Monday 15 de April de 2024
INFORMATIVO | 13-02-2024 19:00

Regresaron al mar a un lobo marino de dos pelos sudamericano en San Clemente del Tuyú

Se trata de un macho juvenil que había sido encontrado por un grupo de turistas con una gran herida en su cuello que le había sido provocada por una red de pesca.

Un lobo marino macho juvenil de la especie de Dos Pelos Sudamericano (Arctocephalus australis) tuvo una segunda oportunidad de vida, tras sortear con éxito el período de rehabilitación de poco más de un mes, debido a una profunda herida que le ocasionó un fragmento de red de pesca en su cuello.

Así fue que, tras recibir el alta médico veterinaria correspondiente, finalmente, los profesionales de la Fundación Mundo Marino regresaron al mar en las playas de San Clemente del Tuyú durante la mañana del pasado lunes 5 de febrero al lobo marino que había sido rescatado el 2 de enero por profesionales de dicha fundación tras recibir el llamado de un grupo de turistas advirtiendo la presencia del animal varado en una playa ubicada entre las localidades de San Clemente y Las Toninas, a la altura del kilómetro 314, de la ruta provincial 11.

0902_lobo marino

“Al ingresarlo al Centro de Rescate observamos un animal de bajo peso, con una profunda y cortante herida en el cuello, pero con buena actitud. En ese sentido, procedimos primero a extraerle el fragmento de red de pesca que le ocasionó la herida y, luego,  comenzamos a aplicar sobre toda el área lesionada una sustancia antiséptica para limpiar y quitar todo el tejido necrosado”, explicó Juan Pablo Loureiro, médico veterinario y director técnico de Fundación Mundo Marino.

Este caso es un claro ejemplo del impacto negativo de nuestras malas acciones: la contaminación por basura, plástico y restos de redes en el océano. Con este caso de este lobito constatamos lo que nuestros descuidos provocan en los animales. Pero hoy en plena temporada también tenemos otro impacto negativo importante que es el acoso de las personas ante ejemplares sanos, como los lobos marinos, que salen a descansar, o los elefantes marinos, que salen a mudar su pelaje. Siempre recomendamos, frente a su hallazgo,  mantener una distancia prudencial, no acercarse ni intentar alimentarlos, ya que ellos están cumpliendo un comportamiento fisiológico natural”. agregó el veterinario.

0902_lobo marino

Por su parte, Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de Fundación Mundo Marino se refirió al momento en el que decidieron que el lobo marino ya estaba nuevamente en condiciones óptimas para regresar a su hábitat natural. “Los parámetros sanguíneos nos indicaron que atravesaba un cuadro infeccioso. Por eso,  le suministramos antibióticos a nivel sistémico y a nivel local para revertir ese cuadro. A medida que transcurrían los días de rehabilitación, el animal mostró buena actitud alimenticia, comiendo con ganas el pescado que le ofrecíamos. Eso , sumado a una buena actitud comportamental y a la recuperación de su masa corporal, nos mostró que ya estaba apto para volver al mar”, agregó el especialista.

“Recordemos que cuidar estas bellas criaturas es cuidar el ambiente, y a su vez cuidar nuestra salud. Sabemos que tanto la salud humana, como la ambiental, y la de estos animalitos están todas vinculadas y que los impactos que hoy en día estamos provocando en el ambiente marino tarde o temprano impactarán en nuestras vidas”, concluyó Rodríguez Heredia. 

 

También te puede interesar

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend