Miércoles 12 de agosto de 2020
PESCA | 23-07-2020 13:52

Guías del Delta pagan tasas, seguro y guardería pero no pueden trabajar

Los guías de pesca del Delta elaboraron un protocolo con medidas sanitarias de seguridad que presentarán a los intendentes y al Gobierno Nacional para volver a trabajar.
Ver galería de imágenes

Al igual que le está pasando a la mayoría de las actividades frente al parate obligatorio por la pandemia del coronavirus, la pesca también está atravesando por un momento muy difícil en económico. Por eso, llevados por la imperiosa necesidad de volver a trabajar cuanto antes, los guías de pesca del Delta se pusieron de acuerdo para elaborar un protocolo sanitario propio con el fin de poder volver a trabajar cuanto antes sea posible.

El mismo será presentado en los próximos días tanto a los respectivos intendentes de los partidos del corredor de la zona norte del Gran Buenos Aires que tienen salidas al Río de la Plata como, así también, al Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, cuyo máximo responsable es Matías Lammens, quien, vale la pena recordar fue presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro desde septiembre de 2012 hasta diciembre de 2019.​​ 

Sin ninguna clase de ingresos económicos y con seguros, tasas y diferentes impuestos municipales que tienen que seguir pagando obligatoriamente para conservar sus licencias y fuentes de trabajo, en el mencionado protocolo los guías solicitan con suma urgencia que les permitan navegar con las respectivas medidas sanitarias de seguridad que amerita esta pandemia que tiene en vilo al mundo entero.  

2702_variada_delta_rio_de_la_plata

Entre algunos de los puntos  centrales, el escrito establece que los pescadores deben evitar el uso de los transportes públicos de pasajeros y utilizar sus vehículos particulares para viajar hasta las diferentes guarderías desde las que, habitualmente, se llevan a cabo las históricas excursiones de pesca, que son una de sus principales fuente de ingresos. Mientras que, en cuanto al mantenimiento de las embarcaciones, establecen que los guías deben mantener la embarcación en perfecto estado de limpieza y desinfección para lo cual recomiendan el siguiente método de limpieza: iniciarla desde zonas de arriba hacia abajo, desde las zonas menos sucias hacia las sucias.

Mientras que tanto en el caso de las ventanas, como de los cerramientos cristal, de las puertas y de las manijas deben limpiarse diariamente, todas las superficies como mamparas, guardamancebos, tambuchos y sus tapas, bancadas, asientos, sillas, tapa de regala, tableros, pisos, techos rígidos y planchadas deben limpiarse con un paño embebido en detergente, enjuagarse y, finalmente, desinfectarse con agua lavandina al 0.1%.

2702_variada_delta_rio_de_la_plata

Al momento de la llegada de los clientes, el guía dispondrá de un paño de piso embebido con una solución de agua y lavandina, en el cual los clientes deberán frotar y limpiar su calzado antes de abordar la embarcación. Del mismo modo, deberá facilitar agua y jabón para que los clientes laven sus manos (al menos durante 20 segundos) también antes de embarcar. El guía deberá utilizar barbijo o tapabocas durante todo el día de pesca. Debe garantizar un mínimo de distanciamiento de 1,5 metros entre cada pescador, tanto durante la navegación como durante la jornada de pesca. - La cantidad de pescadores será en función de la eslora de la embarcación

En cuanto a las embarcaciones cabinadas, solamente podrá permanecer dentro de la misma el guía o timonel, tanto en navegación como durante la jornada de pesca. Durante toda la excursión, el guía deberá mantener a disposición de los pescadores, una pastilla de jabón, preferentemente jabón blanco (del tipo de lavar la ropa), ya que el mismo no contiene perfumes ni esencias de ningún tipo que puedan quedar impregnadas y luego ser transferidos a las carnadas.

El guía será el responsable de observar el cumplimiento de los horarios en los que se realizará la excursión. Los mismos serán entre las 8 y 8.30 horas para las partidas, y no más allá de las 16.30 horas para el regreso al muelle, salvo en aquellos ámbitos en dónde por sus características y/o regulaciones particulares, sea necesario regresar antes, de modo de incrementar el margen de seguridad al realizar la salida completa con luz diurna, como así también disponer del tiempo suficiente para la correcta limpieza y desinfección de la embarcación y su posterior manejo para la guarda.

Por último, el protocolo aclara que las personas que forman parte de los grupos de riesgo ya sea por su edad o por su condición de salud, no podrán ser parte de ninguna excursión de pesca y que, contrariamente a lo que es habitual en las excursiones, durante las mismas no venderán ningún tipo de comida, por lo que los participantes deberán proveerse de la misma antes de ingresar a las lanchas o a los gomones.

Galería de imágenes

Julio Pollero

Julio Pollero

Comentarios

También te puede interesar

Más en

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario