Sábado 15 de mayo de 2021
TURISMO | 23-02-2021 07:24

De safari fotográfico en Kenia: para ver jirafas, elefantes y órix de cerca

La propuesta incluye salida acompañada desde la Argentina, guía de habla hispana y alojamiento en lodges ubicados dentro de los parques nacionales africanos. Toda una aventura.
Ver galería de imágenes

Africa siempre intriga y genera deseos de conocer sus secretos. Y más cuando la propuesta es un safari (fotográfico, por supuesto) en Kenia, el atractivo se multiplica por la posibilidad de observar a animales en su hábitat natural. El país permite el ingreso de viajeros procedentes de otros países.

Y más si se trata de una salida grupal acompañada desde la Argentina, con todo incluido (excepto las propinas y bebidas), por lo que no hace falta llevar mucho dinero. La moneda local es el Chelín keniano y recomiendan cambiar a moneda local unos U$S 150, además de que aceptan también tarjetas de crédito. No hace falta tener un estado físico óptimo para hacer este tipo de viajes y da para ir en familia. 

Las autoridades migratorias del país requieren a los ciudadanos argentinos la presentación de pasaporte válido (con vencimiento de al menos seis meses posteriores a la fecha de finalización de la estadía) y un visado que puede ser obtenido con al arribar en el Aeropuerto Internacional de Nairobi y tiene un valor de U$S 50. Sin embargo, los organizadores recomiendan sacarlo antes por el horario en que llega el vuelo desde la Argentina (vía San Pablo): 1 y media de la madrugada. Y son unas 36 horas de viaje.

0222_kenia2

La única vacuna obligatoria aquí es la de la fiebre amarilla y también se puede tener la profilaxis de la malaria, pero no es requerida por las autoridades. Por tratarse de un país ubicado en la zona del Ecuador se recomienda el uso de sombrero y protección solar, pues el sol quema bastante. Por otro lado, no hay cambios bruscos de temperatura: 25 °C durante el día y por la noche cae unos 10 grados. Hay zonas del recorrido, como los montes Ardales, que están más altos y puede estar más fresco, por lo que se sugiere llevar una campera polar.

Cebras, gravys y órix

En el territorio de Kenia hay 45 parques nacionales y en esta propuesta se visitan los más importantes, partiendo de Nairobi, ciudad con cuatro millones de habitantes. Los safaris no son repetitivos porque cada parque tiene cosas diferentes, animales, clima y hasta hay uno pasivo, de mera observación. De todos modos, la actividad se hace en vehículos 4x4, con la única excepción del traslado en la ciudad. El resto del tiempo se anda en Land Cruiser con techo corredizo y una capacidad máxima de seis personas, asistidas por un guía de habla hispana.

Luego de arribar a la capital duermen en un hotel cerca del aeropuerto porque a las 7 am se parte hacia el parque nacional de Samburu, que es el que está más lejos; a unas siete horas (ideal para seguir durmiendo). Es el mejor para hacer safari porque un desierto separa a Kenya de sus vecinos, y es cruzado por un río al que se acercan los animales. Se podrán observar jirafas, cebras, gravys y el fantástico órix, que solo se ve en paisajes muy desérticos. Aquí se alojan en el Samburu Sopa Lodge que está dentro del parque y tiene lagunas cerca que permiten ver a los animales cuando se acercan a tomar agua. Las habitaciones son muy espaciosas.

0222_kenia

El segundo día van al parque nacional de Aberdare, con picos de 3.000 msnm, al límite del Gran Valle del Rift, y se alojan en el Aberdare Country Club, donde se pueden probar carnes exóticas como de kudu e impala. Aquí se hace un safari pasivo contemplando a los animales desde el alojamiento (las habitaciones dan hacia el lago). Tienen un sistema de timbres para avisar que se acercaron los animales para verlos desde un bunker en la parte de abajo para tomar fotos sin invadirlos. En el lago Nakuru hay flamencos y rinocerontes blanco y negro.

Los masai y las jirafas

Posteriormente se viaja al parque nacional Masai Mara para ver manadas de elefantes y todo tipo de animales en esta extensión del de Serengueti. Aquí se alojan en otro Sopa Lodge, hacen un gran safari fotográfico y tiene como opcional visitar los masai (con un cargo extra de U$S 40) para conocer cómo viven.

0222_kenia2

Al día siguiente se puede hacer otro safari al amanecer, antes del desayuno (se lo toma a la vuelta), de tres horas y uno por la tarde, u optar por un safari de día completo al parque (con luch box para el almuerzo). El complemento es una experiencia rústica: cena en la sabana llamada Mush Dinner, en un espacio al aire libre al que se va en 4x4 y se pueden ver animales en la ruta y disfrutar de la visión nocturna del área. A la mañana siguiente se hace el último safari y se vuelve a Nairobi. Llegan para el almuerzo y tienen la tarde libre. Como se alojan en el centro de la ciudad (en el Savanna Hotel), pueden visitar como opcionales el museo de Karen Blixen (cuyo pseudónimo literario es Isak Dinesen). Allí se rodó la película Africa mía y todo está tal cual como cuando vivía la escritora; hay jirafas como la Rothschild que está en peligro de extinción. Se le puede dar de comer y acariciarlas.

Al día siguiente se visita el parque nacional Amboseli, que tiene vistas al Kilimanjaro, donde también se duerme para partir por la mañana de regreso a Nairobi para visitar el mercado de artesanías, donde el regateo es moneda corriente. Además, los organizadores dan como opción terminar con una extensión a Zanzíbar para conocer sus fabulosas playas.

0222_kenia2

Información

  • Precio: U$S 4.015 para la salida grupal por persona en hab. doble. Los paquetes son en dólares, los que paguen en pesos tienen que sumarle el 30 % del impuesto PAIS más el 35 % a las compras en moneda extranjera. Lógicamente, al que abona con dólares no se le cobra.
  • Salida tentativa: abril.
  • Aéreos: por Ethiopian desde Buenos aires con escala en San Pablo. La aerolínea toma la temperatura, pide el uso de barbijo durante todo el tiempo y desinfectan hasta a las valijas. Hace la ruta más corta para unir Sudamérica con Asia y Oceanía, además de Africa. Brindan el beneficio cobertura de coronavirus para los pasajeros de vuelos internacionales. Desde octubre tienen un vuelo los lunes, con dos piezas de equipaje de 23 kg más 1 carry on (para que puedan traerse todas las artesanías que quieran).  El servicio de a bordo está limitado a comidas pre envasadas, la asignación de asiento es gratuita.
  • Operador en la Argentina: Global Explorer.

Galería de imágenes

En esta Nota

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend