Sunday 3 de March de 2024
TURISMO | 14-09-2023 07:11

Salvador de Bahía: playas paradisíacas y fuerte cultura afro

Esta ciudad del noreste de Brasil, de aguas cálidas y cristalinas donde el sonido de los tambores baja de las palmeras, ya está lista para recibir a los turistas de cara al verano.
Ver galería de imágenes

Horas antes de partir revisé qué temperatura habría en mi destino durante los próximos seis días: 22 a 27 ºC. Mejor imposible. Así que cargué la valija con algo de ropa y mucha expectativa. El lugar de destino: Salvador de Bahía, en el noreste de Brasil.

0908

Luego de algo más de cuatro horas en un vuelo directo de Aerolíneas Argentinas que partió desde el Aeroparque Jorge Newbery, llegamos de noche al aeropuerto de Salvador, Luís Eduardo Magalhaes. Allí nos esperaban Pablo, de Embratur (turismo de Brasil); Tony, guía de Salvador, y Leo, un argentino de Avellaneda e hincha de Independiente como yo, quien iba a estar al timón de esta experiencia. Durante la cena se planificaron las actividades del día siguiente.

0908

Morro de San Pablo

Desayunamos temprano, ya que a las 9.30 una avioneta nos esperaba en el aeropuerto para llevarnos al Morro de San Pablo, ubicado en la isla de Tinharé, a sólo 60 km de Salvador, en el municipio de Cairu. Hay varias maneras de llegar, pero la nuestra era la más emocionante: el vuelo duró unos 20 minutos y, una vez aterrizados nos recibieron Cintia y Lena, de la secretaría de turismo de Cairu. Hacía mucho calor, pero con extrema habilidad un joven hizo un hueco en un enorme coco y nos dio a beber el agua de su interior, que estaba bien helada. Cargamos las maletas en una camioneta y en cinco minutos estuvimos en el hotel. Ya registrados, salimos a recorrer este pequeño paraíso, el más visitado de Bahía, con playas increíbles de aguas transparentes, excelente gastronomía, buenos comercios y mucha vida nocturna. También hay paseos en cuatriciclo y en lancha, senderos de arena para andar en bicicleta o disfrutar de la tirolesa más larga de Brasil, que luego de 350 metros termina con un chapuzón en el mar. La gastronomía aquí es muy buena, la mayoría de los platos se hacen en base a los frutos del mar: pulpo, langostinos, cangrejos y la pesca del día, todo acompañado con los infaltables arroz y farofa.

0908

Cintia comenta que el Morro se divide en cinco playas, numeradas del 1 al 5. La primera es básicamente donde van los locales; la segunda (que es en la que nos hospedamos) resulta la más popular entre los turistas por sus 400 m de arena blanca y un mar tranquilo; además cuenta con muchos bares y restaurantes para disfrutar tanto de día como de noche. Por la tarde se ofrece un paseo hacia el fuerte Tapirandu, construido en 1637, con una muralla de 688 m y sus cañones apuntando a un mar en el que, a lo lejos, se pueden ver los saltos acrobáticos de los delfines.

Amanecer lluvioso

0908

Estábamos avisados de que estábamos en época de lluvia en esta zona de Brasil y así amaneció el segundo día. El plan era visitar primero Cairu y luego Galeao, así que partimos en una lancha rápida desde el puerto del Morro de San Pablo que, tras 40 minutos nos dejó en Cairu. Allí nos recibió el secretario de turismo acompañado por tres lugareños con vestimentas típicas y con una especie de güiros en sus manos haciendo música con ritmo afro. Este rito se realiza habitualmente en honor a los reyes que huyeron de Africa buscando refugio en estas islas. Aquí funciona la municipalidad del archipiélago, donde viven entre 18 y 20.000 personas. En el city tour visitamos el monasterio de San Francisco y la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, patrona de Cairu, de 1608 y que fue reformada para abrirla al turismo. Tras la recorrida nos volvimos a embarcar hacia el próximo destino.

0908

Cultura quilombola

En Galeao predomina la comunidad quilombola. Para entender quiénes son y su origen, empecemos por decir que la característica principal de esta comunidad es que se instalan en lugares aislados y cercanos a la naturaleza. Se calcula que más de 4,5 millones de esclavos africanos fueron trasladados a las costas de Brasil entre 1530 y 1888, año en que se abolió la esclavitud. Muchos de ellos escaparon y formaron estas comunidades, símbolo de la lucha contra la esclavitud y los derechos de los afrodescendientes.

0908

Ni bien llegamos nos recibió José dos Santos, dueño de una pequeña fábrica de escobas cuya materia prima es la piasava que se extrae de una palmera llamada Attalea funifera. Con ellas se hacen desde escobas a techos de paja y, según explicó José, este producto tiene tanta importancia económica como la pesca para los habitantes de esta ciudad. El almuerzo fue con frutos de mar de la zona mientras a la distancia se podía escuchar algo así como una batucada. Decenas de mujeres con hermosos vestidos blancos y niños con vestimentas típicas venían por las calles bailando y cantando al ritmo de los tambores. Este tipo de celebración sólo se hace dos veces al año, pero en honor a nuestra visita hicieron una excepción. Fue realmente emocionante.

Pelourinho, casco histórico

0908

Salvador da Bahía de Todos los Santos fue la capital de Brasil entre 1549 y 1763, y la entrada a América de la mayor cantidad de esclavos que llegaron desde Africa. Pelourinho, su casco histórico, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Es una zona de estilo colonial que cuenta con innumerables comercios e iglesias, entre ellas se destaca la de San Francisco, de 1720, la más rica de todo Brasil. Tardaron 40 años en construirla: 12 para levantarla y 28 para decorarla con más de 800 kilos oro. Desde la plaza donde se encuentra la casa (hoy fundación) del escritor Jorge Amado, hay una bella vista de la Bahía de Todos los Santos. Entre este lugar en la parte de arriba de la ciudad y el Mercado Modelo abajo, está el Elevador Lacerna que tiene una altura de 72 m y puede transportar hasta 25 personas por vez, de manera gratuita.

A pura música

0908

El recorrido por Pelourinho continuó, y así visitamos el Museo y la Ciudad de la Música. El primero se inauguró en 2018, es muy moderno y en su interior se pueden ver pequeñas maquetas, máscaras y videos de distintos carnavales que, según los lugareños, son más convocantes que el de Rio. Se calcula que lo festejan más de tres millones de personas cada año. La Ciudad de la Música, por su parte, cuenta con distintas cabinas con buena acústica donde la gente se divierte haciendo karaoke. Allí un joven músico nos deleitó tocando una docena de instrumentos de todo tipo, haciendo que nuestras piernas se movieran solas. En este devenir es importante destacar que de Bahía surgieron celebridades de la música como María Bethania, Gilberto Gil, Caetano Veloso y Gal Costa.

Comunidad candomblé

0908

Salvador de Bahía es la capital Afro. Por eso fuimos a conocer la comunidad candomblé, culto que, al igual que los quilombolas, nació entre los esclavos africanos. Para ello visitamos el templo Vodun Kwe To Zo, en la región de Cajazeiras, donde fuimos recibidos, como no podía ser de otra manera, al ritmo de los tambores. Luego de un almuerzo típico, bendecido por la Santa Madre (jefa espiritual del lugar), disfrutamos de una visita guiada por un sendero ecocultural en el área verde del patio. En el lugar hay tres habitaciones destinadas a quienes quieran experimentar la cultura candomblé durante un fin de semana. Para finalizar el recorrido llegamos hasta la piedra sagrada de Xangó cuya energía –según el guía– está conectada con el templo. Alrededor de ella se podían ver algunas ofrendas (foto abajo).

0908

Destino final

0908

El último día se presentó soleado. En una lancha rápida partimos desde el puerto de Salvador y, luego de 40 minutos de navegación por la Bahía de todos los Santos, llegamos a la Isla de los Frailes. Hermoso y exclusivo lugar con una pequeña playa, un operador de buceo, algunos comercios y varios restaurantes. Allí comimos en Petra, un exquisito lugar que también ofrece bellas cabañas para dos personas, cuyos precios van desde 600 reales en temporada baja hasta 1.200 en la alta.

0908

Regresando a Salvador en la misma lancha fuimos escoltados por un ballena. Toni nos comentó que en esta época del año vienen aquí a tener sus crías. Y si algo nos faltaba, cuando descendimos visitamos el fuerte de São Diogo, que se encuentra en la base de la iglesia de Santo Antonio, con vistas a la playa céntrica de Porto da Barra. Fue cosntruído en 1609 y tenía como objetivo impedir el desembarco de piratería al sur de la ciudad. Hay un eslogan de un conocido shopping que dice: “Lo imporante no es que vengas, sino que vuelvas”. Salvador de Bahía es, definitivamente, un lugar para volver.

COSTOS PARA TENER EN CUENTA

0908

  • Cómo llegar a Moro de San Pablo: se puede hacer por barco, son unas 3 horas y el costo es de 140 reales. En Catamarán, son 2,30 hs y el costo es de 150 reales. Otra opción es semiterrestre (parte en micro y parte en lancha), también son unas 3 horas y el costo ronda los 270 reales. En avioneta, el viaje es de 20 minutos y su valor va de 300 a 1.500 reales, depende de la temporada.
  • Lancha desde Morro de San Pablo a Cairu: son 30 minutos y cuesta 35 reales.
  • Desde Salvador a Isla de los Frailes: lancha rápida (30 minutos) para 10 personas 2.800 reales. Barco (3 horas) 80 reales saliendo del puerto o 150 reales con transfer desde el hotel.

MAPA DE LA ZONA

0908

  • Ubicación: con más de 14 millones de habitantes, es la tercera ciudad más populosa del noreste y la séptima del país.   
  • Cómo llegar: Aerolíneas Argentinas tiene un vuelo directo desde Aeroparque a partir de $ 500.000.
  • Dónde hospedarse: En Salvador, Hotel Fera Palace, 5 estrellas. Habitaciones de 18 m² y excelente desayuno. En Morro de San Pablo: Hotel Aqua by Sambas, 4 estrellas frente al mar.
  • El clima: es cálido durante todo el año, va de 19 a 26 ºC; en verano llega a 30 ºC.
  • Dinero:  1 dólar equivale a 5 reales.
  • Contactos en Instagram: @embraturbrasil @visitbrasil @sebrae
Gustavo Kazin

Gustavo Kazin

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend