

Estos motores tienen un empuje aproximado de unos 58 kN en modo de vuelo normal y pueden generar hasta 99 kN de empuje con el posquemador, mientras que los Pratt & Whitney F119-PW-100 del F-22 generan 116 y 156 kN, respectivamente.

Si nos ponemos a hilar fino, en realidad el Boramae es un caza de generación 4+: cuarta generación, aunque con características propias de quinta, como el radar AESA de fabricación coreana, el sensor de seguimiento por infrarrojos integrado, un conjunto de interferencias electrónicas, sensores de alerta de aproximación de misiles y un importante sistema de conocimiento situacional.

La primera versión KF-21 Boramae, Block 1, será apta solo para combates aéreos, pero en las versiones posteriores se incluirá la capacidad de realizar ataques a tierra. Se estima que la aeronave empiece a producirse en serie en 2025, mientras que para 2030 Corea del Sur espera que su caza de combate sea totalmente furtivo.

 

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend