Miércoles 21 de abril de 2021
ESPACIO | 02-01-2021 14:00

La primera nave espacial que voló más allá de la Luna hace 62 años

El 2 de enero de 1959 la Unión Soviética lanza la sonda Mechta, conocida como Luna 1, el primer artefacto mandado por el hombre al único satélite natural de la Tierra.
Ver galería de imágenes

El 2 de enero de 1959, la Unión Soviética lanzaba la sonda Mechta, popularmente conocida como Luna 1, la primera nave espacial en salir de la gravedad de la tierra y volar más allá de la Luna, sin llegar a ella, y la primera de una serie de estaciones interplanetarias automáticas soviéticas que fueron  lanzadas con éxito en dirección a ese satélite natural de la Tierra tan buscado y deseado por los astronautas de todo el mundo.  

Además, se convirtió en el primer objeto fabricado por el hombre en alcanzar la velocidad de escape de la Tierra, lo que popularmente se conoce como “la velocidad cósmica en segundos”.

La sonda era una esfera de 80 centímetros de diámetro, construida de magnesio y aluminio, que pesaba 361kilos. La alimentación eléctrica provenía de baterías de plata-zinc y mercurio que alimentaron los equipos que llevaba en su interior durante tres días.

1229_luna1

La comunicación era realizada a través de cinco antenas que emergían en la parte superior de la esfera, con frecuencias de 183,6 MHz y otras 2 que estaban en la parte inferior de la esfera con frecuencias de 19,993 MHz.  No poseía ningún sistema de propulsión y, en su interior también había una gran cantidad de escudos, banderines y de insignias soviéticas.

En medio de una gran expectativa mundial, el Luna 1 fue lanzado desde el cosmódromo de Baikonur en la Unión soviética y también sirvió como un experimento sobre el comportamiento del gas en el espacio exterior. La sonda se separó de la tercera etapa del cohete (1472 kg de peso, 5,2 m de longitud y 2,4 de diámetro) y puso rumbo a la Luna.

1229_luna1

Al día siguiente, ya a una distancia de 113.000 kilómetros de la Tierra, la sonda soltó una nube de gas de sodio con un peso total de 1 kilo, dejando tras de sí una gran estela de color naranja que fue visible desde el océano Índico con el brillo de una estrella de sexta magnitud (casi invisible a simple vista). De esta manera, los técnicos pudieron seguir durante un buen tiempo el rastro de la nave y observar el comportamiento de un gas en el vacío.

Finalmente, después de 34 horas de vuelo, el sábado 4 de enero de 1959, la nave pasó a 5.995 kilómetros de la superficie de la Luna convirtiéndose en el primer satélite artificial que actualmente sigue girando entre las órbitas de la Tierra y de Marte.

at HITO ESPACIAL

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend