miércoles 26 de febrero de 2020
02-06-2018 15:00 | TURISMO

La fiesta del solsticio en Suecia

El día en que el sol no se pone marca el comienzo del verano y todo es fiesta en el país nórdico. El Midsommar es una gran fiesta familiar de la que participan locales y visitantes. Ver galería de imágenes

Con una corona de flores en el cabello rubio platino

y túnicas plisadas, los suecos celebran el solsticio de verano. Los

amigos y familiares se juntan el día en que el sol no se pone y las

canciones y los tragos de aguardiente no parecen tener fin. Estos

son, por lo menos, los clichés usuales.

Sin embargo, cuando comienza la fiesta del solsticio en Olsnäs, hay

nubes grises y está lloviendo. Rápidamente, dos hombres traen una

gran sombrilla debajo de la cual varios músicos con sus violines,

guitarras y una armónica tocan alegres canciones populares, que en

Suecia se llaman gånglåtar.

En Olsnäs, nadie se deja desanimar por el mal tiempo. La localidad

está situada junto al lago Siljan, en la provincia central de

Dalarna, una región conocida por sus tradiciones muy arraigadas. De

Olsnäs son originarios el Caballo Dala, el símbolo de Suecia, y la

pintura roja para las casas.

En el terreno del complejo turístico Olsnäsgården hay un camping y

varias casas de vacaciones. Los alojamientos se agotan rápidamente

para el solsticio. En verano, los turistas pueden nadar y practicar

el piragüismo en el lago Siljan. También merece la pena hacer algunas

caminatas, por ejemplo por los parques nacionales Fulufjällets y

Töfsingdalens.

Para la mayoría de los suecos, el Midsommar es una gran fiesta

familiar, tan importante como la Navidad. Los niños, los padres, los

abuelos, los tíos y los amigos se reúnen para saludar, después de los

largos días oscuros de invierno, la vuelta de la luz.

Kicki Bergvist, de 52 años, tiene junto con su esposo Johan una casa

de vacaciones en Olsnäsgården, donde junto con sus hijas, amigos y

familiares celebra la fiesta del solsticio.

Kicki lleva el traje típico de Leksand: una camisa blanca, un pañuelo

floreado, un corpiño bordado, una falda negra que llega a la

pantorrilla, un delantal multicolor a rayas, medias blancas y zapatos

de cuero negros con borlas rojas. La corona de flores para la cabeza

la ha tejido junto con otras mujeres. Cuanto más flores usan, tanto más hermosa es la corona.

Varios invitados a la fiesta adornan el Midsommarstång, el tronco

del árbol del solsticio, mientras que los músicos tocan en un

pabellón. Cada localidad adorna el tronco con sus propios símbolos y

según sus tradiciones. En Olsnäs predominan los colores

amarillo, azul y blanco, así como corazones hechos de ramas de

abedules.

Antes, los suecos celebraban el solsticio siempre el 24 de junio. Sin

embargo, de acuerdo con una ley del año 1953, el solsticio siempre se

debe celebrar el sábado entre el 20 y el 26 de junio.

En la región de Dalarna, alrededor del lago Siljan, hay cada verano

más de 100 fiestas de solsticio, algunas incluso semanas después de

la fecha oficial. ¿Por qué? ”Antes, los habitantes se ayudaban

mutuamente durante la cosecha. Para que nadie se perdiera la fiesta

en su pueblo, la gente simplemente festejaba varias veces”, explica

Kicki.

Una vez que el tronco del árbol del solsticio está erguido, los

participantes en la fiestas se congregan con los músicos alrededor y

entonan la canción infantil Små grodorna (Las Ranitas). Todos

comienzan a bailar, se toman de las manos formando una larga cadena y

cantan otras canciones populares.

Durante la fiesta del solsticio, los suecos comen arenques marinados

de diferentes maneras, combinados con patatas jóvenes, eneldo, nata

agria y cebolla morada. Para beber hay cerveza y aguardiente. Muchas

familias tienen sus propias tradiciones. Por ejemplo, asan salchichas

de alce, filetes de carne y costillitas o sirven salmón frito. De

postre se ofrece muchas veces fresas con helado, crema chantilly o pastel de

bizcocho, enrollado y relleno.

En el pasado, la fiesta del solsticio era una buena oportunidad para

encontrarse con otras personas que buscaban pareja. Según la leyenda,

durante la noche del solsticio hay un ambiente mágico para las

personas enamoradas.

Información básica:

Cómo llegar: En avión a Estocolmo y en tren desde la estación en el aeropuerto a Falun. Desde allí seguir viaje en coche de alquiler a Olsnäsgården.

Alojamiento: Las cabañas situadas cerca de Olsnäsgården cuestan unos 120 euros (145 dólares) por noche. Los visitantes también pueden acampar en el complejo  turístico.

Celebrar el solsticio: Alrededor del lago Siljan hay muchas oportunidades para celebrar la fiesta, por ejemplo en las localidades de Rättvik, Leksand, Mora y Orsa. En portales como A Slice of Swedish Hospitality en Skåne o Meet the Locals, en el oeste de Suecia, pueden encontrarse los nombres de familias suecas que invitan a los turistas a celebrar la fiesta junto con ellas.

Además, el museo al aire libre Skansen en Estocolmo organiza una fiesta con música tradicional, bailes populares y un mercado de comida. También se celebra el solsticio en la isla de Sandhamm, frente a Estocolmo, donde los visitantes pueden pernoctar después de la fiesta.

Informaciones: www.visitsweden.com.

dpa

Galería de imágenes

Etiquetas: Turismo Fiesta Suecia
DPA .

DPA .

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario