jueves 14 de noviembre de 2019
16-04-2019 16:19 | NATURALEZA

El pájaro más grande de la historia era prácticamente ciego

Hasta el momento se creía que las aves elefante eran de actividad diurna, pero una investigación reveló que su vista era casi nula.

Las denominadas aves elefante (Aepyornithida), las más grandes conocidas hasta ahora por la ciencia, vivieron en Madagascar y se extinguieron entre 500 y 1.000 años atrás, por razones poco claras, aunque se sospecha que fue por culpa del hombre. En ese contexto, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Texas aportó información sumamente relevante sobre esta especie, entre la cual se destaca el descubrimiento de que estas aves eran prácticamente ciegas.

Estos grandes pájaros alcanzaban una altura de 3 metros y llegaban a pesar más de 700 kilos. Más allá de esto, no se sabía mucho más sobre su forma de vida, aunque se los consideraba animales herbívoros, diurnos y dotados con un agudo sentido de la vista.

Partiendo desde este punto, los científicos de la Universidad de Texas utilizaron fósiles para reconstruir digitalmente el cráneos de las aves elefante. Después crearon modelos digitales de sus cerebros, a la vez que lo hacían con algunos “parientes cercanos”, ya sea vivos o extintos.

Sorpresa en el ámbito científico

A partir de esto, los investigadores notaron que en las aves elefante el lóbulo óptico, responsable del procesamiento de la visión, era pequeño, mientras que en la mayoría de las especies estudiadas estaba casi ausente, lo que indica que su vista era pobre y probablemente fueran animales nocturnos. Grande fue la sorpresa, ya que los estudios existentes siempre especularon con que su actividad era diurna.

Además, los moldes indicaron que las aves elefante tenían bulbos olfativos muy grandes, lo que indicaría que tenían un sentido del olfato muy desarrollado, que compensaba su mala visión.

Los científicos afirmaron que esto podría decirnos mucho sobre el ave, así como del entorno en el que vivió. El investigador Christopher Torres, académico en el Departamento de Biología Integrativa de la Universidad de Texas, aseguró que: “Estudiar la forma del cerebro es una manera realmente útil de conocer su anatomía y la relación entre el ave y el medio ambiente. Descubrimientos como estos nos brindan una visión ampliada de la vida de estas extrañas y mal entendidas aves”.

Los descubrimientos de esta investigación no solo ofrecen una imagen más clara sobre cómo vivían las aves elefantes, sino que también ayudan a comprender cómo fue la vida en Madagascar cientos de años atrás.

Galería de imágenes

Etiquetas: Madagascar Aves Elefante

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario