Wednesday 17 de July de 2024
TURISMO | 19-06-2023 15:00

Saladillo, la paz del campo a solo 170 km de CABA

Un hermoso trazado de pueblo recibe al visitante y sirve de antesala para visitar las localidades cercanas, cada una con su propio atractivo: Cazón, Alvarez de Toledo y Polvaredas comparten también su encanto. Pero ojo, no en todos encontrarán comercios abiertos.
Ver galería de imágenes

A 170 kilómetros de Capital Federal, sobre la RN 205 está Saladillo, una ciudad que se disfruta “Mejor con Vos”, como dice su lema. Es el sitio ideal para desconectarse del ritmo laboral con alternativas nuevas que conjugan la ciudad y el campo. Es la tierra de la “Galleta de Piso”, una fiesta que convoca a miles de personas cada año. Pero además es la casa de Jorge “Vasco” Olarticoechea, campeón mundial de fútbol del '86; de Augusto Cicaré, el autodidacta primer fabricante de helicópteros en Sudamérica; y de Eber Andriuolo, creador de la cerveza y la fábrica Lindenberg premiada internacionalmente. Es la tierra que cobija sueños, creadores, motivadores y entusiastas.
Sus calles están perfectamente diseñadas con una arboleda que corona las veredas, eso hace que en otoño se vuelva un sueño para los amantes de la fotografía. Sus parques y plazas conservan esa misma estampa. Y en los últimos años tuvo un crecimiento vertiginoso que se traduce también en una oferta turística que se amplía hacia el interior, donde los pueblos rurales encantan, cobijan y deleitan. A la hora de alojarse el destino cuenta con varios hoteles, cabañas y hasta existe la posibilidad de alquilar espacios para vivir un día de campo. 

0614_saladillo

Cazón, el pueblo del millón de árboles, está ubicado a 15 km del casco urbano, cuenta con el Vivero Municipal más importante de la provincia de Buenos Aires y con una base de campamento. Allí es posible recorrerla por sus múltiples senderos e ir descubriendo distintas especies mientras se realiza avistamiento de aves. Además, en sus alrededores hay otros viveros donde comprar una gran variedad de flores y plantas. Requisito: llevar mochila, agua y alimentos para pasar el día, porque aún conserva la magia de no tener comercios.
Polvaredas, otra de las localidades a 29 km es soñada. Conserva sus calles de tierra y frondosas galerías de manera intacta. El tiempo se vuelve mágico, las aves ponen música al recorrido mientras los vecinos –que mantienen la amabilidad como en los viejos tiempos- saludan a los visitantes tomando mate en la vereda. En el lugar se puede conocer la casa natal de Augusto Cicaré conocido como Pirincho, mismo lugar dónde voló su primer helicóptero atado a una planta. También hay bares, en particular “El de Cato” -así lo mencionan los lugareños- llamado formalmente “Bar La Amistad”, atendido por su propio dueño desde hace más de 60 años. O el Luna Park, que siempre mantiene abiertas sus puertas. No se pierdan la visita a la plaza, la iglesia o, simplemente, tirarse al piso para observar el cielo.

0614_saladillo

Dicen que Álvarez de Toledo “está de moda”. Es una pequeña localidad que alberga a no más de 230 personas, ubicada a 16 km de Saladillo. Se llega hasta por camino de asfalto. Su crecimiento tiene que ver con que en los últimos años es un lugar muy elegido para vivir y dejar la ciudad. Se puede realizar senderismo, practicar mountain bike, acampar y disfrutar de la gastronomía durante el día. Infaltable el karaoke que de vez en cuando desembarca en la “Peña del oxidado”, donde los visitantes pueden participar uniéndose a la fiesta mientras disfrutan de la comida típica y bebidas al paso. El 20 de junio habrá festejos por el Día de la Bandera, con carrera de sortijas, desfile criollo, emprendedores y un cierre musical con la banda Creando Sueños.
La Directora de Turismo de Saladillo, Leticia Colás, comentó que la idea es que los visitantes descubran los encantos de este destino, su ruralidad y su comida: “El nuestro es un lugar ideal para vivir un fin de semana, la oferta gastronómica es muy variada y completa. Los pueblos rurales son los elegidos post pandemia por todos los visitantes y es esa la razón por la cual hace ya un par de años que comenzamos a ofrecer circuitos en algunos de ellos. Hoy se puede venir a Saladillo a recorrer los pueblos rurales, visitar el Vivero y volver a la ciudad para merendar en alguna casa de té o almorzar en un restaurante donde ofrecen productos locales. Entre otros el Museo de Susana Ester Soba, que este fin de semana tendrá abierta sus puertas con la Muestra“El Eterno retorno en homenaje a Augusto Ulderico Cicaré”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend