Sábado 24 de julio de 2021
PESCA | 06-07-2021 11:41

Pescaron un esturión con lombriz en el Guazú

En una jornada destemplada donde el principal atractivo era el pejerrey, nos topamos con una increíble sorpresa, que curiosamente tiene un antecedente de hace 25 años.
Ver galería de imágenes

Hace exactamente 25 años los socios y presentes en la sede Viamonte de la Asociación Argentina de Pesca se llevaron una sorpresa mayúscula cuando uno de ellos logró izar a caña en el muelle un extraño pez que fue motivo de debate por varios días; algunos aventuraban una rara especie de escualo, otros una mutación extraña, pero al principio nadie pudo identificar que se trataba de un esturión. Más allá de los años transcurridos, un hecho similar se dio en Guazú.

El primer caso

La foto fue publicada en la revista que editaba el club, llamada Cardumen, donde se podía ver a un pez que confundía y más se aproximaba a un escualo. La imagen había sido sacada en la mesada de una cocina, donde se podía apreciar al extraño pez junto a bogas y bagres. Finalmente se pudo ubicar nuevamente al socio, ya que el original lo conservaba él y nadie había tenido la oportunidad de tomarla en el mismo muelle.

Resulta ser que hace unos días, el colega y pescador Horacio Pascuariello logró obtener uno más, porque en estos pasados 25 años han aparecido esporádicamente en distintos cursos de agua, en este caso en el Guazú… y encarnando con lombriz.

0607_pesca

La pesca desde adentro

Dejemos que él nos relate la jornada, cómo se desarrolló y las circunstancias de la captura:

Si hay algo que nos hace desafiar el clima es la pesca del pejerrey, cuanto más destemplada es la jornada, mayores las expectativas de lograr tenerlo con ganas de comer a flor de agua. De esta forma nos pertrechamos con todo lo necesario para pasar dos jornadas en el estupendo muelle del Club Guazú (excelentes instalaciones, con guardería náutica y amplio muelle), al cual accedimos a través de la invitación que nos hiciera llegar su presidente Néstor Chiappe.

Llegamos a eso de las 13 y después de tomar fuerzas con unos churrascos arrancamos, estábamos informados de la presencia de un gran cardumen que se movía por la zona, y que estaba dando satisfacciones a los aficionados que probaban suerte desde la costa o embarcados, por lo tanto, teníamos buenas expectativas, lo que no estaba en carpeta eran las sorpresas que nos esperaban.

En cuanto a la primera, por momentos tuvo ráfagas de continuos piques, en especial de una gran variedad de especies de piel, siluros en sus más diversas versiones, que hoy, y a pesar del frío, tienen su mayor exponente en los mimosos o bagres de mar que se obtienen a unos 300 o 400 metros de la costa, depositando las líneas en las profundidades del canal que llega a casi 30 metros.

Llamativamente está presente y muy activo, a decir de algunos de los parroquianos este inusual fenómeno se viene produciendo desde unos años atrás, y ahora tal vez más acentuado debido a la fuerte bajante que está sufriendo la cuenca del Paraná.

0607_pesca

No habíamos sacado nuestro primer pejerrey que las sorpresas siguieron, prendido de una lombriz y un anzuelo tal vez destinado a algún armado, asomaba un exótico pez que sembró la duda entre los presentes; ¡no lo podía creer, pero de inmediato lo identifique, era un esturión! ¿Cómo llego a 100 kilómetros de Buenos Aires un habitante del mar Caspio?

Los archivos dicen que una empresa se estableció décadas atrás en la represa de Baygorria en la República Oriental del Uruguay, con el fin de producir caviar a partir de la reproducción del esturión beluga, el pez de agua dulce más grande del mundo, el cual puede llegar a 8 metros y 2 toneladas de peso, y que por alguna razón que se desconoce ejemplares que escaparon ingresaron a nuestra cuenca.

Aunque los registros muestran que se viene produciendo el goteo de ejemplares desde años atrás, hasta ahora no está comprobada su reproducción sostenida, sin embargo, no se descarta que pueda llegar a hacerse lugar de la misma manera que otra especie invasora: la carpa.

Galería de imágenes

En esta Nota

Daniel Console

Daniel Console

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend