Thursday 25 de July de 2024
TURISMO | 17-08-2023 07:00

Finde largo: escapada a tres reservas naturales bonaerenses

Ensenada, Moreno y Avellaneda son opciones para conocer la gran biodiversidad natural de la provincia de Buenos Aires, a menos de una hora de las grandes urbes. Allí se puede estar en contacto pleno con la naturaleza y tener un descanso garantizado.
Ver galería de imágenes

A pocos kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de La Plata, la naturaleza alcanza su máxima expresión en la gran diversidad de especies que habitan en los ecosistemas de la provincia, convirtiéndose en una excelente propuesta para visitar y aprender. A continuación enumeramos los atractivos de tres reservas naturales para visitar en el próximo finde largo de agosto:

Exuberancia ribereña

Sobre la costa del Río de la Plata, la Reserva Natural de Punta Lara, ubicada en los partidos de Ensenada y Berazategui, ocupa un total de 6.000 ha. “Se trata del área protegida que posee la mayor biodiversidad de la Provincia al representar el paisaje típico de la ribera rioplatense: juncal, matorral ribereño, pajonal, ceibal, espinal, pastizal, lagunas, cursos de  agua y selva marginal”, afirmaron sus guardaparques. En sus diferentes ambientes viven 59 anfibios; 24 reptiles; 314 aves, 34 mamíferos y unas 115 especies de mariposas diurnas.

0814_punta_lara

La creación de la reserva se comenzó a gestar en 1943, luego de la expropiación de 30 ha que pertenecían a Martín Pereyra Iraola. Seis años después, a través del decreto 18.529, las tierras quedaron bajo la órbita de la Dirección de Política Forestal y se convirtieron en Reserva Forestal. Desde entonces el espacio fue recategorizado y recibió diferentes reconocimientos: Reserva Natural Integral de la Provincia de Buenos Aires; Área Núcleo de la Reserva de Biósfera Pereyra Iraola, por la Unesco; Área Valiosa de Pastizal (AVP) por Fundación Vida Silvestre; Área de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA) por BirdLife International; y Área de Importancia para la Conservación de Murciélagos (AICOM) por el Programa de Conservación de los Murciélagos en Argentina (PCMA). 
Con el objetivo de promover el cuidado del medio ambiente, allí se lleva adelante un programa de educación ambiental destinado a estudiantes de diferentes niveles y al público en general. En el lugar se puede realizar un circuito guiado de una hora y media, que incluye el espacio de uso de educativo Los Pioneros; la sala de interpretación, el ecoespacio Las Nativas, el sendero agreste El Burrito y el mirador Los Ceibos, donde la exuberancia selvática asombra a los y las turistas. La actividad se suspende en caso de lluvia o crecida del río. También se desarrollan guiadas nocturnas, observación de flora y fauna; fotografía de naturaleza; interpretación ambiental y cicloturismo, para las que recomiendan llevar vestimenta y calzado cómodo, gorra, recipiente con agua, protector solar,  repelente de insectos, y contemplar un calzado extra o botas de goma.

0814_punta_lara

Las visitas sólo son posibles con guía profesional o guardaparques de la reserva, con punto de encuentro y horario pautado en la tranquera de ingreso Los Pioneros, avenida Almirante Brown y Arroyo Las Cañas, Punta Lara, Ensenada. El cupo máximo de los grupos es de 20-25 personas para el público en general, y de 30-35 asistentes para estudiantes con docentes acompañantes. Turnos e información oficial para confirmar o reprogramar actividades a través del correo electrónico [email protected]

Naturaleza y bienestar integral

La Reserva Municipal Los Robles, en la localidad de La Reja, partido de Moreno, invita a conectar con el silencio, el canto de las aves, el sol y el sonido del viento mientras se desarrollan clases de yoga o meditación. Tiene una superficie rectangular de 268 ha  dentro del Área Natural Protegida Dique Ingeniero Roggero, entre bosques de especies exóticas cultivadas, implantadas sobre pastizales y chilcanos. Quienes la visiten podrán observar la fauna y la vegetación a través de los distintos senderos y disfrutar en las costas del lago San Francisco y del Dique Ingeniero Roggero.
“Se contabilizaron 213 especies diferentes de aves como pitotoy chico, federal, chotoy, martín pescador, mediano e ipacaá; 20 variedades de mamíferos como carpincho, zorro gris pampeano, coipo y gato montés. También diversos tipos de anfibios y reptiles”, detallaron desde la institución. Un arboretum alberga el muestrario de gran variedad de árboles nativos regionales como espinillo, ceibo, ombú, duraznillo y pezuña de vaca; y un vivero de plantas autóctonas contribuye a lograr el equilibrio del ambiente. Los visitantes podrán disfrutar de caminatas guiadas por el bosque, los sábados y domingos a las 16:30; y durante las noches de luna llena por los senderos del Museo Muñiz, los viernes y sábados que coincidan con esta fase lunar. Inscripciones en [email protected]

0814_la_reja

Hospedarse en este sitio boscoso es una opción atractiva para quienes quieran desconectarse de la rutina. Hay cabañas y posadas con kitchenette, heladera, baño privado, ducha con agua caliente, aire acondicionado, anafe eléctrico, mesa y sillas; pileta y parrilla. Quienes prefieran opciones más agrestes podrán acampar. Reservas en [email protected], o de manera presencial en la administración de las cabañas. El sector gastronómico al aire libre ofrece menúes tradicionales y vegetarianos, los fines de semana y feriados. El resto de los días funciona la proveeduría. Por tratarse de un área natural protegida no se permite el ingreso con mascotas, ni hacer fuego en sitios no indicados, ni provocar ruidos fuertes. La estadía dependerá de las condiciones climáticas. Los Robles abre sus puertas de martes a domingo de 9 a 18. 

Oasis de calma

En el distrito de Avellaneda, ubicado a pocos kilómetros de la Capital Federal, la costa del Río de la Plata aparece como un remanso en medio de la vorágine diaria. La Eco Área Municipal, bastión de la selva marginal paranaense, comprende un área total de 145 ha, de las cuales 44 están destinadas al cuidado de la flora y la fauna nativa y local. El predio permanece abierto de martes a domingo de 9 a 18:30 y se puede recorrer mediante pasarelas divididas en senderos que se abren paso entre la vegetación selvática. Desde un gran balcón mirador, contemplar la amplitud del río es una experiencia movilizadora.

0814_avellaneda

El sector abierto a las visitas posee diferentes micro ecosistemas. El pajonal de inundación, cubierto por el agua de las lluvias. Se extiende sobre terrenos bajos, separados del río por un montículo de sedimentos conocido como albardón costero, donde crece una selva en galería similar a la de las provincias mesopotámicas. La flora es acuática y palustre porque crece en tierras húmedas o con pocos centímetros de agua, y conviven con anfibios, aves acuáticas, tortugas y varios grupos de insectos. El juncal es otro de los ambientes en el que la vegetación se mete en las aguas del Río de la Plata. Allí, las aves de la zona encuentran refugio y alimento.

0814_avellaneda

En este microecosistema habitan la cigüeña americana, la garza blanca, la garza mora, la culebra ojo de gato, la yarará, el lagarto overo, el carancho, el chimango, el cabecita negra, el sietevestidos y la tacuarita azul. Además, nacen diferentes tipos de plantas como junco, duraznillo de río, cucharero, ceibo, curupí, laurel criollo, palo amarillo, mataojo, tasi, uva del diablo, campanillas, madreselva, clavel del aire y helecho reviviscente. También crecen las exóticas: madreselva, acacia negra, ligustro y ligustrina. Entre los imperdibles que proponen figuran la plantación de nativas ribereñas, la siembra de plantas autóctonas, tareas de limpieza y recolección de residuos; y visitas guiadas bajo la luna llena.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend