Weekend de marzo

La edición 498 ya está en la calle. Ingresá y conocé el sumario. Mucho turismo, pesca y aventura.

Pesca

El gusto por la buena variada en San Blas. El tradicional pesquero del sur bonaerense volvió a demostrar su excelente pique y variedad de especies. Salida embarcado y los mejores puntos de costa. Por Alvarito.

Dorados del bajo Uruguay. Aguas arriba de Nueva Palmira, el río Uruguay sorprende con dorados de gran porte. Técnicas, carnadas y señuelos más rendidores. Por Julio Pollero.

Variedad bajo un mismo cielo. En un corto tramo, el río Limay Inferior ofrece truchas y carpas, y la posibilidad de realizar una pesca fina tan atractiva como exigente. Por Diego Flores.

Misiles en la albufera. Emocionante pesca de lisas en Mar Chiquita, y practicada desde un bote. Ambito de población abundante que promete en marzo una despedida a lo grande con los ejemplares de mayor tamaño. Por Wilmar Merino.

10 tips para pescar dorados con mosca. La captura de dorados con mosca sigue ganando fanáticos. Aquí damos las claves para divertirse y tener éxito: lugares, características de los ámbitos, equipos y las mejores técnicas. Por Alejandro Inzaurraga.

Claves para pescar pejerrey desde el kayak. Todos los detalles y recursos para agilizar la pesca, tanto en materia de técnicas como en el uso de los mejores elementos. Importancia del clima en esta atractiva modalidad. Por Gabriel Procaster.

Aguas de piques soñados. Paso de la Patria, Yahapé e Itá Ibaté son símbolos de los excelentes pesqueros del norte correntino. Las modalidades más rendidoras en este gran destino. Por Julio Pollero.

El camino de los récords. Un argentino en la máxima asociación de pesca del mundo. Cómo se homologan los récords. Por Néstor Saavedra.

Las Barrancas. Los primeros pejerreyes del año los capturamos a 175 kilómetros de Buenos Aires. Gran cantidad y con brazoladas de no más de 30 cm. Por Néstor Saavedra.

Náutica

Ragazza Power Boat 950. El astillero Nautiglass Yachts presentó un crucero con infinita variedad de posibilidades a la hora de personalizar el diseño interior. Dos motores fuera de borda. Detalles técnicos. Por Martín D’Elía.

Con rumbo a Florianópolis. Una travesía náutica a bordo del New Life que zarpó de Buenos Aires y recorrió Punta del Este, La Paloma y Rio Grande do Sul, hasta arribar finalmente a Florianópolis. Por Ernesto Saikin.

Velas para los jóvenes. La fecunda labor de una fundación para acercar jóvenes a la náutica, sumando un aporte distinto a la educación convencional. Por Loly Basovnik.

Amarinta 505. Una lancha ideal para paseo en familia y la práctica de deportes náuticos. Indicada para transportarla en tráiler y ser disfrutada en deltas, lagunas y otros ámbitos. Por Martín D´Elía.

Caza mayor

Claves para leer el monte. Todos los detalles para entender la brama y poder realizar una exitosa elección del ciervo que se desea abatir. Por Pablo Crespo.

Un flechazo en el pajonal. Emotiva cacería de antílope con arco en los campos abiertos de una estancia ubicada en la isla de Guaminí. Por Mateo Venesia.

Cómo elegir un coto. Los caminos para recopilar información y reducir los riesgos de fracaso a lo mínimo posible al decidirse por un establecimiento. Por Luis Festa.

Turismo

Aventura capital. Actividades, atractivos naturales y culturales, y paseos en las principales ciudades del país, para escaparse los fines de semana. Por Pablo Donadío.

Fuera de lo común. Alojamientos que salen de lo habitual: vagones y contenedores, entre otras propuestas. Por Carlos W. Albertoni.

Cabalgatas

Huellas de héroes. A caballo, revivimos la epopeya sanmartiniana en La Rioja, casi 200 años después. Una travesía de alta montaña por la inabarcable cordillera y aquel mágico escenario andino. Por Paula Mom.

Motor

Aventura compacta. El Toyota Etios Cross es la última novedad entre los autos compactos con imagen off road. Ya está disponible en la Argentina. Por Martín Egozcue.

Triple C. La transmisión del motor a la rueda es uno de los componentes más importantes de la moto y que requiere mayores cuidados. Por Alejandro Fischer.

Fin de semana

Estancias, cabañas y posadas. Otra forma de disfrutar del tiempo libre, con actividades y en plena naturaleza. Por Marcelo Ruggieri.

Aventura

A través de los volcanes. Más de 2.800 corredores de distintas partes del mundo participaron de una nueva edición del Cruce Columbia, una dura prueba a través de los fríos Andes patagónicos. Por Club de Corredores.

Luna de miel en Europa. Dos jóvenes argentinos se aventuraron a viajar en una VW Westfalia a través de 30.000 km en el Viejo Continente en un viaje inolvidable. Por Claudio Deimundo.

Bike

Visita relámpago a Gándara. Más de 90 km bajo sol ardiente, recolectando agua en estaciones abandonadas. Campamento y tormenta. Por Aldo D. Rivero.

Tecnología outdoor

Para ver más allá. Principales características de los radares. Además, aplicaciones para efectuar previsiones meteorológicas en una embarcación o en un lugar de camping. Por Alexis Burgos.

Armas

Shot Show, desfile de novedades. Las nuevas tendencias que ganan espacio en el mercado y los modelos que fueron lanzados especialmente en el encuentro de Las Vegas. Por Pablo Crespo.

Kayak

Un circuito de novela. Recorrido de 25 km a través de un arroyo del Delta, que además de ser protagonista de la famosa novela Sudeste, es un ícono de aventura para los kayakistas de todo el país. Por Patricio Redman.

Un comentario en esta nota

  1. Mi nombre es Nicolás Emiliano Trotta, mi profesión y hobbie la fotografía. En el año 2009 realicé un curso básico de fotografía en Taller Escuela La Imagen y en 2010 ingresé en la carrera de “Fotógrafo Profesional” que dicta la escuela Motivarte. Allí aprendí muchos aspectos técnicos: cómo llegar desde el manejo de la luz/luces al clima buscado, a editar y hacer el curado de mis fotografías con photoshop, entre otras cosas. Básicamente, que las cosas queden como te las imaginaste.
    Sin embargo, mi corazón pedía otra cosa. Hacer fotos de estudio me aburría, eran repetitivas, nada espontaneas ni naturales, justo eso que yo buscaba en mis fotos. Comparado con un músico, no es lo mismo tocar de partitura que zapar. A mí me gusta zapar. Por eso en el año 2012, precisamente en abril, me puse otra vez la mochila en los hombros y tomé el tren a Tucumán pero esta vez con destino a Bolivia y Perú (el norte argentino ya lo conocía del año 2008). Fue así que anduve 3 meses solo, sin celular ni mp3, ni nada de mi vida habitual más que mi cámara y la ropa que llevaba conmigo, por países hermanos donde todo, todo era distinto. Pasé por La paz, Coroico (selva alta boliviana), Copacabana, Isla del Sol, Cuzco, Abancai, Ayacucho, Huancayo (todos estos pertenecientes a la parte central y montañosa). Luego fui a la selva, hacia la frontera con Brasil. Visité La Merced, donde viví con la comunidad nativa Pampa Michi, Satipo, Puerto Ocopa, su convento y comunidad y Puerto Chata.
    En busca de horizonte me fui a Lima a ver el mar y a disfrutar de los mariscos, para luego empezar a bajar por la costa: Pisco, Paracas, Ica-Huacachina (un oasis en medio del desierto) y Arequipa.
    No estaba mi gente y todo lo que me rodeaba era desconocido. Cada vez que me sentaba en una mesa a comer me esperaban sabores nuevos. Cada vez que salía a caminar, paisajes que nunca había visto. Cuando sonaba una radio la música era nueva.
    Aprendí de gente que lleva formas de vida muy distintas, en realidades tan apartadas de la mía. Fui feliz como nunca en mi vida, es que me apasiona el no saber qué hay en la próxima cuadra ni el sabor de lo que voy a probar. Me apasiona que la gente me cuente de su vida y relacionarme con ellas, registrándolo en imágenes para compartir con los demás.
    Cuando volví a Buenos Aires a mediados de julio, ya sabía que en diciembre, junto a 3 amigos, emprenderíamos viaje por la argentina, en algún vehículo que todavía no sabíamos cual iba a ser. En esos meses juntamos plata, cada uno con su trabajo y haciendo extras los fines de semana. A fines de octubre compramos una Volkswagen Kombi y, con las chirolas que nos quedaban, el 23 de diciembre comenzó nuestro viaje. ¿El plan? Hacer música callejera en bares y restoranes a la gorra (mis amigos son músicos y, yo, cuando no hacía fotos, ayudaba en la percusión y pasaba la gorra). Realicé trabajos de fotografía para los bares donde tocábamos y otros. Luego subían las fotos a sus páginas web y redes sociales.
    Con los chicos y la kombi, apodada “La pestébola”, anduvimos por Córdoba, y luego emprendimos camino al sur. En San Martin de los Andes pasamos muchísimo tiempo, ya que ahí se rompió la dirección de la chata, y fueron sucediendo sistemáticas circunstancias que hicieron que nos vayamos quedando, incluso a pasar casi por completo el invierno. Desde nuestra llegada a San Martín, a fines de enero hasta mediados de abril, vivimos en la calle en rincones donde la policía no nos viera, ya que en más de una oportunidad nos habíamos despertado con sus suaves pataditas, tomaban nuestros datos y nos repetían que no podíamos vivir en la calle. Usábamos los baños de la terminal y de “La Anónima”, cadena de supermercados. Si nos bañábamos era gracias a gente que fuimos conociendo y que nos invitaba a pegarnos una ducha en su casa.
    Fue duro cuando pasó la temporada y el pueblo quedó vacío. Ya no había turismo, ni movida en los bares para tocar o hacer fotos. ¿En la calle? Ni un alma. Fue entonces, a mediados de abril, que conocimos a Camilo, un tipazo, carpintero y humilde, de la familia fundadora de Mamussia, la chocolatería más antigua y conocida de San Martin. Nos invitó a vivir en su casa porque ya para esas fechas empezaba el frio y la época de lluvias. Fue allí donde transcurrieron los siguientes dos meses. Sin turismo pero ahora con techo y horno comenzamos a producir panes rellenos, tartas y empanadas que les vendíamos a vecinos, amigos y gente de todo el pueblo, que almorzaba en horario de trabajo.
    Siguiendo con las mismas tareas nos mudamos a una casita en los “barrios bajos”, donde transcurrieron los últimos dos meses del viaje para algunos de los integrantes del grupo: mis amigos deciden volverse pero yo me negaba. Había pasado mucho tiempo en el sur, o, mejor dicho, en San Martín. Quería conocer algo más. Así que miré a la mujer que me acompañaba desde hacía ya unos meses, mi actual pareja, y le propuse viajar un tiempo más. Recorrimos Villa la Angostura, Bariloche, El Bolsón, Golondrinas, Lago Puelo, El Hoyo y Epuyen. Luego volvimos juntos a Buenos Aires, nueve meses después.
    Hoy acá, escribiendo esta presentación me animo y apuesto a vivir haciendo lo que amo. Los invito a dar un paseo por mi página web:
    http://ntimagen.wix.com/nicolastrotta
    Atte.
    Nicolás Trotta

Deja un comentario