Martes 4 de agosto de 2020
TURISMO | 24-05-2020 12:00

Las Cataratas van recuperando de a poco su belleza y su caudal

Lejos de los parámetros normales, lentamente vuelve el agua al río Iguazú, luego de que se produjeran precipitaciones en el norte y que desde Brasil y Paraguay aceptaran regular el caudal de sus represas. Aunque tímidamente y sin gente, el Parque Nacional se va preparando para el momento de la reapertura.
Ver galería de imágenes

De a poco las Cataratas del Iguazú van recuperando su caudal después de tanta sequía y de la poca agua que llegaba desde Brasil. De una postal inusitada sin agua y sin gente (por haber sido cerrado el Parque Nacional al comienzo de la pandemia). Pero ya pasaron dos semanas desde que se concretó el acuerdo entre Brasil y Paraguay para mantener el caudal del río Iguazú con una cota superior a 350 metros cúbicos por segundo y aunque hay flujo de agua,  continúa inestable.

La aparición del agua se debe a que comenzaron las precipitaciones que se esperaban para fines de mayo y principios de junio en el sur de Brasil. Justamente la escasez de agua fue el resultado de una lluvia menor a la esperada en los últimos tres meses en la zona del estado de Paraná, que es la que alimenta al río Iguazú .Con la aparición del agua, el control hidrológico marcó un volumen 519 m3 por segundo y, al mediodía, ya era de 558 . A pesar de la novedad, aún se está lejos de los parámetros normales que rondan los 1200 a 1500 metros cúbicos por segundo 

Desde octubre de 2019, el caudal se mantuvo entre 1.000 y 600 m3 por segundo, cifras que disminuyeron con el pasar de los meses, presentando picos mínimos a fines de enero y de marzo cuando, en Iguazú, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas) se declaró en emergencia hídrica, ya que la ausencia del río dejó al descubierto las bombas de la toma de agua.

0330_cataratas2

Justamente, la cifra más baja se registró el domingo 22 de marzo, cuando el monitoreo del río indicó que en Cataratas se desplomaban 240 m3 por segundo y fue allí cuando se disparó la alarma y el gobierno de Misiones le pidió a la Cancillería que solicitara un acuerdo con Brasil en el que figure que las represas garanticen cierto caudal de agua para abastecer a las ciudades ubicadas aguas abajo en las márgenes del río Iguazú.

A partir de ahí, el registro se incrementó llegando a su pico máximo el 18 de abril con 434 m3; no obstante, el lunes 20 se registró un marcado descenso y desde el 22 hasta el 28 el caudal no superó los 320 m3. Hoy el paisaje de las Cataratas impacta porque quedan a la vista grandes paredones de piedra basáltica que normalmente se esconden detrás de la furia de las aguas.

Fuente: elterritorio.com.ar

Galería de imágenes

Weekend

Weekend

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario