Miércoles 6 de julio de 2022
4X4 | 03-06-2022 07:00

Repuestos de supervivencia para 4x4: qué piezas de back up conviene llevar en un viaje

Cuáles son los componentes clave que debemos llevar en nuestra camioneta 4x4 para no quedar varados en el camino o una travesía ante desperfectos que los chequeos preventivos no llegan a diagnosticar.
Ver galería de imágenes

El número mágico es 200.000. A partir de ese kilometraje es conveniente llevar en las 4x4 un back up de ciertas piezas que pueden fallar en plena travesía y dejarnos aislados en un polvoriento camino, en la cordillera o lejos de cualquier poblado en el que un mecánico pueda darnos una mano. Y a veces conseguir un mecánico tampoco es la solución. La fórmula es tener el repuesto. Cuanto  más nos alejamos de los centros urbanos es mayor el grado de complejidad para conseguir piezas específicas.

Como experiencia, en Dean Funes, Córdoba, me diagnosticaron “plaqueta detonada” y una internación mínima de dos días de mi SW4. Increíble pérdida de tiempo para un trabajo de apenas medio día: dos electricistas locales no tenían ni conseguían los repuestos. Había que ir a buscarlos a 75 km, hasta Jesús María. Ahí aprendí la lección. De regreso consulté con dos técnicos en automotores que desde hace 30 años se especializan en vehículos 4x4: Fabricio Gianello y Daniel Collado, titulares del taller Rauch, en Ramos Mejía.

2405_repuestos_supervivencia_4x4

“En travesías la clave está en llevar de repuesto las piezas que te pueden dejar de a pie y que su mal funcionamiento es difícil de anticipar –asegura Fabricio–. Un alternador, un burro de arranque (fundamental en las camionetas con caja automática), mangueras de refrigeración y hasta una batería (por grupo) sería el kit básico. Desde ya que todos estos back ups pueden adquirirse usados, pero es fundamental que sean exactamente iguales a los originales y se encuentren testeados con anterioridad para saber que funcionan a la perfección”. De esta forma, si nos damos maña podremos cambiarlos nosotros mismos o, de lo contrario, cualquier mecánico con mínima experiencia podrá efectuar el reemplazo, porque no es necesario llegar a ningún componente interno, solo sacar una pieza y colocar la muleto.

Chequeo preventivo

En sintonía con esto, antes de emprender una travesía off road la premisa es efectuarle al vehículo una revisión mecánica a conciencia: correa de accesorios, distribución, filtros, crucetas, tren delantero, fluidos, cambio de aceite... Pensemos que en el lugar hacia el que nos dirigiremos no vamos a encontrar nada. Y si bien un alternador o una batería pueden morirse de repente, eso no aplica para otros componentes. Por eso hay que ser previsor. De hecho, la mayoría de los manuales indica que ante la exigencia del vehículo por lugares extremos el kilometraje del service debe reducirse a la mitad. Eso incluye la correa de distribución en el caso de que el agua de un vadeo llegue hasta el motor.

2405_repuestos_supervivencia_4x4

Los fluidos es otro de los temas a considerar. Debemos preparar el radiador para el frío o el calor extremos con los líquidos anticongelantes o refrigerantes en la proporción adecuada (leer las instrucciones, porque las concentraciones varían acorde a las situaciones climáticas: -5 ºC no es lo mismo que – 20 ºC). “Con el gas oil ocurre algo similar –asegura Daniel–, más aún en estos momentos en que en las estaciones de servicio de la ruta hay escasez de combustible. De no conseguir Premium, lo conveniente es echar gas oil común pero aditivarlo con un envase de Liqui Moli o similar, acción fundamental en los vehículos gasoleros anteriores al año 2000, más aún si vamos a  zonas frías, donde el combustible puede gelificarse”. Llevar a bordo estos aditivos, más agua destilada  y un envase de Stop Leak para sellar pequeñas pérdidas de agua imprevistas del radiador (un sobre de pimentón también funciona si la fuga es muy pequeña) puede salvarnos.

2405_repuestos_supervivencia_4x4

Un detalle importante a considerar es el diferencial. Si vadeamos puede ingresarle agua por el orificio de respiración. Las dos soluciones posibles son: hacerlo revisar (y cambiar la grasa de ser necesario) al regresar de cada salida, o levantar este venteo mediante unos caños muy finos que se venden e instalan prolijamente. “En cuanto a los filtros –continúa Daniel–, llevar de repuesto uno de aire es más que suficiente. Y solo deberemos cambiarlo en caso de que transitemos muchísimos días por caminos demasiado polvorientos. Si nos fuimos con uno nuevo colocado, debería soportar el rigor de una travesía. Si tenemos dudas, lo retiramos y sopleteamos de manera inversa con el compresor de una estación de servicio. Por experiencia, colocarle prefiltros al filtro no da buenos resultados. Los de combustible y aceite se cambian al regresar a casa”.

¿Resetear la computadora?

Finalmente, llegamos a una práctica a la que muchos recurren, pero que ninguno de los dos mecánicos está de acuerdo, y que es resetear la computadora cuando el vehículo entra en emergencia o el sistema detecta alguna falla. “Si esto pasara –indica Fabricio–, desconectar los dos bornes de la batería, tocarlos entre sí durante un par de minutos y volver a conectarlos debería ser el último de los planes, cuando no tenemos ninguna chance de que alguien pueda socorrernos y nos encontramos muy lejos de todo. En general, son más las veces que se causan inconvenientes que las que se solucionan. Si la computadora entró en emergencia porque se recalentó la caja de cambios automática –algo bastante frecuente–, detener la marcha y esperar a que se enfríe. Si reseteáramos y la computadora detecta otra falla es probable que ni siquiera podamos poner en marcha el vehículo. El riesgo beneficio debe analizarse de manera inversamente proporcional a la posibilidad de rescate. Más aún si la camioneta es automática, cuya tecnología la inmoviliza por completo en caso de una falla eléctrica tan simple como quedarse sin batería porque el alternador no carga”.

2405_repuestos_supervivencia_4x4

Entonces, repasemos: alternador, burro de arranque, batería, mangueras de refrigeración, stop leak, agua destilada, aditivos para el gas oil, filtro de aire, tarugos para neumáticos, sellador de cubiertas (tyre repair), óvulos para las válvulas, compresor, cinta (tipo Poxitas) para reparar mangueras de agua, herramientas y guantes de trabajo de nitrilo o látex (no de cirugía) conformarán el kit básico de supervivencia off road. El resto dependerá del mantenimiento preventivo. La forma de pensar este back up no es la de llevarlo para efectuar las reparaciones nosotros mismos, sino la de encontrar quién lo haga. Pero teniendo a bordo repuestos y herramientas allanamos el terreno en un altísimo porcentaje.

Galería de imágenes

En esta Nota

Verónica Romaña

Verónica Romaña

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend