Martes 11 de agosto de 2020
TURISMO | 09-12-2019 12:41

Vacaciones en Brasil: claves para disfrutar sin descuidar el bolsillo

Sus playas atraen a miles de argentinos todos los años. A pesar del tipo de cambio, los precios de la comida siguen siendo convenientes. Atención al hospedaje y el traslado.
Ver galería de imágenes

Al argentino le encanta viajar a Brasil y, siempre que pueda, en auto. Si bien el real sigue apreciándose contra el peso, las tarifas en alimentos suelen equiparse a las locales, y sólo en hospedajes y traslados se ve la diferencia.

A tener en cuenta

  • El cambio al cierre de esta edición es de 1 R$ = $ 14,45. Siempre es mejor cambiar en la Argentina o las grandes ciudades, ya que pueblos y pasos fronterizos sólo sirven para salir de apuros porque no favorece la conversión.
  • La nafta es un poco más cara que en nuestro país: R$ 4,4 ($ 63,58), lo que representa unos $ 5.000 en un viaje de 3.500 km.
  • No existe el tax-free como en Uruguay. Sólo en el free shop de los aeropuertos se pueden conseguir productos con excepción de impuestos.
  • El portal de la Embajada de Brasil en Buenos Aires ofrece respuesta a algunas preguntas frecuentes (documentación, vacunas, etc.).

0912_brasil_vacaciones

Rutas y opciones

  • De Buenos Aires a Porto Alegre, primera parada habitual, son 1.300 km, unas 15 horas que se recomiendan hacer en un solo tramo y pernoctar, para llegar el día siguiente a las playas cercanas. Se consumen alrededor de 132 litros, unos $ 6.600 en combustible. A lo que se suman peajes en Ricardo Rojas ($ 55), puente Zarate-Brazo Largo ($ 100), Colonia Elía ($ 80), Yeruá ($ 80) y Mocoretá ($ 80). Se recomiendan las rutas 12 y 14 por Entre Ríos y Corrientes hasta Uruguaiana, donde se toma la BR290, que en el tramo hasta Alegrete y de Rosario do Sul a Porto Alegre está en malas condiciones, con pozos a ambos lados, por lo que es mejor hacerla de día. Algunos eligen tomar la BR472 desde Uruguaiana al norte hasta Sao Borja para desviar en la BR297, pero tiene malas referencias por la suma de distancia y la cantidad de camiones que la transitan.
  • De Porto Alegre a Florianópolis, el destino más buscado por los argentinos, hay otros 460 km (unas cinco horas más), con un consumo de 44 litros ($ 2.900). Se llega por la BR290 hasta Osorio y allí se empalma con la famosa interbalnearia BR101, excelente en el tramo hasta Porto Belo y con sólo dos peajes de R$ 2,70 cada uno.
  • De Florianópolis en adelante, todo es alegría. Otros destinos buscados son Porto Belo y Camboriú, a unos 60 y 80 km, respectivamente (media hora, consumo de seis a ocho litros, unos $ 500).
  • El tramo siguiente suele ser hasta San Pablo, zigzagueando los balnearios por la BR101. Hay que sumar entonces 610 km (siete horas de viaje, 61 litros, unos $ 4.000).
  • De San Pablo a Río de Janeiro hay otros 362 km (4 horas de viaje) por la BR116, con un consumo de 36 litros ($ 2.400), a los que se agregan los peajes de Arujá (R$ 3,70), Guararema Norte (R$ 3,70), Jacareí (R$ 6,70), Moreira César (R$ 15,20), Itatiaia (R$ 15,20) y Viúva Graça (R$ 15,20).
  • La web del Departamento Nacional de Infra-Estrutura de Transportes (DNIT), brasileño tiene en su página una sección para consultar el estado de las rutas. Hay que seleccionar el estado/provincia y hacer clic en el nombre de la rodovia (carretera) a consultar.
  • Ruta0.com es una buena opción para ver tramos y posibilidades, aunque está desactualizada. Otra alternativa con distancias y costos de peajes es la web www.mercovia-sa.com Y si no, el casi infalible Google Maps.

0912_brasil_vacaciones

Hospedaje

Si bien la mejor oferta hotelera se consigue, por lo general, a través de Booking, Trip Advisor, Despegar, TurismoCity, Kayak, Airbnb y aplicaciones similares, varias empresas asociadas al Comité Visite Brasil pueden consultarse directamente desde: http://bit.ly/32mTA25

Costos diarios

Comer, en general, cuesta casi lo mismo que en la Argentina, salvo algunas excepciones como la pizza, cerveza y frutas. En un supermercado, el agua de 1,5 litros sale R$ 2,82 ($ 40); una docena de huevos, R$ 5,70 ($ 85); un kilo de bifes de ternera, R$ 24 ($ 360); un kilo de queso fresco, R$ 25,50 ($ 380); el kilo de tomates, R$ 5 ($ 75); el kilo de bananas, R$ 3,80 ($ 55). Las cervezas suelen ser más caras: una lata de Skol (350 ml), R$ 5 ($ 75); el chopp común unos R$ 7 ($ 100), y una pinta artesanal de 500 ml, alrededor de R$ 16 ($ 250). Por último, el transporte es más caro que en nuestro país. El boleto de bus urbano cuesta R$ 4 ($ 60), y el del metro (el de San Pablo es inmenso y conecta con gran parte de la ciudad), R$ 3,20 ($ 47).

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Donadío

Pablo Donadío

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario