Cañón del Colca: donde el cóndor pasa

Ubicado al sur del Perú, este cañón es una de las maravillas naturales más impactantes de Sudamérica. Un camino de
cóndores y viejas iglesias lo recorre de extremo a extremo.

Por

El río Colca tiene 129 km de longitud y fluye en dirección al océano Pacífico. Gran parte de su recorrido lo hace encajonado por el Cañón, que en algunos sectores llega a tener 4.150 m de profundidad. [ Ver fotogalería ]

Me había asomado al abismo y sentía el vértigo en mis piernas. Allá abajo, muy distante, corría el río encajonado entre los altos barrancos. Un viento cálido levantaba el polvo del camino por el que había llegado hasta allí, bordeando el precipicio. “El Cañón del Colca es el lugar más grandioso que jamás haya conocido”, me dijo Luciana, mi guía, que también miraba hacia abajo el paso del río lejano. De repente, inconfundible en el cielo azul, nos empezó a sobrevolar un cóndor. Dio dos enormes vueltas y pasó muy cerca de donde estábamos, casi tanto como para poder mirarlo a los ojos. Después, lo seguí con la vista por un par de minutos, mientras descendía hacia el fondo del Cañón que a esa hora de la tarde ya estaba en sombras. Y cuando al fin ya no pude verlo más, le dije a Luciana que tenía razón, que el Colca era un lugar grandioso.

El Cañón del Colca es uno de los escenarios naturales más imponentes de Sudamérica.
Ubicado en el sur del Perú, a poco más de 150 km de la ciudad de Arequipa, es un colosal desfiladero de rocas sedimentarias en el que corre encajonado el río Colca. Por su profundidad máxima, que alcanza los 4.150 metros según las mediciones más confiables, es considerado el segundo Cañón más profundo del mundo, apenas por detrás del de Yarlung Tsangpo.

Longitud 
Aproximadamente 200 mil turistas visitan anualmente este sitio que puede ser recorrido a través de un camino que lo bordea en gran parte de sus 200 km de longitud y se inicia en Chivay, un pueblo ubicado a los pies del Nevado Mismi sobre un valle que es el prólogo inmediato del Cañón. “Luego de Chivay, el paisaje se hunde y con él también el río, que empieza a correr entre las paredes de rocas que van formando el Cañón del Colca”, me explicó Luciana mientras comenzábamos el rumbo desde Chivay.

A poco de salir llegamos a Yanque, un muy pequeño poblado ubicado sobre la margen izquierda del Colca en el que hay una pintoresca iglesia franciscana que fuera construida en el año 1690. “A lo largo de la región del Cañón del Colca hay numerosos poblados que tienen hermosas iglesias que cuentan con un estilo barroco mestizo, que fue el resultado de la síntesis de corrientes decorativas europeas y precolombinas. En su gran mayoría, estas iglesias están hechas con piedra volcánica y suelen tener valiosas pinturas en su interior”, me contó Luciana al tiempo que ingresábamos al pequeño templo de paredes blancas que está dedicado a la Inmaculada Concepción.

Nota publicada en la edición 505 de Weekend, octubre de 2014. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al tel.: (011) 4341-7820 / 0810-333-6720. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

28 de octubre de 2014

 

Un comentario en esta nota

Deja un comentario