Martes 28 de septiembre de 2021
TéCNICA | 17-12-2017 08:54

Remando en parejas

Cómo debe ser la coordinación de los dos remeros. Posición de ambas palas para girar el esquife. Quién debe dirigir la embarcación y por qué.
Ver galería de imágenes

En los últimos años son muchos los que eligen kayaks dobles para efectuar sus navegaciones, sobre todo cuando se trata de parejas y familias con hijos. Quién no ha invitado a un amigo/a que lo primero que nos dice es que ¡solo quiere sacar fotos en la navegación! Y esto es muy lógico porque el canotaje es sinónimo de actividad compartida. Y ni  hablar cuando en la pareja uno solo tiene la pasión por el kayak y el resignado compañero/a pone la mejor cara después de una extenuante remada de todo el día. Ahora bien, las primeras remadas en dobles pueden tornarse caóticas cuando los palistas no tienen claro el rol de cada uno dentro del cockpit, ya que en este tipo de embarcaciones existe el timonel, que navega sentado a popa y debe orientar el kayak con la pala.

Un buen timonel. Antes que nada, para impulsar estos kayaks hay que tener presente que ambos tripulantes deben trabajar en equipo al unísono. El palista de popa, que se sienta atrás, cumple las funciones de dirección y debería dar las órdenes. Para orientar el kayak se valdrá de la cuchara de la pala que colocará sobre el agua en un ángulo de 45º con el fin de doblar el kayak. Cuando la pala se ubica del lado derecho, el kayak tiende a orientarse hacia la derecha y cuando se la coloca del lado izquierdo se orienta hacia ese sector. Mientras el timonel clava la pala del lado derecho, el tripulante de proa debe remar por el lado contrario para ayudar a corregir el rumbo. Es importante tener claro que los remeros deben actuar al unísono y hacerlo de forma coordinada para que la maniobra sea más efectiva. En manos de remeros entrenados y que tengan buen dominio de la timoneada, un kayak doble supera en velocidad a uno simple.

Comportamiento del kayak. En el doble es muy importante  practicar doblar continuamente, y para ello podemos buscar un recodo del río o laguna poco transitado para efectuar varios giros en redondo, así ambos remeros observarán claramente el comportamiento del kayak. Si los dos palistas repalean hacia atrás por bandas distintas, el kayak gira en redondo sobre su eje. Este ejercicio permite visualizar la dinámica del giro y es muy útil practicarlo. Si el timonel encontrara dificultad para colocar la pala o le implica mucho desgaste físico, puede también repalear para atrás para de esta forma lograr un cambio más súbito de la dirección.

Experiencia de los palistas. Cuando alguno de los palistas no cuenta con experiencia o no tiene la fuerza necesaria como para impulsar el kayak, o bien el invitado no quiere realizar un gran esfuerzo físico, es una excelente idea emplear una embarcación doble, que permite no solo ser dirigida por un único remero, sino también usar la fuerza de un solo palista para impulsarla.

Características. Es sabido que los kayaks dobles, además, son más estables, veloces y con mejor estabilidad direccional que las embarcaciones simples a consecuencia de su mayor eslora. También, facilitan las remadas sin sobresaltos de gente sin ninguna experiencia porque el timonel, desde el cockpit de popa, se encarga de todo lo referente a la navegación casi sin ayuda de sus compañeros. Este tipo de embarcaciones resulta más marinera en condiciones de oleaje o viento, y proporcionalmente se necesita menos fuerza para impulsarla.

Orígenes. Los kayaks para varios tripulantes ya los conocían los esquimales y otras tribus canadienses. En efecto, los aleutianos empleaban baidarkas –un tipo de kayak– de dos y tres cockpits y los utilizaban en las peligrosas cacerías en mar abierto. Mientras un tripulante las dirigía, sus compañeros utilizaban sus arpones contra morsas y ballenas. Las embarcaciones dobles son más veloces que las simples porque tienen una superficie mojada o de rozamiento proporcionalmente menor. Además, resultan ideales para remar con chicos desde los cinco años, a condición de que tengan colocado obligatoriamente el chaleco salvavidas de tamaño acorde. Los menores navegan siempre en el cockpit delantero y pueden o no ayudar en la remada.

En la imagen A: mientras el palista de popa o timonel coloca la pala en el agua a 45º y efectúa una frenada, el palista de proa rema por el lado contrario para efectuar el giro del kayak. Por su parte en B: tanto el palista de popa como el de proa realizan repaleos hacia atrás por diferentes bandas y el kayak gira en redondo sobre su propio eje, maniobra muy útil para cambiar de rumbo en forma súbita.

Nota completa publicada en revista Weekend 543, diciembre 2017.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Ferro

Marcelo Ferro

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend