miércoles 29 de enero de 2020
13-12-2019 12:22 | TURISMO

Madagascar: lémures y mucho más

No sólo es una de las islas con mayor belleza natural y exótica del mundo, sino que es también la más antigua y en su interior alberga una reliquia que muy pocos conocen: Grand Tsingy o Bosque de Piedra formado por 600 m2 de piedras calizas puntiagudas. Ver galería de imágenes

A mil kilómetros de la costa sureste africana, Madagascar emerge en el medio del Océano Índico como la cuarta isla más grande del mundo. Se calcula que se convirtió en isla hace unos 80-100 millones de años, al separarse del subcontinente indio, lo que también la convierte en la más antigua de la que se tenga registro.

Con más de 584 mil km2, tiene una población estimada en 25 millones de personas y una mezcla de etnias, lenguas y religiones bastante llamativa teniendo en cuenta su aislamiento. El idioma oficial es el malgache y el francés es el segundo. Según la ONU, figura como uno de los países menos desarrollados del mundo, con una economía que se basa en la agricultura, la silvicultura y el ecoturismo.

1213_

El 80% de las especies son endémicas. De allí vienen los famosos lémures (¡hay 72 variedades!), la tortuga araña, la boa de Madagascar y el baobab, para mencionar algunas. Tiene montañas, playas de coral, bosques, lagos, cascadas y 19 parques nacionales. Uno de ellos, el Parque nacional Tsingy de Bemaraha, esconde una joya arqueológica que ha sido poco difundida a nivel turístico. Se trata de Grand Tsingy, o Bosque de Piedra, un bosque de 600 m2 formado por rocas calizas puntiagudas, que parecen casi talladas por la erosión del agua y el viento. Algunas llegan a los 80 metros de altura creando un escenario mágico, pero imposible de transitar para el ser humano. De hecho, su nombre significa “donde no se puede caminar descalzo”, en malgache.

Según estimaciones de la NASA, esta maravilla del mundo comenzó a formarse hace unos 200 millones de años, cuando las capas de calcita en el fondo de una laguna formaron un lecho de piedra caliza que se fue elevando a causa del movimiento de las placas tectónicas. Al mismo tiempo, el nivel del mar bajó en la edad de hielo del Pleistoceno, lo que hizo que la caliza quedara aún más expuesta.

1312_bosque

Además, el parque alberga 376 especies animales y 830 variedad de plantas. En 1990, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad y un año después también lo incluyó en el Patrimonio de la Cultura Nacional. Se sitúa en la región central de Melaky, al oeste de Madagascar y ocupa 157 ha. Se puede visitar sólo entre abril y principios de noviembre, que es la época seca, ya que cierra al público cuando llegan las lluvias.

Se recomienda ir en camioneta 4x4 e ingresar a primera hora, que hay menos gente y el sol no molesta tanto. Son 3 km de recorrido a pie, incluyendo un puente colgante (no recomendable para los que sufren de vértigo). Si bien cualquiera puede hacer el trayecto, puede ser cansador para alguien que no está acostumbrado a la actividad física. La entrada para adultos extranjeros sale 55.000 AR (unos 15 dólares) y está abierto todos los días de 6.30 a 16.30. Se puede contratar un tour guiado.

Galería de imágenes

Etiquetas: Madagascar Africa Isla Lémures La Tortuga Araña Boa De Madagascar Baobab Montañas Playas De Coral Bosques Lagos Cascadas Parques Nacionales
Noelia Fraguela

Noelia Fraguela

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario