Lunes 28 de noviembre de 2022
4X4 | 16-10-2022 15:00

Bidones de combustible: claves para elegirlos

En el mercado hay muchas marcas y modelos, pero no todos cumplen con los requisitos. Cómo elegir el correcto. Código de colores y precauciones de uso.

En travesías 4x4 es frecuente el acarreo y uso de bidones. Sin embargo, no todos conocemos los detalles de elección de los modelos de alta calidad. Por eso, entrevistamos a Damián Vecino (gerente general de Vecher) y a Josefina Bianchi (gerente de marketing), quienes están al frente de Driven, una de las marcas más importantes del mercado argentino en esta materia.

“Una de las características de los buenos bidones –explica Vecino– es el material con el que están fabricados, que debe ser polietileno de alta densidad con protección UV, que resiste la expansión y contracción (los metálicos no se usan más porque se oxidan y las impurezas pasan al tanque de combustible).

0410_tanques_combustible_gran_capacidad

En segundo lugar, que entre sus componentes tengan uno antiestático. Y, finalmente, que no se degraden porque, de lo contario, esos residuos contaminarán el combustible”. A todo esto es fundamental que sumen un pico surtidor con venteo de dos canales: uno para que fluya el combustible y el otro para el aire, lo que evitará derrames. También una traba de seguridad que proteja de la apertura indebida (por ejemplo, la efectuada por niños). Y un o’ring de nitrilo en la tapa, material que no se reseca ni degrada, genera la hermeticidad requerida, y evita la emanación de gases y sus consecuentes olores.

Si bien en la Argentina no se exigen varias de estas características para la homologación, sí son requeridas a nivel internacional, de hecho Driven exporta a Uruguay y Paraguay, y trabaja con petroleras que demandan estas normas ASTM (Sociedad Americana para Pruebas y Materiales, por sus siglas en inglés).

Qué pasa con el calor y el frío

“Si el bidón queda al sol va a ser inevitable que se hinche –continúa Vecino–, pero si el material es de calidad esos gases no se escaparán. Lo que ocurrirá es que, ante un cambio brusco de temperatura (del calor al frío), las paredes volverán a su forma original. En ambos casos lo fundamental es que el pico no de deforme, de lo contrario podría provocarse contaminación del combustible con agua o polvo, y/o derrame del fluido”. 

En cuanto a los colores, la reglamentación no es estricta, pero sí hay unas prácticas estandarizadas: rojo para nafta; amarillo, diésel; y verde militar para lo que uno desee, etiquetando adecuadamente para no equivocarse.

0410_tanques_combustible_gran_capacidad

Y si pensamos en formatos, están los clásicos de base ancha y los extrachatos que se pueden apilar y encastrar. Pero atención: “Por normas de seguridad –agrega Bianchi– la carga máxima de estos bidones no puede sobrepasar los 20 litros (léase: 20 kg), peso límite para una óptima manipulación y para no generarse daño físico durante la maniobra”.

A modo de cierre, dos consejos: no dejar durante muchos días los bidones llenos de combustible, porque éste se degrada y pierde sus propiedades, más aún si están expuestos al sol. Y si necesitamos lavarlos porque dudamos de lo que hay o hubo en su interior, hacerlo con combustible nuevo y escurrirlos boca abajo. De esta manera durarán años.

Advertencias en la manipulación de bidones

0410_tanques_combustible_gran_capacidad

  • Asegurarse no estar cerca de vehículos en marcha.
  • Los vapores y/o líquidos combustibles son altamente inflamables, incluso ante situaciones de electricidad estática.
  • Colocar siempre el bidón en tierra firme durante la carga. Nunca llenarlo en el interior del vehículo.
  • Rechazar terminantemente la carga de combustible si el elemento surtidor no tiene el largo suficiente para llegar al fondo del bidón.
  • No exponer el bidón a motores, calentadores, chispas, llamas, estufas ni otras fuentes de ignición o calor.
  • Mantenerlo bien cerrado.
  • Utilizar y guardar el bidón en áreas altamente ventiladas. No hacerlo en vehículos, viviendas o lugares cerrados.
  • Mantenerlos fuera del alcance de los niños.
  • Ante derrames, enjuagar la zona con abundante agua.

En esta Nota

Verónica Romaña

Verónica Romaña

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend