Lunes 26 de octubre de 2020
AVENTURA | 16-10-2020 22:00

Encuentran un ekranoplano abandonado en la costa del Mar Caspio

Un dron que sobrevolaba una playa cerca de la ciudad de Derbent encontró a la enorme aeronave, que se encuentra en buenas condiciones. Cómo llegó ahí.
Ver galería de imágenes

En una desolada playa cerca de la ciudad de Derbent (Rusia), a orillas del mar Caspio, se produjo un descubrimiento bastante inusual. Un dron que sobrevolaba la costa encontró un gigantesco ekranoplano militar clase Lun abandonado.

Esta espectacular aeronave fue un híbrido entre barco y avión, desarrollado por la Unión Soviética para disparar misiles antibuque Moskit contra embarcaciones enemigas. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos lo bautizaron como el “Monstruo del mar Caspio”.

Tal como se puede ver en las imágenes tomadas por el dron, el ekranoplano se encuentra entero, sin grandes signos de deterioro. Esto se debe a que la aeronave no lleva mucho tiempo en aquella playa.

Este año el ekranoplano fue transportado a Derbent desde la base naval de Kaspisk, ciudad situada a unos cien kilómetros de distancia, para ser exhibido en el parque temático militar Patriot, que todavía no abrió sus puertas. Durante su remolque, el Lun sufrió daños, por lo que durante los últimos meses ha permanecido estacionado en la playa.

La aeronave ya fue reparada, pero el equipo de trabajo ahora está lidiando con la compleja tarea de moverlo de su ubicación. Para ellos, los trabajadores están colocando bajo el fuselaje y las alas voluminosas estructuras inflables para evitar que el casco de aluminio se dañe.

Orígenes

Los ekranoplanos empezaron a ser desarrollados tras la Segunda Guerra Mundial. Los primeros prototipos resultaron ser vehículos sumamente raros que volaban a ras del agua gracias al efecto suelo. Los ekranoplanos buscaban ejercer la máxima presión entre su fuselaje y el agua con alas grandes, cortas y cuadradas, que se “apoyaban” sobre el colchón de aire que se formaba.

1610_ekranoplano

El primer ekranoplano ruso se denominó KM y apareció en 1966. De dimensiones monstruosas, este prototipo pesaba 544 toneladas, medía 106 metro de largo y 42 de envergadura. Podía moverse sobre el agua a más de 400 km/h a unos tres metros sobre la superficie gracias a sus 10 motores a reacción. Estados Unidos descubrió la existencia de esta aeronave a través de varias tomas satelitales. Debido a su inusual aspecto y tamaño, no tardaron mucho en empezar a llamarlo el “Monstruo del Mar Caspio”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend