Jueves 23 de septiembre de 2021
PESCA | 29-08-2020 08:57

Protocolo oficial para pescar en Amazonas: un paso adelante

Desde este mes la provincia brasileña que registra el mayor movimiento de pescadores de Brasil puede volver a la actividad de pesca, pero bajo un estricto protocolo de bioseguridad. ¿En qué consiste?

La provincia de Amazonas es la que registra el mayor movimiento de pescadores en Brasil. La oleada se inicia en junio o julio, cuando los ríos de la zona sur empiezan a bajar y el tucunaré, pez emblemático de esta región, vuelve al cauce y, por ende, se torna accesible a los artificiales. Hacia noviembre se abre un paréntesis, ya que las lluvias torrenciales hacen que estos ríos vuelvan a crecer, pero, pasadas las fiestas de fin de año, las cuencas del norte, dependientes del río Negro, otra vez convocan a miles de aficionados que buscan su gran trofeo, hasta mediados de marzo. 

La pandemia y su cuarentena, si bien abarcaron, afortunadamente, gran parte del calendario de temporada baja, paralizó, según Amazonastur, el organismo de Turismo estatal, el ochenta por ciento de las actividades de la pesca. Entonces se suscitó el ecuménico problema, la delgada línea entre la economía y la salud. La provincia fue moviendo piezas en este complicado damero y consideró, en palabras de Roselene Medeiros, presidenta de dicho organismo, que “hasta que no exista un medicamento comprobadamente eficaz contra el covid-19, hemos tomado medidas como el distanciamiento social para desacelerar la transmisión y no colapsar los sistemas de salud, lo que impuso una larga cuarentena y estableció drásticos cambios en la vida cotidiana”.  En este contexto, la provincia determinó que, desde el primer día de agosto, pueden retornar las operaciones de pesca deportiva, pero ajustándose a un protocolo de bioseguridad, cuyos principales puntos comparto y comento a continuación.

0305_amazonas5

Luego de las recomendaciones generales (lavado de manos frecuente con agua y jabón o alcohol en gel; evitar el contacto de las manos con los ojos, boca y fosas nasales; mantener una distancia mínima de dos metros con otra persona; usar tapabocas que cubran también la nariz y desinfectar los utensilios), el comunicado transmite “las orientaciones establecidas por la Associação Nacional de Ecologia e Pesca Esportiva (ANEPE), para que los turistas y pescadores puedan tener más seguridad y confianza al retomar sus viajes … y guiar a los operadores para que realicen las acciones de saneamiento, que resguarden la salud de los viajeros y de sus colaboradores”. Interesante: el protocolo contempla ambas partes, el pescador y el receptivo.

A Manaos, capital de Amazonas, los pescadores solo llegan en avión. Es muy pequeño el porcentaje que arriba por una única ruta desde poblados cercanos. En consecuencia, el protocolo, al hablar de los cuidados para llegar a destino, se refiere al transporte aéreo. En esa área recomiendan que los operadores sugieran a sus clientes que se hagan un examen serológico diez días antes del viaje y que actualicen las vacunas contra la fiebre amarilla, por ejemplo, y consulten a su médico para que les recomiende un kit con medicamentos para que sean usados en caso de que surgieran síntomas durante los días de pesca. Los pescadores que tenga un diagnóstico médico de covid-19 deben informarlo en el momento de hacer las reservas. 

2508_protocolo_pesca_amazonas

En el viaje deben utilizar tapabocas todo el momento y seguir los protocolos de las líneas aéreas que se encuentran a disposición en internet, como, en el caso de nuestro país. En los hoteles, barcos o cualquier tipo de receptivo de pesca, quienes esperen a los aficionados deberán utilizar tapabocas y alcohol en gel, atendiendo de a una persona por vez y poniendo a disposición de ella cubrebocas (gratis o en venta).

El check-in debe haber estado hecho virtualmente, antes de la llegada física, y los documentos de las personas los puede presentar, en la recepción, el líder del grupo, quien también entregará a cada uno la llave de la habitación. Está prohibido alojar más de dos personas por cuarto, salvo que se trate de niños que pertenezcan a una misma familia, es decir, que convivan en su casa.  

Para el desayuno, almuerzo, merienda o cena, se deben distribuir los horarios (ojo que, a veces, queremos comer todos juntos, desesperados para ser los primeros en salir a pescar) para que las mesas guarden una distancia mínima de dos metros entre sí y las sillas, un metro. La vajilla debe ser lavada con el sistema de preenjuague, detergente, refregado, enjuague y sanitización. A los pescadores se los tiene que entregar envueltos en plásticos cerrados. No pueden quedar alimentos expuestos a la contaminación. Los pescadores no deben hablar arriba de los alimentos de otras personas. En lo posible debe ofrecerse servicio de alimentación solo en las habitaciones. 

2508_protocolo_pesca_amazonas

Cada habitación debe contar con alcohol en gel y un paño limpio más un paño con lavandina para la limpieza de la suela del calzado. En lo posible se aconseja no usar el aire acondicionado (si el calor lo  hace imprescindible, limpiar los filtros diariamente) y mantener los espacios aireados. Los tachos de basura deben tener tapa a pedal y el personal de limpieza debe higienizarlos dos veces por día. 

Por último, el protocolo para las salidas en lanchas o botes señala que las embarcaciones deben estar limpias y desinfectadas, que deben disponer de jabón para que los pescadores se laven las manos frecuentemente, y que las latas y botellas tienen que haber sido limpiadas antes de ser colocadas en la heladera. Los trozos de hielo deben ser sustituidos por placas de hielo en gel, cerradas, cuyo contenido no se renueva (como las que se usan para transportar medicamentos). Estas placas, de todos modos, deben ser lavadas diariamente, al igual que la heladera.

Aún no sabemos qué sucederá con los vuelos de Argentina a Brasil. Se ha autorizado a las líneas aéreas a que vendan pasajes a partir del primer día de septiembre, pero, lamentablemente, no se encuentran comunicados que señalen qué sucederá al retornar al país, es decir, la pregunta que nos hacemos los que tenemos planificado un viaje a Amazonas para octubre: a la vuelta, si no estamos visiblemente enfermos o no nos hemos contagiado, ¿debemos guardar cuarentena? Si, así es, al regresar al país habrá que permanecer aislado en el domicilio particular durante 14 días.

2508_protocolo_pesca_amazonas

Contarles de este protocolo tiene como objetivo mostrar que es posible reordenarse para la pesca deportiva turística, es decir, aquella que implica viaje, estadía y salida en embarcación. No sabemos cuánto tiempo falta para la vacuna ni qué sucederá con mutaciones del virus. En cambio sabemos que los operadores de pesca del interior del país, como toda la industria hotelera, no pueden esperar más tiempo con las puertas cerradas. Un buen protocolo favorece, quizá, el inicio de las operaciones, siempre que no se piense que sustituye un factor indispensable: la responsabilidad individual para bien propio y para el de los demás. 

En esta Nota

Néstor Saavedra

Néstor Saavedra

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend