martes 15 de octubre de 2019
22-10-2013 21:38 | NAUTICA

Mejorar la vida útil de los semirrígidos

Claves y secretos para incrementar la durabilidad de estos versátiles pero frágiles botes. Galería de imágenes. Ver galería de imágenes

El dinghy o gomón es un elemento infaltable en toda embarcación de crucero, y más aún cuando se trata de navegar por costas de difícil acceso o en puertos con poca infraestructura. Las opciones en materia de auxiliaries son infinitas, y en todos los modelos existen partes de estas embarcaciones que son neumáticas en forma parcial o total, como el caso de los “gomones” enrollables o desarmables, más versátiles a la hora del transporte a bordo durante travesías prolongadas, o bien por su valor como herramienta de trabajo y/o medio de diversión adicional. Sin duda, los gomones son virtualmente insustituibles.

Sin embargo, una mísera pinchadura, un mal inflado, la rotura de válvula o una parte de tela despegada pueden privarnos de este valioso comodín. Si el desperfecto ocurre en un lugar civilizado, no tendremos más remedio que recurrir a un astillero o especialista en el tema y subsanar el inconveniente en pocos minutos. El panorama se complica si tenemos que valernos por nuestros propios medios, ya que en el caso de una pinchadura, los tubos de un bote neumático no son como la cámara de una bicicleta o vehículo. A continuación, una serie de detalles importantes que ayudarán al mejor cuidado y mentenimiento de nuestro auxiliar.

Precauciones generales

Verificar el correcto estado de las punteras de los tubos, ya que es elemental proteger esa zona de objetos agudos o filosos. Tener especial precaución con el transporte a bordo de anclas, cuchillos, anzuelos de pesca y otros objetos que podrían pinchar la piel del bote. También se recomienda tener cuidado con posibles salientes filosas o tornillos cuando se amarra a un muelle. Evitar arrastrar el bote muy cargado en una playa de arena o piedra.

Objetos comunes como remos, cuerdas, baldes, etc. pueden causar la abrasión y el deterioro del material si permanecen raspando la tela por un período de tiempo extendido, debido a las vibraciones de la navegación y transporte en trailer. Es muy importante sacar fuera del agua el bote neumático después de cada uso (sobre todo en el mar). Su permanencia en el agua acelera el deterioro de la tela, ya que no posee pinturas especiales de protección.

Nota publicada en la edición 493 de Weekend, octubre de 2013. Si querés adquirir el ejemplar, llamá al Tel.: (011) 4341-8900. Para suscribirte a la revista y recibirla sin cargo en tu domicilio, clickeá aquí.

Galería de imágenes

Etiquetas: Gomon Semi Reparación
Marcelo Ferro

Marcelo Ferro

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario