Martes 2 de junio de 2020
PESCA | 30-03-2020 18:18

10 tips infalibles para elegir el pescado más fresco

No siempre el pescado que compramos es de buena calidad. Cómo saber elegirlo y que no nos engañen en el intento.
Ver galería de imágenes

Cuando decidamos preparar platos con pescado es fundamental comprar este principal ingrediente en pescaderías que gocen de buena reputación, y llegar a ellas temprano para poder elegir entre lo que queremos y no entre lo queda disponible. 

Según donde se ubique el comercio (no es lo mismo C.A.B.A. que Mar del Plata o San Martín de Los Andes), conviene preguntar cuál es la pesca del día, que será (o debiera ser) más fresca que otra que llega en camiones refrigerados.

Si no elegimos la pesca del día, preguntar si los pescados son congelados. En caso de que sí, evitemos comprarlos porque por lo general se trata de ejemplares que llevan un tiempo estibados.

Los ojos del pescado siempre deberán tener un color brillante y transparente. Evitar los pescados que tengan los ojos hundidos y opacos, principal señal que indica que ya no están frescos.

La carne del pescado es otra una señal vital para determinar su frescura: además de ser suave y brillante, cuando se la presiona suavemente siempre debe regresar a su lugar. 

El color también es importante: según la especie podrá ser blanco o rosado, pero de tono agradable. Nuestro ojo está entrenado para detectar colores insustanciales si prestamos verdadera atención.

Olor: un pescado fresco nunca debe oler fuerte, sino con un ligero aroma a mar. Si no tiene olor también estar atentos: es altamente probable que se trate de pescado viejo lavado con productos químicos para sacarle el feo aroma.

Escamas: deberán estar firmemente adheridas a la piel del pescado y ser de color brillante. 

Agallas y restos de sangre: deberán de ser rojo brillante y tener humedad, nunca estar secos ni viscosos.

Si pedimos pescado trozado en lomos/porciones lo ideal es que lo hagan en el momento. En caso de que ya estén cortados, no deberán estar decolorados ni secos.

Antes de retirarnos del local preguntar si podemos freezar el pescado recién comprado. Si nos dicen que sí es porque se trata de pescado que nunca fue freezado, lo que denota que será más fresco que sí nos dicen que no es conveniente (aunque, desde ya, siempre pueden mentirnos).

Galería de imágenes

Weekend

Weekend

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario