Martes 2 de junio de 2020
ARMAS | 27-01-2020 15:57

Qué es y cómo funciona el reset de una pistola

Analizamos el significado y función de este término tan utilizado frecuentemente, su incidencia en el arma y cuál es la forma de detectarlo.
Ver galería de imágenes

Es frecuente escuchar conversaciones sobre el reset de tal o cual pistola, a pesar de que muchos aficionados recientes –o no tanto– desconozcan de qué se trata. La palabra reset significa, en inglés, reponer o reiniciar. Se utiliza para designar a la nueva puesta en funcionamiento de un sistema con las condiciones iniciales, ya sea mecánico o electrónico.

Ahora analicemos someramente el funcionamiento de un arma de puño semiautomática. Al oprimir la cola del disparador ponemos en movimiento una serie de piezas cuyo objetivo final es liberar el percutor o martillo (depende el tipo de arma) para que al impactar en la cápsula iniciadora del cartucho se produzca un disparo. La corredera retrocede, extrae la vaina servida y retorna a su posición inicial, introduciendo un cartucho vivo en la recámara. Y nuestra arma se encuentra lista para efectuar otro disparo.

Pero para que ello ocurra, debe quedar montada, y allí es precisamente donde actúa una pieza denominada desconector. A ver… oprimimos la cola del disparador, la corredera retrocede, monta el martillo y vuelve a su posición inicial. ¿Sí? Pero como todavía tenemos la cola del disparador oprimida… el martillo no tendría que quedar montado sino volver a su posición de abatido. Ello conllevaría el riesgo de que se produzca uno o más disparos accidentales si se ametralla el arma o –en su defecto y lo más probable– tener que montar el arma manualmente para efectuar otro disparo.

Todos los que hemos disparado una pistola semiautomática sabemos que –a menos que esté defectuosa– lo descrito no sucede. Y esto obedece a que la corredera, al retroceder, acciona una pieza que hace que la barra que transmite la acción del gatillo, se desconecte. ¿Cómo se conecta nuevamente para efectuar otro disparo? Al dejar de ejercer presión sobre la cola del disparador, este retorna a su posición adelantada y vuelve a quedar activo. Es en ese recorrido que podemos percibir un click de la conexión aproximadamente a mitad de camino, si bien la cola de disparador puede seguir avanzando hacia adelante. El click al que hacemos referencia es el momento en que el sistema se reconecta, o sea el reset de nuestra pistola. Y la longitud de ese recorrido es lo que nos permite hablar de un reset corto o un reset largo.

Su importancia

El tener un arma con un reset corto y entrenar el control sobre la cola del disparador para no dejarla adelantar más allá del click que nos indica que se encuentra nuevamente lista, nos permitirá con un poco de entrenamiento realizar rápidas secuencias de disparos con el menor movimiento de dedo índice posible, lo que a la vez que nos da velocidad también reduce las posibilidades de errores producto de un dedazo.

Los tiradores de disciplinas dinámicas –IPSC, IDPA, etc.– conocen bien la importancia de esto. La mayoría de las pistolas simple/doble acción trabaja con un desconector lateral que se mantiene activo en su posición más elevada, y que al retroceder la corredera lo desconecta bajándolo. Una vez con la corredera nuevamente cerrada, dejamos de oprimir la cola del disparador y se reconecta el sistema de disparo.

Si observamos las fotos que ilustran esta nota, veremos en una de ellas el desconector lateral de una Sig P-228 en su posición de conectado y, en otra de las fotos, la corredera con su muesca –en uno de sus laterales– para que se mantenga en esa posición hasta que al retroceder lo baje provocando la desconexión.

Por otro lado, el genial John M. Browning dotó a su máxima creación –la Colt 1911– de un desconector interno que se encuentra en el armazón. Este mantiene activo el sistema de disparo gracias a un rebaje en el interior de la corredera que le permite mantener esa posición, hasta que –al retroceder– lo oprima.

En las armas de acción simple, generalmente, el reset es muy corto. La cosa se complica en las de simple/doble acción, donde a veces –tal es caso de la Sig P-228 que ilustra esta nota– es excesivamente largo.

En este punto... ¿Usted quiere conocer el reset de su arma? Bien, procedamos. Tómela y compruebe que está descargada. Oprima el disparador y manténgalo de esa forma. Accione la corredera manualmente y, al soltarla, su arma quedará montada. En ese instante afloje lentamente la presión sobre la cola del disparador hasta que oiga un click. Es ese preciso instante el sistema se reseteó (se volvió a conectar) y si usted ejerce presión nuevamente desde esa posición el arma volverá a disparar, sin necesidad de que tenga que soltar el disparador totalmente. La distancia que el gatillo recorre desde que usted lo suelta hasta el consabido click, le está indicando el largo del reset de su pistola.

Galería de imágenes

En esta Nota

Pablo Crespo

Pablo Crespo

Más en

Comentarios

También te puede interesar

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario