jueves 27 de febrero de 2020
21-01-2020 14:24 | ARMAS

Cuando las armas se diseñan para las mujeres

Desde tiempos inmemoriales, la industria armamentística mundial a tenido en consideración al público femenino. Ver galería de imágenes

Desde su creación, las armas de fuego han acompañado la historia de la humanidad y su evolución. En la antigüedad procuraron alimento y seguridad para los habitantes de tierras inhóspitas, tan así que no se concebía que una familia no poseyera alguna. En las grandes ciudades de antaño, eran un elemento más de la “vestimenta” de un caballero que se preciara de tal. ¿Y las mujeres? Lógicamente no se quedaron atrás. Los fabricantes y diseñadores comenzaron a ofrecer armas de fuego de pequeño calibre y tamaño, generalmente con detalles de lujo como para dejar claro a que clase social pertenecía su propietaria.

Como la tendencia era denominar “chalequera” a las pequeñas armas destinadas a los caballeros, ya que se podían llevar en el bolsillo del chaleco, las creadas para las mujeres se denominaron “muff pistol”, haciendo referencia al manguito de piel o tejido (muff en inglés) en el que colocaban sus manos para protegerlas del frío. Pistolas de avancarga, ya sean con llave de chispa o de percusión, pasaron a integrar el necessaire de las damas de antaño.

2101_armas_mujeres

Con la aparición del cartucho metálico, los pequeños Derringer (modelos de dos o cuatro tiros) ocuparon un lugar de privilegio debido a su facilidad de recarga. Ese lugar después fue arrebatado por Smith & Wesson, que presentó a principio del siglo XX un pequeño revólver, el Ladysmith, en calibre .22 Long con capacidad de siete tiros. Su denominación no deja dudas sobre a quienes apuntaba su comercialización.

Hoy la afamada marca norteamericana continúa con esa denominación en una serie de armas que llegan al .357 Magnum. Como podemos apreciar, las preferencias femeninas han progresado en cuanto a la contundencia de los calibres.

2101_armas_mujeres

En la actualidad no hay prácticamente fábrica que no dedique parte de su producción a las armas con un toque femenino, la mayoría de ellas modelos compactos iguales a los de la línea estándar, pero generalmente con agregados de terminación en colores.

Lo cierto es que desde un comienzo, el mundo de las armas de fuego no fue estrictamente masculino como algunos pueden pensar, también eran y son cosas de mujeres.

Galería de imágenes

Etiquetas: Armas Pistolas Historia Mujeres
Pablo Crespo

Pablo Crespo

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario