Sábado 24 de julio de 2021
ESPACIO | 03-03-2021 11:01

El telescopio espacial James Webb está listo para actuar

El observatorio que tendrá la misión de responder a las preguntas más enigmáticas sobre nuestro universo, acaba de completar las últimas pruebas. ¿Cuándo será lanzado?
Ver galería de imágenes

El telescopio espacial James Webb de la NASA acaba de completar las últimas pruebas de rendimiento funcional en Northrop Grumman en Redondo Beach, California. Según informó la NASA a través de su página oficial, ahora los responsables de su creación ya se están preparando para la próxima serie de hitos técnicos, que incluirá el plegado final del parasol y el despliegue del espejo, antes de enviarlo al lugar de lanzamiento.

Cuando se lance, en agosto de 2021, el telescopio espacial James Webb será el principal observatorio de ciencia espacial del mundo ya que mientras su escudo solar equivalen a una cancha de tenis,las dimensiones de su espejo primario segmentado mide 6,5 metros de diámetro.

Una vez en el espacio, Webb deberá resolver los misterios en nuestro sistema solar, verá más allá de mundos distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y orígenes de nuestro universo y nuestro lugar en él.

0302_telescopiowebb

Asimismo, el telescopio podrá caracterizar tanto la composición mineralógica como química de las atmósferas de los exoplanetas y, en el campo de la cosmología, se espera que sea capaz de detectar la luz de las primeras estrellas, formadas unos 400 millones de años después del Big Bang.

Las últimas pruebas del James Webb

Una vez finalizadas las pruebas ambientales, el equipo de técnicos y de ingenieros de la NASA llevó a cabo otra prueba integral de sistemas con el objetivo de comparar los datos entre las dos. Así, tras examinar a fondo los datos, confirmaron que el observatorio no tendrá inconvenientes en sobrevivir tanto mecánica como electrónicamente a la dureza del lanzamiento.

A  lo largo de 17 días consecutivos de pruebas de sistemas, los técnicos encendieron todos los diversos componentes eléctricos de Webb instalados en el observatorio y recorrieron sus operaciones planificadas para asegurarse de que cada uno funcionaba correctamente y se comunicaban entre sí.

Tras la finalización de la evaluación final integral de los sistemas de Webb, los especialistas arrancaron con la prueba final de segmentos terrestres durante la cual el observatorio se trató como si estuviera en órbita a 1.00.000 de millas de distancia.

0302_telescopiowebb

Para llevar a cabo ese trabajo, el Equipo de Operaciones de Vuelo conectó la nave espacial a la Red del Espacio Profundo, una matriz internacional de antenas de radio gigantes que la NASA utiliza para comunicarse con sus naves espaciales.

 Sin embargo, dado que Webb aún no está en el espacio, se utilizó un equipo especial para emular el enlace de radio real que existirá entre Webb y DSN cuando Webb esté en órbita. Posteriormente,  los comandos se transmitieron a través del emulador de DSN al observatorio en Northrop Grumman.

Según los científicos “cuando Webb esté en el espacio, los comandos fluirán desde STScI a una de las tres ubicaciones de la DSN: Goldstone, California; Madrid, España; o Canberra, Australia”. Además, tanto la red de satélites de seguimiento y de retransmisión de datos de la NASA, como la red espacial en Nuevo México, la estación Malindi de la Agencia Espacial Europea en Kenia y el Centro Europeo de Operaciones Espaciales en Alemania ayudarán a mantener abierta una línea de comunicación constante con Webb.

 Webb es un programa internacional dirigido por la NASA con sus socios, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend