Wednesday 17 de April de 2024
PESCA | 30-03-2024 09:45

Semana Santa en Mar del Plata: trofeos lejos del tumulto

A los sectores más concurridos por marplatenses y turistas, se suman puntos estratégicos que vienen rindiendo muy bien y que se ofrecen como una muy buena opción ante la llegada del último fin de semana largo de la temporada de pesca variada
Ver galería de imágenes

Son 47 kilómetros de costa los que ofrece Mar del Plata, cuya variada geografía abre un gran abanico de posibilidades para la práctica de la pesca deportiva. Por tradición, historias y costumbres, cuenta con sectores reconocidos por propios y extraños, y que congregan a la mayor parte de los pescadores. Las famosas Norte y Sur, las escolleras del centro como el Torreón o Punta Iglesias, del norte como Cardiel, Sun Rider o Camet, y zonas planas como Punta Piedras o los Molinos, sólo por citar algunos.

Sin embargo, aparecen alternativas que son igual o más rendidoras que las antes mencionadas y que –a juzgar por los resultados de la actual temporada de pesca variada– pueden ser una gran opción para esquivar el tumulto y obtener el tan buscado trofeo. Es importante remarcar que no se trata de lugares desconocidos, pero sí menos concurridos. Incluso algunos son históricos, pero que por diferentes situaciones salieron del radar del pescador a lo largo del tiempo. Otros, en cambio, aparecieron gracias a la mano del hombre.

0326_mardel

La Ruta Provincial 11 es el común denominador, porque es la que une a General Pueyrredón con los partidos de General Alvarado al sur (Miramar) y de Mar Chiquita al norte (Santa Clara del Mar). Es la que bordea toda la zona costera y transitar por ella permite ver siempre el mar a uno de los costados. Recorre caminos sinuosos, se mezcla con la costanera marplatense y es la que ofrece continuidad entre las localidades mencionadas. En pocas palabras: todos los pesqueros están a la vera de ese camino.

Para pescar bien hay que venir al sur

La zona sur de Mar del Plata es un festival de corvina rubia. La mayor cantidad y calidad aparecieron camino a Miramar. Y justo en el límite del partido, a unos 39 kilómetros, se ubica El Marquesado, un balneario antiguo en ruinas, que luego se convirtió en barrio y donde las máquinas dejaron una bajada muy cómoda a partir de la implementación de una defensa costera de piedras. Desde allí se pueden realizar lances cómodos, tiene un espacio de arena contra el acantilado y también hacia el agua cuando está la bajamar. Es también un gran pesquero en temporada de pez elefante. Ha sido de lo mejor de 2024, sin dudas.
Otro punto rendidor como pocos está en el kilómetro 530 de la mencionada ruta. Se trata de Barranca de Los Lobos, un histórico conocido por todos los pescadores pero que fue perdiendo afluencia por algunos desmoronamientos en su estructura y por varios hechos de inseguridad. Demasiado peligro. Pero poco a poco la gente volvió a elegirlo, aprovechando que gran parte de la escalera que persistió permite llegar hasta abajo en una barranca que tiene unos 15 o 20 m de altura. Su planicie rocosa permite pescar al lado del mar y es –además– uno de los mejores pesqueros de pejerrey de toda la costa. Hay profundidad y no hay enganche. Y –sobre todo– pique. Mucho.

0326_mardel

Toda esa zona ha sido lo mejor del verano en cuanto a la pesca variada. Porque además se le sumaron San Eduardo del Mar, pegado a El Marquesado; las Antenas, las escolleras de Chapadmalal (mucho pez elefante), la escollera del Balneario Luna Roja (Km 542), playa Los Acantilados, La Balconada (gran pesquero de sargos) y Playa Serena. En algunos de estos lugares sólo se puede pescar desde las 18 y hasta las 8 del día posterior, dado que la presencia de guardavidas prohíbe lances desde la arena para proteger a los bañistas.

También adentro de Mar del Plata

Ubicado al pie del Faro de Punta Mogotes aparece un frente de piedra natural que no puede verse desde la calle y que es conocido sólo por los residentes del sector. Tiene además una pequeña escollera que se construyó para trabajos del parque acuático allí emplazado, justo antes del comienzo de la conocida Arenera del Faro. Con el mar en condiciones, rinde muy bien para la corvina e incluso es un excelente pesquero de sargos debido a que sus piedras tienen mucho mejillón. Se puede acceder sin problemas a través de la bajada pública a la playa.
Otro punto histórico que volvió a tener acción es Playa Chica, ubicada en Boulevard Marítimo esquina Alberti. Se trata de una confitería abandonada que puede verse desde la avenida y que posee una planicie muy cómoda pegada al mar. Es un sector casi sin piedras en el fondo, con una de las profundidades más pronunciadas de toda la costa y que permite realizar tiros cortos. Es un gran pesquero de pejerrey escardón, sobre todo en invierno. No ha tenido la gran pesca de otros lugares, pero resulta una buena opción si se busca tranquilidad, comodidad y cercanía.

0326_mardel

Inmediatamente al lado está el Parque San Martín, que tiene debajo una rambla muy vistosa y acceso a algunas piedras muy grandes donde también se pesca muy bien. De hecho, varios metros al sur, en Patricio Peralta Ramos al 5.000, se ubica la escollera de Biología, donde está el edificio del viejo INIDEP (actual complejo La Normandina) justo frente a la Escollera Norte ,como límites de Playa Grande. Allí los resultados han sido un poco más magros, pero es cierto que la poca afluencia de pescadores no permite tener noticias frescas.

El norte es compartido

Uno de los nuevos lugares que explotó en los últimos años es el viejo emisario submarino, donde termina el Parque Camet. Allí se emplazó una pasarela metálica para realizar los trabajos de la nueva planta que funciona más adelante y que luego quedó en desuso. Nunca estuvo habilitada para la pesca y debió de ser fragmentada por Obras Sanitarias luego de que un pequeño pescador cayera al agua y se ahogara. Pero sobre el inicio de la construcción se impone un importante aglomerado de piedra, mucho más seguro y cómodo, y aquellos que lo intentaron se han encontrado con excelentes ejemplares de corvina rubia, pescadillas, rayas y pequeños tiburones gatuzos. Para todos los gustos.
Rumbo a Santa Clara del Mar, la ciudad tiene varios sectores de barrancas muy altas que volvieron a ser tenidos en cuenta porque las defensas costeras le permiten al pescador bajar al nivel del agua. Es lo que sucede donde se ubica el Grupo de Artillería de Defensa Aérea 601, en el límite del partido. Es una zona de mucho enganche, pero por ese motivo un pesquero fantástico de corvina. Siempre se intentó desde arriba, pero las obras son tan recientes que se encuentra en plena exploración. Muchos fanáticos insisten en que es el momento de probar antes de que la arena que se acumule tape los mejillones y microorganismos del lugar.

Vecinos invasores

De allí en adelante viene la pequeña trampita de la nota. Porque los mejores pesqueros, muy cómodos y rendidores, como lo son Playa Dorada, Santa Elena y Frente Mar, pertenecen al partido de Mar Chiquita. Aunque claro, para los marplatenses es como si fuera lo mismo, dado que están en el límite. Todos esos kilómetros son los mejores lugares para pescar, incluso poseen escolleras cortas donde sale muy buena variada. Algunas bajadas están habilitadas para vehículos y, como son de tierra, pueden hacerse con autos de tracción simple. Resultan realmente cómodos, con espacios de piedras planas y arena, y con menos enganche que antes. Son metros y metros de piedras, es decir, una cancha enorme para pocos pescadores. Rinde mucho mejor en la pleamar, pero en bajante se han dado buenas pescadillas. Y no necesariamente el mar tiene que estar impecable. Son lugares de visita obligada.

0326_mardel

Casi ninguna ciudad del país ofrece una gran extensión de costa con tantos accidentes geográficos como Mar del Plata. Una ciudad 100 % pescadora que tiene una fuerte población de fanáticos pero que además recibe turismo para tal fin. Y la llegada de Semana Santa es una de las últimas chances antes de la época otoñal-invernal y los primeros fríos de la zona para encontrar la captura deseada. Lo importante es que no siempre hay que optar por los lugares más conocidos y aquellos que buscan tranquilidad o son exploradores amantes de nuevas experiencias, saben que pueden descubrir un lugar distinto donde vivir momentos únicos e irrepetibles de pesca deportiva.

Galería de imágenes

En esta Nota

Diego Fernández

Diego Fernández

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend