Viernes 23 de abril de 2021
PESCA | 29-03-2021 11:12

Semana Santa en Tandil: diferentes opciones de pesca para despuntar el vicio

La localidad serrana es un destino muy recomendable que combina una variada agenda de actividades culturales, recreativas y deportivas. Además, no faltan los tentadores piques de pejerreyes, carpas, chatas y más.
Ver galería de imágenes

Tradicional destino para hacer una escapada en esta Semana Santa que se aproxima y donde también podemos despuntar el vicio con la pesca. Desde carpas hasta pejerreyes, pasando por las combativas chanchitas y los infaltables bagres.

En un tiempo donde buscamos destinos para combinar familia y actividades al aire libre, encontramos en Tandil una gran propuesta para disfrutar una amplia y variada agenda de actividades culturales, recreativas y deportivas, aún en la situación que vive el mundo. A poco más de 350 km de la Capital Federal, un viaje express a esta ciudad serrana puede incluir la caña de pesca y programar una escapada a despuntar el vicio piscatorio.

El lago de Tandil, en plena ciudad, nos brinda la oportunidad de distintas pescas. Con diferentes harinados podemos ir por carpas, surtidos de mojarras vivas prender pejerreyes y los mosqueros pueden tentar carpas y una variada ultraliviana de chanchitas, mojarrones y dientudos, que permite mantenerlos activos sin tener que esperar a viajar muchos kilómetros.

2903_pesca

Pejerreyes

Para pescar pejerreyes, todo el contorno del lago puede darnos buenos piques. La zona de la pasarela del dique de contención, la playita del balneario o el sector de La Isla, a la que se accede por el Centro Náutico del Fuerte son de buen rinde y donde pescamos cómodamente. Cañas de 3 a 4 metros, con reeles frontales cargados de un nylon fino y aparejos de flote o fondo.

En caso de ir por las boyas, chicas y con bajadas que van de los 30 a 45 cm, y con un puntero para ganar distancia. Con plomo, bajadas de 40 a 60 cm, almeja de 30 a 40 gramos y, en ambos casos, anzuelo n° 3 de la serie 1687 o 277 de la tradicional marca noruega que rinde bien.

En cuanto a carnadas, la mojarra viva chica se lleva las palmas, aunque no descartemos un filet de dientudo bien rebajado. Prevalece el pejerrey chico, que oscila los 25 cm, pero cada tanto nos encontramos con gratas sorpresas.

2903_pesca

Carpas

Otra propuesta interesante es la pesca de carpas, que podemos tentarlas con los distintos harinados que se comercializan en la zona o la podemos hacer en forma casera, con líneas del tipo feeders o de dos anzuelos con un plomo pasante.

Entre las opciones para el fly, el plato fuerte son las citadas carpas, donde se registran capturas superiores a los 10 y 15 kilos. Estos ejemplares presentan un desafío constante desde el punto que hay que visualizarlos. Hay que observar su actitud, ver si están comiendo, si toman arriba o en el fondo, y siempre es una pesca a pez visto, lo que torna más atrapante esta modalidad.

En esta pesca si vamos tras carpines de hasta 2 kg, un equipo nº 3 o 4 es la opción más divertida. Pero con peces promedios de 3 a 4 kg (y expectativas de 6 a 8 kg) el equipo ideal es un número 6. En cuanto a moscas, mucha variedad se prueba. Desde la famosa Rivas Lodge CDC, una creación de Ernesto Lalo Alonso, la metamórfica de Sebastián Pagano, una combinación de conejo negro y dubbing oliva que paga muy bien a muchos inventos locales que se manejan sobre los mismos patrones. Facundo Menchon, el tandilense que quizás ha sacado más carpas este año, parece tener la clave de cómo pescarlas, y nos comparte buenas fotos de sus capturas.

2903_pesca

Chanchitas

Por el lado de las chanchitas o chatas, son otra especie que no se pescan, diríamos que se cazan con los ojos. Por ello es clave la elección del día, preferentemente soleado sin viento que enturbie el agua, anulando la visión y las horas con sol bien arriba son las mejores, ya que la luz baja las vuelve casi imperceptibles.

Estos ejemplares toman secas, Mini Poppers o Foam Spiders, y los mejores resultados se obtienen con ninfas, húmedas, scuds o gusanitos. Aficionados locales adeptos a esta práctica en el lago nos mostraban sus moscas que le daban buenos resultados. Muchas son creaciones de ellos, inspiraciones en sus mesas de atado o en las peñas mosqueras, y otras las clásicas Wooly Worm, Destroyer Dientudo, MOP fly y hormigas de goma eva, la mayoría atadas, según la especie a buscar, con anzuelos n° 8 a 10 o n° 14 a 18.

Al pescar ejemplares de escasos gramos, en muchas ocasiones se trata de una tarea mucho más difícil de lo que la mayoría piensa, y allí radica la magia. Si se logra tomarle la mano a esta técnica, prácticamente estamos en condiciones de tentar a cualquier trucha.

2903_pesca

Nos hablan de que el equipo ideal para estas pescas es el más liviano posible, cañas en el rango de entre número #1 al #5, los números #3 y #4 son los más versátiles. Para pescar peces tan pequeños estamos obligados a usar moscas chicas, y por ende diminutos anzuelos. Diría que para mojarras y pequeños dientudos las imitaciones de pequeñas larvas en anzuelos tamaño #18 a #20 son las más efectivas.

Liturgia y pesca, una combinación que podemos realizar en Semana Santa en un destino que no suele ser de los tops en el circuito de pesca bonaerense, pero que nos permitirá disfrutar de nuestra pasión en estos días de descanso.

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Virgilio

Jorge Virgilio

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend