Impermeabilizar la carpa

Durante las salidas de camping, la lluvia suele sorprendernos y podemos pasar un mal momento. Cómo protegerse.

Siempre que salimos de camping, corremos con la chance de encontrarnos con lluvias repentinas. Esto suele ser un problema, si no estamos preparados. Algunos modelos de carpas, en particular las que tienen algunos años, pueden filtrar algo de agua y arruinarnos todo lo que esté dentro, o transformar una experiencia placentera en una verdadera pesadilla.

 

Es por esto que se recomienda, en particular a los mochileros, impermeabilizar las lonas de las carpas. Algo que con el producto adecuado se puede realizar sin problemas, y no implica tóxicos o materiales nocivos.

 

Se pueden utilizar productos como aerosoles o líquidos, de una fórmula que repele el agua, manteniendo la lona seca por más tiempo. Esto no implica que no se vaya a humedecer, sino que resistirá durante más tiempo el agua que caiga encima. No existe un producto que garantice un 100% de impermeabilidad, pero si nos proveen una protección más duradera de esos puntos débiles de la carpa.

 

Otro método es utilizar materiales como plástico para tapar la carpa, improvisando una suerte de toldo sobre la carpa entre algunos árboles o el mismo auto. Esto hará que el agua no llegue a la carpa, aunque se inundará el terreno alrededor. Entonces se recomienda realizar zanjas alrededor de la carpa, llevando el agua hacia otra parte del terreno, evitando así su acumulación.

 

Para más información, haga click aquí.

 

3 comentarios en esta nota

Deja un comentario