Jueves 26 de noviembre de 2020
TURISMO | 19-08-2020 14:12

Brasil y México: abrieron los hoteles con estos protocolos

Los gerentes de los Grand Palladium de Costa Mujeres e Imbassaí brindaron un tour virtual para mostrar cómo reciben y cuidan a los huéspedes. Con la habitación vienen incluidos los cuidados en caso de contraer coronavirus.
Ver galería de imágenes

Por medio de una presentación vía Zoom, pudimos ver cómo se recibe y se atiende a los huéspedes en los hoteles de las cadenas TRS Hotels y Grand Palladium Hotels & Resorts. En concreto, se pudieron recorrer las instalaciones de las propiedades en Imbassaí, Brasil, y Costa Mujeres, en México, de la mano de los encargados de cada uno de los establecimientos. Lo primero que se destaca es que Palladium incluye en la tarifa la cobertura médica en caso de que se contraiga Covid-19, algo que no implica viajar sin seguro médico, simplemente que la empresa se hace cargo de todo ante la eventualidad de que se dé esta situación.
Pero, para que eso no pase, tienen un estricto protocolo, que por ser estricto no deja de ser amigable hacia el huésped. En principio, en estos all inclusive redujeron la capacidad de los visitantes. Al mostrar el procedimiento de llegada en el hotel de Costa Mujeres, pudimos ver a un bell boy munido de máscara y protector ocular trasladar las maletas de los recién llegados para ser desinfectadas antes de colocarlas en las habitaciones. Los visitantes deben limpiarse el calzado al ingresar y usar alcohol en gel para higienizarse las manos. En todo momento, en las áreas comunes, deben usar tapabocas y el check in se hace de manera virtual. Para eso disponen de una app propia. Jesús Salvidea, anfitrión en la hermosa y amplia propiedad en Costa Mujeres, asegura que ya tienen huéspedes y que “septiembre pinta mejor. Por ahora es turismo nacional, pero ya tenemos algo de los Estados Unidos”, agrega. 
En este hotel se manejan por protocolos auditados por varias compañías, además de que en el estado de Quitana Roo donde se encuentra, el ministerio de turismo también los controla. El hotel tiene demarcados los espacios en los que pueden estar los huéspedes, salvaguardando la distancia entre ellos. “Si se sienta en una butaca, cuando se levanta la desinfectan”, aclara, conciente de lo solícitos que son los mexicanos en su atención. Usan las apps, los televisores y los códigos QR para compartir calendarios, menús y recomendaciones, evitando así el contacto. En caso de que notan que un huésped tiene síntomas de coronavirus, enseguida se lo lleva a la unidad médica del complejo para proceder de acuerdo con el cuadro. “En verdad, llevamos un mes y medio abierto y no hubo complicaciones entre los clientes ni con los empleados. Estamos tranquilos”, explica Salvidea. 

0819_mexico
Los viajeros usan unas pulseras que eliminan la necesidad de una llave y en el cuarto, además de los amineties normales, encuentran un kit antibacterial. A esto hay que sumarle la toma de temperatura en las áreas comunes. “Si no tiene barbijo, se los damos. Además vendemos otros brandeados para que puedan comprar los fanáticos de la marca. Mantenemos el servicio de buffet pero es asistido: una vez que los acompañan a la mesa, si bien se evita lo más posible la interacción entre el personal y los huéspedes (el personal está proegido), piden lo que quieren desayunar o almorzar, y el cocinero les sirve. De todos modos, preparamos muchos alimentos en porciones individuales para que los tomen. Intentamos que la mayoría esté en porciones y además tienen la opción de pedir a la carta lo que deseen”. explica el gerente.

En Brasil 

En el caso del Grand Palladium Imbassaí Spa & Resort, que reabrió en agosto, está ubicado frente al mar de Costa dos Coqueiros, en la idílica Praia do Forte y a tan solo 45 minutos del aeropuerto de Salvador de Bahía. Palladium Hotel Group invirtió en un amplio protocolo de seguridad e higiene e implementó nuevos procedimientos tecnológicos, como reservas en línea en restaurantes y actividades de entretenimiento y ocio que se siguen brindando, así como el check in online, con el objetivo de maximizar distanciamiento social. Paulo Fernandes, director general del hotel, reconoce que por el momento solo tienen huéspedes de Brasil y permitida la ocupación de hasta el 60 %. 
Todas las actividades están en funcionamiento con algunos recaudos: la piscina, los bares y las barras pero acordonadas para marcar el distanciamiento y según la capacidad. Por ejemplo los espacios alrededor de la pileta son más grandes entre las reposeras, al igual que en la playa. “El minclub está funcionando pero hacen las actividades al aire libre, nada en espacios cerrados -aclara Fernandes- El cliente hace sus reservas desde la app y se anota para participar de lo que desee hacer dentro de los horarios habilitados. También seguimos con los espectáculos, todas las noches desde las 22, reduciendo la capacidad del teatro. Tratamos de volver a la mayor normalidad posible”, cuenta durante el paseo.

0819_brasil
El equipo está bien entrenado para informar a los clientes sobre las normas de la casa en todo momento. Los huéspedes llevan mascarilla salvo cuando están en la pileta o en la zona de las hamacas, donde no es obligatorio, como tampoco al comer,donde el restaurante buffet tiene un servicio asistido. Las reservas para la comida, como para todo, se hacen desde la app. “Así ellos pueden organizar su estancia y elegir el mejor momento para disfrutar de las comidas. El gym y el spa están funcionando al 100 % pero siguiendo las reglas”, completa. 

Playa de México

Cabe destacar que en la propiedad de Costa Mujeres tienen una empresa externa que se encarga de desinfectar los sitios de uso común, todas las áreas del hotel y las habitaciones que, cuando la deja un huésped, se bloquea por 24 horas luego de ser desinfectada completamente. Además de un restaurante argentino gaucho, el Gravity Bar que tiene vistas espectaculares de isla Mujeres, al norte de Cancún, este destino nuevo que se estuvo desarrollando en los últimos años aprovecha su vegetación nativa en la playa, donde todo es agreste. Allí el personal ofrece hacer actividades acuáticas, de cross o lo que el huésped acostumbre a practicar, solo en la costa porque en México no permiten usar los gimnasios. “El 95 % de los clientes son muy concientes de la situación y han llegado a reportar a otro que no estaban cumpliendo con las normas como debieran”, comenta Salvidea.

0819_brasil
La playa del hotel de Brasil está llena de palmeras, con toda la infraestructura montada que se puede usar sin problemas, tomando todas las medidas de seguridad. Brasil recibe vuelos internacionales desde República Dominicana, México y Europa, y esperan que los argentinos lleguen a partir de septiembre. En las excursiones para conocer la zona manejan los mismos protocolos que para los traslados in/out.  

Flexi voucher

Para tentar a los argentinos a volver a viajar, desde la compañía ofrecieron un Flexi Voucher que permite comprar a tarifas con descuentos el período vacacional que se desee, sin fecha establecida, para usar en lo que queda de este 2020 y durante 2021 en cualquier destino. La diferencia mayor se nota si se elige temporada alta. Se puede cambiar de decisión todas las veces que se desee e incluso transferirlo a nombre de otra persona. 

Galería de imágenes

Patricia Daniele

Patricia Daniele

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend