lunes 24 de febrero de 2020
18-02-2019 16:33 | INFORMATIVO

Prevención de accidentes en kayak

Ante lo ocurrido en el fin de semana en la zona de Tigre, nuestro experto palista enumera las acciones preventivas que deben tomar quienes conduzcan una embarcación sin motor.

En los últimos diez años la navegación en el Delta se incrementó súbitamente. No sólo creció el parque náutico deportivo y comercial, sino que, por sobre todo, se popularizaron las actividades de canotaje. Entonces, en un abrir y cerrar de ojos aparecieron cientos de miles de nuevos navegantes a bordo de todo tipo de kayaks y botes de remo. Si hace una década el tránsito en ríos como el Luján, Tigre, Sarmiento y San Antonio era complicado, hoy literalmente es caótico.

Ante esta nueva realidad, lanzaron la Disposición PZDE, R17 Nº 02/15 de la Prefectura Naval Argentina (pedida por los clubes de remo desde hace 20 años) sobre restricción de velocidad de las embarcaciones mayores en el denominado circuito chico y aledaños, la zona de mayor afluencia de embarcaciones a remo, anunciada con bombos y platillos y que no cumple absolutamente nadie, empezando por las lanchas de transporte de pasajeros y las deportivas.

0218_accidente_kayak

Claro, el escasísimo control de la Prefectura Naval Argentina sobre este tópico permite que, en muchos lugares, se cometan todo tipo de maniobras imprudentes. Su presencia en el delta, en vez de aumentar, fue mermando y puestos de control clásicos como en los cruces del Sarmiento con el canal Rompani, por ejemplo, dejaron de funcionar. Hay poco patrullaje y mucha desobediencia por parte de los navegantes a motor. Por supuesto que los kayakistas no son todos santos y muchos coloboran en este descontrol, algunos por falta de conocimiento y otros por irresponsabilidad, porque inconcientes hay en las embarcaciones a motor y en los esquifes propulsados a remo. Pero, claro, un kayak mal timoneado dificilmente provoque la muerte de un tercero.

0218_accidente_kayak

Los 10 tips para los kayakistas

Alejarse de las embarcaciones a motor y siempre navegar pegados a nuestra margen derecha.

Respetar las maniobras de las lanchas colectivas en sus aproximaciones a muelles; siempre esperar a que atraquen o zarpen y jamás intentar cruzarles la proa, ya que desde su ángulo de visual los patrones no logran ver un kayak a corta distancia

En los cruces, siempre ceder el paso a las embarcaciones a motor y establecer contacto visual con los timoneles para verificar que están prestando atención a lo que sucede mientras navegan.

Llevar siempre colocado el chaleco salvavidas y un silbato adosado a él.

Respetar las indicaciones de la PNA y, ante la duda, solicitar consejo a sus miembros o a kayakistas experimentados.

Si pensamos regresar por la tarde-noche llevar un juego de luces blancas, tipo minero y algún destellador que denote nuestra presencia.

Contar con una soga de rescate y remolque que permite auxiliar a un compañero remero.

Los usuarios de kayaks abiertos o Sit on tops no deben sobrecargar las embarcaciones con más pasajeros que los recomendados por sus fabricantes.

Llevar bomba de achique manual para casos de anegamiento.

Actuar con suma prudencia siempre, los kayaks y botes a remo son los más vulnerables en el río.

 

Galería de imágenes

Etiquetas: Delta Tigre Río De La Plata Río Uruguay Río Paraná Kayak
Patricio Redman

Patricio Redman

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario