jueves 17 de octubre de 2019
03-07-2019 16:45 | MOTOR

Un SUV recargado y ahorrativo

La autonomía puede superar los 1.000 kilómetros. Equipa motor naftero 2.5 de 175 CV y hasta 2 motores eléctricos. Completo paquete de seguridad. Ver galería de imágenes

En el futuro, los vehículos individuales de pasajeros serán conectados, autónomos y eléctricos. También se busca que sean cero contaminantes y que no provoquen accidentes. En la actualidad, la conexión y el control autónomo se encuentran en fase experimental. Para que esas funciones se cumplan será necesario contar con Internet global de alta calidad y velocidad; y que no sólo sean autónomos los vehículos sino que las ciudades brinden una perfecta interconexión entre todos los actores urbanos (peatones, motos, autos y transporte de servicio público) para que todo el tránsito fluya y sea regulado inteligentemente sin interferencias.
Un dato a tener en cuenta: de los 95 millones de autos que se fabricaron en el mundo en 2018, tan sólo 3,5 millones fueron eléctricos o similares. Pero, mientras ese futuro llega y se espera el reemplazo de los motores de combustión interna, la industria transita por una fase intermedia que es la que mayor aceptación tiene hoy entre los usuarios: los vehículos híbridos.

Más autonomía, menos gasto

Un vehículo híbrido es aquel que, para su funcionamiento, combina un motor de combustión interna convencional o térmico –que puede ser a nafta o a gasoil– con uno o varios motores eléctricos. Lo que se busca es lograr la mejor eficiencia en el consumo energético, lo que redunda en una mayor autonomía con menor gasto. Si bien se obtienen beneficios ambientales y económicos, un problema potencial es la producción, reciclado y/o destrucción de las baterías.

0703_rav2
En la mayoría de los casos, estos vehículos no son enchufables, como sucede con los puramente eléctricos, sino que el principio de funcionamiento está basado en que un motor de combustión interna alimenta el módulo de baterías de la cual toma energía el o los motores eléctricos que también impulsan las ruedas. Además, las baterías pueden acumular energía proveniente de la recuperación que generan los frenos al accionarse. Todo este proceso se produce en función de las condiciones de marcha, esto es velocidad, grado de inclinación del terreno, carga sobre el vehículo y/o vientos.
Toyota fue una de las primeras empresas automotrices que apostó a la hibridación como sistema de propulsión para sus modelos. El primero, y vigente hoy, es el Prius que fue lanzado en Japón en 1997. En la actualidad, cada vez más marcas tienen modelos híbridos aunque sigue siendo una tecnología más cara comparada con similares de combustión térmica. La marca japonesa acaba de presentar en la Argentina la quinta generación del RAV4 (Recreational Activity Vehicle 4-wheel drive), un SUV compacto que ya tiene 25 años de vigencia pero en esta ocasión en versión híbrida.
En este modelo, el sistema de propulsión híbrida auto-recargable está compuesto por motores –uno térmico y 2 eléctricos– que trabajan en conjunto logrando una potencia de 222 CV en la versión AWD (4x4), y de 218 CV en la 4x2. Como este tipo de vehículos verdes tiene una sustancial rebaja arancelaria –del 35 % habitual los híbridos pagan 5 % mientras que los eléctricos 2 %–, el Gobierno les fijó un cupo. En esta primera etapa, Toyota está autorizada a importar 842 unidades de su RAV4 híbrida. 

0703_rav
De esta manera, el modelo llega desde Japón en tres versiones: XLE, Limited (ambas 4x2) y AWD Limited (4x4). Todas tienen el mismo equipamiento: motor 2.5 naftero (175 CV y 221 Nm), combinado con motor eléctrico de 118 CV (88 kW) en el tren delantero (versiones 4x2) y otro en el tren trasero de 53 CV (40 kW, sólo en 4x4). Cuando trabajan de manera combinada, ofrecen una potencia máxima de 218 CV (4x2) y 222 CV (4x4). En todos los casos, la caja de marchas es automática eCVT con sistema de acople automático. En condiciones ideales de conducción, con el tanque de combustible líquido de 55 litros, la autonomía podría superar los 1.000 kilómetros. El ámbito más favorable para ahorrar combustible es la ciudad.

Sistema pre-colisión

0703_rav3

Con esta RAV4 Hibrida también llega por primera vez a la Argentina el paquete de seguridad activa Toyota Safety Sense, compuesto por un sistema de pre-colisión frontal, uno de alerta de cambio de carril, un sistema de luces altas automáticas y otro de control de velocidad crucero adaptativo. Estos cuatro sistemas complementan al conductor en diversas situaciones de peligro para mitigar o evitar accidentes de tránsito. Además, todas las versiones están equipadas con siete airbags, control de estabilidad, de tracción, ABS con distribución electrónica de frenado, asistente de arranque en pendiente y de frenado de emergencia, entre otros complementos.

Galería de imágenes

Etiquetas: Toyota RV4 Híbrido
Alejandro Fischer

Alejandro Fischer

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario