jueves 9 de abril de 2020
16-01-2020 16:52 | EQUIPOS

Mochilas estancas, la mejor forma de proteger el equipo del agua

Son un complemento ideal en toda salida. Plegadas casi no ocupan lugar y en caso de necesidad aíslan nuestras pertenencias de la humedad y el polvo. Ver galería de imágenes

Si planeamos aventurarnos por sendas off-road o embarrarnos hasta el pecho cuando la situación lo requiera, entonces tenemos que convertirnos en especialistas de mochilas y bolsas estancas, ya que nos permitirán mantener las pertenencias secas y a resguardo del agua. En resumen, son medios de transporte de equipos absolutamente impermeables, incluso capaces de flotar en el agua sin que una gota penetre en su interior. Ideales para adentrarnos en montañas húmedas, remar en kayak y efectuar travesías náuticas porque, entre otras cosas, mantendrán seca nuestra ropa y electrónica. Basta solo pensar qué pasaría con el celular o GPS si cruzando un río tuviésemos una mochila estándar de travesía.

¿Impermeables o estancas?

¿Cuál es la diferencia? Las impermeables pueden soportar muy bien una lluvia e incluso hasta un gran aguacero. Pero las segundas van por más: permiten zambullirse en el agua sin filtraciones de humedad. Y, ¿por qué es así? Porque están fabricadas con nylon o poliéster –las más simples–, y con PVC –las más resistentes–. La clave está en que cuanto más gruesa sea la pared, mayor será su tiempo de vida útil, pero también más dura su flexibilidad, ya que los pliegues y dobleces serán menos dóciles. Para lograr este completo aislamiento, los módulos estancos poseen costuras termoselladas y soldadas con alta frecuencia e, incluso, hay modelos sin costuras que poseen un sistema de sellado de dos vías.

1601_mochilas_estancas

Para que cumplan su función a la perfección en caso de arrojarlas al agua, solo hay que tener en cuenta que, en general, la boca de las bolsas estancas (pueden venir con cierre de compresión o con traba de hebilla) no cierra completamente, con lo cual la forma ideal de llevarlas es en posición vertical y/o con el cierre hacia afuera del medio acuático. Estos equipos de transporte resisten bien, pero no son sumergibles como otros diseñados específicamente para determinada función (cámaras o celulares, por ejemplo), que sí pueden meterse bajo el agua. De ahí que los presentados en esta nota resultan ideales para pesca, kayak, remo, canotaje, trekking, surf y snowboard, entre otras actividades. Pero no solo eso: también son el complemento ideal en travesías o salidas de corta o larga duración al aire libre donde se necesite resguardar elementos sin importar el clima (por ejemplo, la playa, donde protegen de la arena y de una repentina lluvia).

¿Bolsa o mochila?

A la hora de elegir el modelo debemos tener en cuenta para qué lo usaremos. Muchas bolsas pequeñas pueden ayudarnos a ordenar mejor el contenido que una sola bolsa grande. Y en largas travesías esto puede ser fundamental, sobre todo a la hora de tener que afrontar situaciones de supervivencia avanzada. Aunque claro, no solamente debemos pensar en tener todo ordenado: una buena mochila con gran capacidad de volumen es algo muy cómodo donde poder llevar nuestros elementos. Todo lo que ingrese en ella estará protegido del agua y nos permitirá tener las manos libres para poder maniobrar en las situaciones que sean requeridas, más aún en emergencias. De ahí que la elección dependerá de la actividad: a bordo de una embarcación es probable que las bolsas resulten más cómodas. Mientras que en un trekking lo será una mochila. Entonces, mejor considerar la o las compra/s como una buena inversión antes que como un gasto más.

1601_mochilas_estancas

Para finalizar, repasaremos algunos de los usos que se le pueden dar a las bolsas estancas, aunque vale tener en cuenta que siempre aparece alguna persona ingeniosa con una nueva idea: transporte de equipos y/o ropa, flotador de emergencia, almohadón aislante; balde para lavar ropa, transportar agua, carnadas o realizar primeros auxilios (por ejemplo, con agua tibia para combatir un principio de congelamiento); asiento, almohada, boya de señalización, ancla para kayak o nieve, anclaje de carpas en terrenos blandos (se rellena de nieve o arena y se entierra; el viento de la carpa se engancha en la hebilla de la bolsa estanca), señalización en un rescate... Seguramente hay muchos más. ¿Cuál será el tuyo?

Por: Fabián Duca

Galería de imágenes

Etiquetas: Equipos Mochilas Bolsas Agua

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario