miércoles 26 de febrero de 2020
01-12-2015 09:49 | PESCA

Para todos los gustos

En la zona de San Nicolás pescamos una interesante variedad de especies, en la misma jornada y sin movernos demasiado. Ver galería de imágenes

Al llegar al predio del Club de Pesca San Nicolás volví a comprobar lo imponente que es el río Paraná. En un día algo nublado con vientos del este/sudeste y temperaturas de alrededor de los 25 grados, se presentaba majestuoso, con una altura de 2,50 metros, estacionario, con vientos moderados y una temperatura del agua de 20 grados. Allí nos esperaban Leandro Poggi y Gustavo Aliani. Al ingresar al predio me llamaron la atención las obras de infraestructura que está realizando el Club de Pesca San Nicolás, con nuevas guarderías náuticas, fogones y parrillas para el sector de camping. Además dispone de bajada de lanchas, con pluma y rampa, y un coqueto muelle donde los socios disfrutan del buen pique de las numerosas especies de la temporada estival.

Había viajado con Juan Pablo Funk, que llegó provisto con equipos para hacer tres pescas diferentes: dorados y surubí con carnada y señuelos, y tarariras con señuelos. Ya teníamos dos embarcaciones esperando, por lo que rápidamente las abordamos para iniciar la jornada.

Navegamos unos 40 minutos con destino a la zona de pesca, tomando por el río Paraná hasta la embocadura del arroyo Lechiguanas, para dejarlo atrás después de unos minutos de navegación y girar hacia el arroyo Barrancoso hasta el arroyo Perdido, que era el sector elegido para realizar los intentos. Mientras navegábamos, Gustavo nos iba definiendo cada una de la infinidad de aves que volaban a nuestro paso, comentándonos que cuando no pesca aprovecha para salir a observar la maravillosa fauna alada de esta región .

Dos técnicas

Como disponíamos de dos embarcaciones, practicaríamos dos formas diferentes para pescar las mismas especies: anclados o gareteando el arroyo. Usamos morenas como carnadas y empleamos cañas de no más de 2,10 m de grafito de un tramo, de acción de punta de hasta 20 libras de resistencia (1 libra: 0,453 kilos), donde colocamos reeles rotativos chicos 4.600 / 5.500 o de bajo perfil cargados con nylon 0,35 mm o multifilamento de 0,25 mm (a menor diámetro resiste más y no se estira, trasmitiendo mejor el pique). Utilizamos líderes de 40/60 libras y de 45 cm de largo, con un anzuelo 8/0 bien afilado.

Gustavo pescaría en su lancha con Juan Pablo y Bruno, gareteando por el arroyo que tiene unos 30 m de ancho y unos 7 m de profundidad. En días anteriores había llovido bastante y el agua de los campos desaguaba sobre el arroyo limpia, dándole bastante transparencia. Con las cañas armadas le ataron el líder. No se usó ningún tipo de plomo o lastre, para que no se fondeara la carnada, permitiendo que trabajara libre y natural, solamente movida por la correntada. El encarme fue morena viva presentada por el lomo de cola a cabeza, para que no pierda movilidad debajo del agua.

Atravesaron la embarcación para pescar bien cómodos, y arrojaron las líneas contra corriente aflojándole nylon para que llegaran al fondo (tener en cuenta que la lancha se desplaza más rápido que las carnadas y se aleja de ellas). Lo ideal es pescar a 30/50 m de la embarcación. Se traba el reel al llegar a esa distancia regulando la estrella para que si se tiene pique saque nylon. Sentían cómo las carnadas se desplazaban por el fondo del río esperando que algún pez las atacara. El pique se da de dos maneras diferentes: afloja el nylon o tensa la línea. En el primer caso se recoge rápidamente el nylon tratando de llegar al pez y se baja la caña clavando con un golpe seco hacia arriba, manteniendo la tensión entre la punta de la caña y el pescado. Si se tensa conviene destrabar el reel dejando que el pez coma para luego, en el momento que consideremos oportuno, trabar el reel y cañar, acercando en ambos casos la presa hacia la embarcación. En el primer garete se sacaron dos surubíes y un dorado, que a medida que lo acercaban salía del agua saltando y tratando de desprenderse del anzuelo.

Nota publicada en la edición 518 de Weekend, noviembre de 2015. Si querés adquirir el ejemplar, pedíselo a tu canillita o llamá al Tel.: (011) 5985-4224. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Galería de imágenes

Etiquetas:
Jorge Araneo

Jorge Araneo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario