Thursday 25 de July de 2024
ARMAS | 03-07-2024 16:00

CSI: cuando la realidad supera a la ficción

Un relato pormenorizado de cómo actúan en la realidad los encargados de relevar y registrar los sitios en lo que haya ocurrido un hecho delictivo. No todo es como lo muestran en las películas y series.
Ver galería de imágenes

Todos conocemos películas y series de Hollywood que representan y muestran casos policiales de desaparecidos o hechos de homicidios, suicidios o accidentes, que son analizados y resueltos exitosamente por los expertos investigadores de una manera que parece relativamente sencilla. Pero en la práctica real no es tan así. Primero debemos tener en cuenta que, cuando se realiza una búsqueda de algo específico (o no), los investigadores y peritos deben realizar esa acción siempre abarcando de lo general a hacia lo particular. Esto significa buscar en áreas grandes para luego identificar las de menor superficie, donde puede hallarse un objeto determinado o una persona eventualmente desaparecida.
La mayoría de las veces una búsqueda formal comienza cuando alguien formula una denuncia a la autoridad competente (fuerza policial o de seguridad provincial o nacional, autoridad judicial o fiscalía). En ese momento esa autoridad debe disponer de los medios necesarios para presentarse en el lugar del hecho (si está identificado) o bien comenzar a implementar los procedimientos para buscar e intentar hallar aquello que fue objeto de denuncia.
Existen casos específicos como la búsqueda de personas, en los que las autoridades judiciales en primer término, y de acuerdo al lugar geográfico del hecho, aceleradamente podrían disponer del control urgente y estricto de rutas, autopistas y fronteras con la finalidad de evitar fugas hacia afuera del país. Contenida esta posible circunstancia, se comenzará de manera continua y en paralelo la búsqueda hacia adentro del territorio del país donde comenzó a gestarse el hecho.
Las fuerzas regulares que arriben al lugar del suceso primeramente deben tener prudencia en su accionar, poniendo orden, implementando cercos perimetrales, tomando declaración a posibles testigos, pero sin intervenir o actuar dentro de la escena del hecho o delito, salvo que suceda “in fraganti”.

Los pasos de un CSI

De todas formas, dentro de las primeras dos o tres horas deben realizarse, también, búsquedas rápidas en centros de salud, hospitales, morgues (policial o judicial), casas de abrigo para adultos o niños, etc., y paralelamente las autoridades competentes deben comenzar la búsqueda exhaustiva en el último sitio o lugar probable donde la persona fue vista por última vez, desapareció o pudo haberse perdido.  

0702_csi

Posteriormente, y de manera rápida, es fundamental que los peritos se hagan presentes y lleven a cabo un registro general y detallado del lugar, describiendo la geografía y el tipo el terreno, así como las condiciones circunstanciales climáticas. Esto se hace por medio del relato escrito, fotografía, video, dibujos y croquis. Es fundamental también obtener y adjuntar a la investigación datos de testigos presenciales y eventuales, y toda aquella información verbal o visual que pueda salir de lo común, y resulte relevante y valiosa para la causa. También deben levantarse de manera correcta todos los rastros potencialmente importantes, que serán colocados y lacrados en envases o contenedores especiales (limpios), que luego se trasladarán con seguridad y eficacia hacia los laboratorios o sedes judiciales que se determinen.
Esos primeros rastros podrán ser futuras evidencias, las que finalmente se convertirán en pruebas y serán parte fundamental de la causa. Por su importancia deben ser trasladados tomando todos los recaudos de procedimiento, conocidos como cadena de custodia. Cualquier alteración, cambio o contaminación del lugar de la escena del hecho o delito, como también el levantamiento de los eventuales rastros y posterior traslado de ese material que se someterá a peritaje, puede generar una imputación penal al personal policial regular (no expertos), a los peritos o bien a las autoridades judiciales si se comprueban fehacientemente irregularidades que demuestren que existió impericia, negligencia, dolo, etc.  

Cómo proceden los verdaderos CSI

Por otro lado, estas irregularidades mencionadas precedentemente podrían dar lugar y originar una impugnación de la pericia, pero si además se verifican otras anormalidades que se extienden a determinados puntos importantes de la causa, esta podría ser igualmente impugnada, como es el caso de realizar una o varias acciones procesales desprolijas o incorrectas, existencia de declaraciones de testigos que son diferentes y contradictorias sobre una misma circunstancia, falta, omisión, o cambio de datos fundamentales recolectados relativos al hecho que se investiga, como horarios, lugares, personas, vehículos, llamados o mensajes de celulares, etc..
Por este motivo crítico, es imprescindible y fundamental que además de que intervengan los peritos oficiales en una  causa, deban hacerlo también los que llegan a propuesta de parte junto con los abogados, con la finalidad de acompañar, controlar y eventualmente observar y cuestionar todas las pericias que la autoridad judicial ordene llevar a cabo, con la posibilidad de pedir si correspondiere, la total impugnación de la causa penal.     
Primariamente debemos hablar de un simple hecho o escena del hecho, pero a medida que avanza la investigación y si las características propias de lo ocurrido cambian y acarrean consecuencias jurídicas, se la denominará escena del hecho delictivo o escena del delito. Por lo tanto, no es correcto en el derecho y la criminalística usar el término común y corriente de escena del crimen, ya que crimen es un concepto directamente relacionado a la criminología y la sociología, al igual que el homicidio, que es incorrectamente denominado socialmente y de manera vulgar como asesinato.
Los métodos de rastrillaje más frecuentes para realizar una búsqueda amplia en una determinada zona pueden efectuarse a partir de una línea recta con una cantidad considerable de individuos ubicados paralelamente, que se mueven de manera sincronizada barriendo la zona mediante una observación minuciosa hasta un lugar predeterminado. Otro método es el radial o concéntrico, que consiste en barrer una zona circular imaginaria desde afuera hacia adentro con respecto al lugar en cuestión. Y, por último, tenemos el método tal vez menos amplio o específico que va desde un punto A hacia un punto B. 

0702_csi

El rastrillaje de búsqueda puede efectuarse a pie con hombres solamente o con unidades caninas, contando a su vez con apoyo de tecnología actual como es el mapeo satelital, los drones convencionales y los que pueden utilizar sistema de visión nocturna infrarroja (pasiva y activa), cámaras termales, etc. También existe tecnología para descubrir objetos o personas enterradas en diferentes superficies, por medio de instrumentos denominados georadares o radares de superficie, los cuales emiten ondas capaces de penetrar en el interior del terreno (tierra, cemento, arena, etc.) y que eventualmente pueden rebotar en objetos (incomunes), devolviendo automáticamente la información que hace un análisis comparativo de las diferentes densidades: Esta información puede ser interpretada por el operador técnico como anormal y generar sospechas de que existe algo debajo de la superficie que es ajeno o diferente al contexto o medio natural que lo rodea. 
Muchas veces me preguntaron si existe el crimen perfecto, a lo cual siempre respondí que no, ya que la no resolución de un hecho delictivo responde básicamente a tres factores fundamentales bien definidos: 1) la falta o deficiencia de medios técnicos-científicos, 2) la incompetencia o mala fe de los peritos y 3) el encubrimiento por parte de las autoridades competentes que intervienen.
Por último, es importante que ante una escena del delito se recuerde la frase: “El tiempo que pasa es la verdad que huye”. Por ese  motivo es imprescindible siempre y en todos los casos actuar con celeridad, de manera prudente y organizada, a fin de aumentar las posibilidades concretas de resolver positivamente lo acontecido. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Darío Raúl Chiviló

Darío Raúl Chiviló

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend