jueves 21 de febrero de 2019
04-02-2019 02:40 | TURISMO

Destinos emergentes

Desde el desierto de Wadi Rum en Jordania hasta Palomino, el paraíso secreto de Colombia, una selección de lugares poco conocidos generada por los expertos de Booking.com. Ver galería de imágenes

Wadi Rum, Jordania. Tiene todo lo que esperás de un desierto salvaje: un escenario exótico que te va a hacer sentir que estás en otro planeta. De hecho, lo comparan con Marte por su arena y cañones de tonos rojizos. Los viajeros que fueron recomiendan sus puestas de sol y un clásico del cielo del desierto: el stargazing o que disfrutes mirando las estrellas con un experto, que te va a enseñar cosas sobre el universo.

Para alojarte recomiendan el Memories Aicha Luxury Camp, tiene todo lo que necesitás para vivir una  experiencia en el desierto, un alojamiento con vistas únicas y una gastronomía más que disfrutable.

 

 

Samarcanda, Uzbekistán.  Un nombre te trae memorias de antiguas historias de aventura y tiene su razón, porque esta legendaria ciudad de Asia central fue una de las más importantes y prósperas de la Ruta de la Seda. Como un lugar de confluencia de culturas por cientos de años, está llena de arquitectura medieval y monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Entre los lugares para visitar está la plaza Registán, completamente cubierta de hermosos mosaicos.

Para alojarte, se recomiendan lugares conectados a la cultura local como el Jahongir Hotel, donde todas las habitaciones están decoradas con Suzani, un tipo de tapicería bordada tradicional. Además, el Jahongir ofrece cocina típica uzbeka.

 

Bacalar, México. Se dice que tiene uno de los paisajes naturales más impresionantes del mundo, la Laguna de los Siete Colores. En sus aguas de tonos turquesa podés practicar snorkelling y buceo. Alrededor de la lagua vas a encontrar pequeñas casas de pescadores, el lugar ideal para comer los famosos mariscos de Bacalar. No te podés ir sin probarlos.

Para el descanso, el Hotel Aires Bacalar tiene las habitaciones con vista a la laguna, la segunda masa de agua fresca más grande de México.

 

Quarzazat, Marruecos. La conocen como la puerta de entrada al Sahara, está al sur de la hermosa cordillera del Atlas y contiene la impresionante ciudad fortificada de Ait Ben Hadu, donde vas a poder disfrutar de los amaneceres y atardeceres desde lo alto de su antigua alcazaba.

Para moverte por la zona, lo mejor es recorrer sus caminos de arena en quads y para quedarte unos días, lo recomendado es el Riad Quarzazate, que está en el centro de la ciudad y tiene un estilo kasbah. Ofrece habitaciones elegantes con decoración marroquí tradicional y una terraza al aire libre para que disfrutes de la cocina típica de la zona.

 

Mestia, Georgia. Este pueblo está a 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar y al noreste del país. Es un buen punto de partida para que hagas excursiones por toda la región. Por ejemplo, una ruta de trekking que sube por el espectacular glaciar Chaladi, en las pendientes de la cordillera del Cáucaso, o la que te muestra impresionantes vistas del paisaje recorriendo los lagos al pie del monte Ushba. Si te gusta explorar la gastronomía típica, está la cocina de la región de Svanetia; no podés irte sin probar el Kubdari (un tipo de empanada de carne) o el Tashmijabi (puré de papas con queso). Para alojarse están los departamentos de Svaneti Apartment, con baño privado y totalmente equipados.

Kigali, Ruanda. Le dicen “la tierra de las mil colinas” y en los últimos años se convirtió en un destino más accesible, al cual llegan pasajeros de todo el mundo para ver a los gorilas del Parque Nacional de los Volcanes. Y, si te gusta el turismo de naturaleza, también vas a poder ver allá a los “5 grandes”: leones, rinocerontes, elefantes, búfalos y leopardos, en un safari al Parque Nacional de Akagera.

La ciudad de Kigali es una de las más seguras de África y entre otros puntos que podemos destacar está la amabilidad de su gente, su cultura, la oferta gastronómica y la limpieza de sus calles. Un lugar que podemos recomendar para quedarse es el Pili Pili Boutique Hotel, que tiene habitaciones elegantes, una piscina al aire libre y un restaurante que sirve comida internacional y típica de la región.
 

Leeuwarden, Paises Bajos. Es una de esas ciudades holandesas con encanto, ideal para que recorras sus calles en bicis. En 2018 fue declarada Capital de la Cultura por su oferta de espectáculos y exposiciones culturales. Algunas de las paradas que podés hacer son el Fries Museum, para conocer los secretos de la cultura frisona; subir a la torre inclinada de Leeuwarden o tomar algo en la destilería familiar del Boomsma Museum. El lugar recomendado para parar es el hostal City Centre De Rozenboom.

Ksamil, Albania. Este pueblo del sur de Albania, es una verdadera joya oculta. Está situado en la Riviera albanesa y es ideal para que disfrutes de aguas cristalinas, playas apartadas y restaurantes tranquilos. En los alrededores está Syri I Kaltër (el Ojo Azul), un lago en el que las burbujas crean colores que recuerdan a un ojo y Butrinto, una antigua ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Para parar, los viajeros que fueron aconsejan el Hotel Mira Mare, a sólo un minuto a pie de la playa, que tiene habitaciones con terraza y vista al mar o la montaña.

 

 

Nusa Penida, Indonesia. Muchos viajeros suelen ir a destinos como Bali o las islas Gili, pero Nusa Penida es una de esas joyas ocultas que no te podés perder. Esta isla en la costa sureste de Bali cuenta entre sus atractivos la posibilidad de hacer buceo, los paseos por Cristal Bay, la piscina infinita Angel’s Billabong o la cueva Giri Putri, una verdadera maravilla natural. Para parar y quedarte, te recomendamos el Kabeh Jati Garden Vila. Está en lo alto de una montaña y tiene vistas impresionantes de 360 grados.

 

Palomino, Colombia. Es un pueblo costero ideal para hacer surf en sus hermosas playas caribeñas. También para ver animales en libertad como monos o tucanes. En el río Palomino podés hacer tubbing subido a un flotador, en medio de un gran paisaje natural. Para alojarte hay muchísimos albergues, como la Casa del Pavo Real Boutique Hostel, que te ofrece lujos modernos a precio de mochilero. Está a 5 minutos de la playa y tiene piscina al aire libre, restaurante, jardín, terraza y lounge compartido.


 

Fuente: El Mundo al Instante https://elmundoalinstante.com  

 

Galería de imágenes

Etiquetas: Palomino Colombia. Nusa Penida Indonesia. Ksamil Albania. Wadi Rum Jordania.

Comentarios