martes 20 de agosto de 2019
14-08-2019 17:39 | INFORMATIVO

Consejos para entrenar al aire libre pese a la ola polar

Usar el sistema de capas en la ropa es la forma más eficiente para regular la temperatura corporal.

El ser humano tiene una temperatura corporal de entre 35.5 y 38 °C para funcionar correctamente. El cuerpo puede tolerar un poco más de frío pero la eficiencia de las funciones vitales decrece: el hipotálamo, área del cerebro que regula el termostato corporal, envía señales en un intento por retener el calor que le queda con temblores corporales, rechinar de dientes y el erizamiento del vello. Es bueno tener en cuenta estos consejos para ponerlos en práctica cuando estamos caminando por la ciudad, entrando y saliendo del subte, disfrutando de una tarde al aire libre o durante el entrenamiento físico. Lo más aconsejable es usar el sistema de capas como la forma más eficiente para regular la temperatura corporal.

0814_tres_capas4

1ª capa: se lleva junto a la piel // Función: conducir la humedad lejos de la piel y evitar la sensación de humedad y frío. Conviene usar prendas desarrolladas en telas sintéticas, no algodón (pues, al ser una fibra natural, se moja y demora mucho en secarse). La mejor opción son los interiores térmicos o las remeras.

2ª capa: va encima de la anterior // Función: atrapar el aire caliente para evitar la pérdida de calor. Debe ir ajustada al cuerpo para evitar la pérdida de aire caliente. Se recomiendan buzos, polars o camperas con relleno aislante que puede ser de pluma o sintético. Es importante que corte la acción del viento, ya que éste baja considerablemente la sensación térmica (como la membrana Windstopper que es 100 % cortaviento y respirable a la vez es respirable, dejando escapar la transpiración al exterior y evitando que la prenda se moje).

3ª capa: exterior // Función: bloquear el viento, el agua y el frío. Permitir que el sudor  migre al exterior. Aquí lo más conveniente son las camperas o softshells, que deben ser impermeables, respirables y cortaviento (estas tres propiedades están presentes en prendas desarrolladas con membrana Gore-Tex).

0814_tres_capas2

¿Qué pasa con las extremidades?


Son los puntos más alejados del centro corporal y, por ende, los primeros en enfriarse. En la cabeza, la recomendación es usar gorros de lana o material sintético. En las manos, guantes flexibles, con o sin aislante. Hoy hay guantes que cuentan con tecnología compatible para dispositivos touch.

Y en los pies, lo mismo. El calzado debería estar desarrollado con alguna membrana impermeable y a la vez respirable, para que la transpiración del pie escape al exterior. Es fundamental combinarlo con medias de fibras sintéticas porque si la media es de algodón, por más que el calzado sea impermeable y respirable, el pie se va a mojar con la transpiración y lo que es peor, va a permanecer mojado.

Los pies sudan, y mucho. Hasta una taza completa al día si estás realizando alguna actividad aeróbica. Si se combinan unos pies sudorosos con agua de fuentes externas (lluvia, charcos), tendrán la receta perfecta para producir ampollas al final de cualquier actividad. Existe calzado acondicionado con membrana especial en su interior que garantiza que los pies se mantengan secos y calientes, y no suden nunca, aún en condiciones extremas de alta exigencia aeróbica, o climatológicas. Además, nunca hay que llevar doble media y evitar las de algodón. Las medias deben ser de fibras sintéticas.

Una novedad es la tecnología Surround desarrollada por Gore, única del mercado que hace posible un calzado completamente respirable e impermeable, por todos sus lados. Normalmente, el calzado es completamente cerrado bajo el pie. Con este desarrollo, el sudor es canalizado lejos del pie más rápidamente.

Entrenar al aire libre

0814_tres_capas3

Conservar el calor en la zona media se logra con La 1ra capa: (sobre la piel) usando remeras confeccionadas en textiles sintéticos y respirables (nunca en algodón). La 2da capa compuesta por chalecos o prendas hibridas preparadas para detener la acción del viento, que disminuye significativamente la sensación de frío. La 3ra capa: con camperas impermeables sin abrigo. Durante los días más fríos, se puede reforzar con una tercera capa, una campera rompevientos liviana que frene el viento y permita evaporar la transpiración. Para los días de lluvia, la tercera capa debería ser una campera impermeable y respirable a la vez.

Para los niños es al revés

Cuanto menos capas tengan, mejor. Por eso, es clave invertir  en prendas con una alta capacidad de aislamiento frente al frío, abrigadas y livianas para que los chicos estén cómodos. Y funcionales, algo clave para que puedan usarlas un año más. Las sintéticas evitan que se enfríen y no se deterioran con los lavados.

0814_tres_capas6

Fuente: GORE-TEX® Fabrics.

 

Galería de imágenes

Etiquetas: Trekking Ejercicio Aire Libre Tres Capas Ropa Abrigo Guantes Zapatos Especiales Ciudad

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

MÚSICA

Bambi

"El ilusionista".

Espacio Publicitario