Sábado 6 de junio de 2020
PESCA | 26-12-2019 17:43

Pesca asegurada en los 5 muelles del Partido de la Costa

Los espigones son una excelente propuesta para toda la familia. Relevamos uno por uno y repasamos qué equipos usar y dónde sacar cada especie. Además, cánones y horarios.
Ver galería de imágenes

Previo a esta temporada que se aproxima, fuimos en busca de un nuevo desafío: relevar los cinco muelles del Partido de la Costa. La intención era comprobar cuán rendidores estaban. La pesca en muelles es una manera fácil de ambientarse en el deporte. No sólo atrae a los peces, también a multitudes de pescadores. La mejor manera de aprender es ver a los más experimentados en acción. Además, se puede conseguir todo el cebo de agua salada y el equipo necesario en la casa del muelle, donde también se logran buenos consejos. En la base del muelle se utiliza equipo ligero de agua salada para atrapar peces que cazan en superficies poco profundas. A mitad de camino por el muelle, se obtendrán piezas pequeñas, quizás dos a la vez, con un cebo especial. Y el final del espigón se suele reservar para los que persiguen los trofeos con equipo pesado. Cada muelle tiene sus propias reglas, pero la principal es siempre la seguridad. Para lanzar es mejor inclinarse sobre la barandilla y balancear el cebo bajo la cubierta. Cuando una situación requiera el lanzamiento desde arriba, asegurarse de que nadie esté a ambos lados o en la espalda y gritar “va plomo” antes de lanzar.

Localidad por localidad

Los cinco muelles que a continuación mencionaremos son muy cómodos para la pesca deportiva, y permiten la pesca en familia, con los más jóvenes incursionando en esta pasión. El ingreso se hace abonando un canon por persona.

2612_cinco_muelles_partido_de_la_costa

  • San Clemente del Tuyú: está abierto las 24 horas y su costo es de $ 120 por persona. Cuenta con proveeduría con servicio de comidas, venta de carnadas y artículos de pesca. Es de hormigón armado, tiene 129 metros de largo y 4,50 de ancho. Posee sanitarios e iluminación nocturna. Está ubicado en Costanera y Diagonal 63.
  • Santa Teresita: tiene 200 metros de longitud y alumbrado público propio para uso nocturno. Allí se pueden alquilar mediomundos. La entrada cuesta $ 100 por persona, cuenta con proveeduría al ingreso y sanitarios, abierto las 24 horas. Está ubicado en Costanera y 38.
  • Mar del Tuyú: cuenta con cantina, venta de carnadas, sanitarios, alumbrado propio y alquiler de mediomundos. Entrada por persona, $ 100, abierto las 24 horas. Tiene 100 metros de longitud y un morro de 10 por 20 m. Construido de madera y con una altitud variable de 4 a 6 m. Está en Costanera y Calle 75.
  • Lucila del Mar: es de madera y mide 100 metros de largo, con un ancho de cuatro metros y un morro de 10 por 20 m. Brinda servicios de restó bar, proveeduría, venta de carnadas y sanitarios, cuenta con iluminación propia. Está en Avenida Costanera y Rebagliatti.

Equipos y carnadas

A tan solo 325 km de la querida Capital Federal, por la Autopista La Plata-Buenos Aires, nos dirigimos hasta la Autovía 2 y la recorrimos hasta la localidad de Dolores, desde allí nos desviamos por Ruta 63 para transitar 28 km hasta la Esquina de Croto y tomar Ruta 11 hasta San Clemente del Tuyú, punto en el que comenzaríamos con el relevamiento. Otra opción es tomar Ruta 36 y, en la localidad de Pipinas, empalmar con Ruta 11. Allí nos encontramos con Diego (El Profe) Araujo residente del Partido de la Costa y gran conocedor de la zona, con quien nos pusimos a tono con los equipos, carnadas y diferentes tips a tener en cuenta a la hora de ingresar a los muelles.

2612_cinco_muelles_partido_de_la_costa

Utilizamos equipos livianos para la pesca de pejerreyes: cañas de 4,25 m, líneas de tres boyas y anzuelos N° 1/0. Para la pesca variada, cañas de 3,60 a 4,20 m, reeles frontales y rotativos cargados con nylon del 0,28 mm con una salida (chicote) de 0,60 mm, con un largo de 10 metros. Plomadas hay una gran variedad, pero las que más se usan son las de destrabe y satélites de 120 a 170 g; anzuelos N° 7. Para la pesca variada podemos utilizar bait clip para enganchar el anzuelo detrás de la plomada, esto mejorará el lanzamiento y, al tener contacto con el agua, automáticamente se destrabará. Es fundamental el hilo elástico transparente para atar las carnadas. Aparte podemos utilizar los clásicos equipos de pesca de mar.

La pesca

La mañana se presentaba ventosa, soplando del sector sureste y con las condiciones del mar casi en creciente. Luego del armado de los equipos empezamos con los lances, para lo que buscamos diferentes puntos. La intención era dar con una rica variada de especies. Dos equipos a corta distancia, uno de ellos buscando entre los pilotes del muelle –que es en donde frecuentan las brótolas–, y el otro equipo en manos de Araujo buscando la canaleta en el sector izquierdo del muelle. Mientras que nuestros compañeros de pesca Francisco Fontá y Walter (El Turco) Almaraz realizaban lances a distancia buscando los trofeos de la jornada.

En un primer momento la pesca no fue fácil, así que tuvimos que esperar el repunte de la marea. Luego de unos 30 minutos aproximadamente, Francisco logró una linda corvina rubia, dando un buen inicio de jornada. La creciente se hacía notar y, junto a ella, comenzamos a tener más actividad continua de pique, logrando buenos ejemplares de bagre de mar y dobletes de brótolas. La variada se afirmaba, con cantidad de piques de peritas y corvinas chicas, buen adelanto a una fantástica temporada.

2612_cinco_muelles_partido_de_la_costa

Con el correr de las horas, el viento disminuyó dándonos un clima totalmente único para esta pesca de muelles, así que empezamos a combinar las carnadas en cada encarne, siempre con la precaución de tener variedad e ir intercalando en cada lance, hasta discernir cuál es el mejor cebo para tentar a las especies. Por momentos los piques eran uno tras otro en pesca variada, pero las rubias de mayor porte todavía no llegaban. A eso de las 17 y con un buen caudal de agua casi en su máximo de creciente, se activaron las rayas, y logramos ejemplares de calidad.

De manera contemporánea se seguían sumando en los equipos de flote, pejerreyes que rondaban los 40 centímetros. Mientras tanto, en los de lance divisamos los piques en forma de cabezazos y sorpresa para nosotros, porque aparecieron las corvinas rubias con portes que fueron desde los dos a los cuatro kilogramos de peso. También tuvimos piques continuos de corvinas de todos los tamaños y, para completar, una variada que acompañó el cierre de una jornada maravillosa.

Llegando el final de la tarde, y casi con la puesta del sol, optamos por realizar un par de horas de pesca nocturna, donde obtuvimos respuestas de pescadillas y buenas brótolas. La opción es amplia y rica en variada, siempre que las condiciones climáticas y las mareas jueguen a nuestro favor. Sin duda, si ya estamos en modo vacaciones disfrutaremos de cinco muelles donde la pesca en familia está más que asegurada.

Galería de imágenes

Marcelo Albanese

Marcelo Albanese

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario