jueves 19 de septiembre de 2019
19-06-2019 16:44 | 4X4

Qué es un observador o spottering

En determinadas situaciones, la ayuda de un colaborador que nos señale los puntos ciegos desde abajo del vehículo es primordial. Cuáles son las premisas. Ver galería de imágenes

En la práctica del 4x4 es muy común tener que superar obstáculos que consisten en sendas estrechas, salientes, piedras de derrumbes o, simplemente, tener que pasar sobre puentes improvisados o nuestras propias tablas de salvamento. Por su conformación estructural, casi todos los vehículos 4x4 ofrecen muy poca visibilidad hacia la parte cercana de la ruta por pisar, en general debido a su trompa larga y alta. No obstante, aún así hacer pasar las ruedas del vehículo por elementos estrechos o muy ajustados requiere la ayuda externa. Aquí es donde nace la necesidad de lo que en la jerga del 4x4 se denomina observador o spottering.

Un observador es como otro par de ojos para ayudar al piloto a manejar por los puntos difíciles y obstáculos de una ruta seleccionada. Por supuesto, las ocasiones más importantes son cuando el chofer no puede ver el camino y va a ciegas o frente a ajustes minuciosos en la colocación de las ruedas, que marcarían la diferencia entre superar o no la dificultad de marcha.

0619 Qué es un observador o spottering

Es verdad que algunos vehículos modernos y de alta gama traen incorporadas cámaras incluso en su parte delantera, como la Toyota Land Cruiser de última generación. Pero incluso así, en muchos casos la ayuda externa es excluyente. Y puede ser el secreto de pasar o no el escollo que se nos ha presentado, o de dañar o no el vehículo en el intento. Podemos confiar en nuestro manejo y los años que llevamos arriba de una camioneta; saber y tener esa sensación de conocer dónde pisa cada rueda (sobre todos aquellos que también conducen motos), pero a veces es conveniente que dejemos ese orgullo de lado y aseguremos la maniobra.

A quién elegir

Es ideal que quien nos vaya a guiar por la buena senda tenga conocimientos avanzados de manejo, para saber qué puede y no hacer el vehículo e, incluso, de qué es capaz o no el conductor al que va a ayudar. Esto significa saber de un rápido vistazo lo que se puede o no realizar, por donde o no se pasará. Debemos tener claro, salvo que se trate de una competencia, que el tiempo que tardemos no es importante; lo que importa es la seguridad. Un buen observador sabe adónde colocar los neumáticos y calcular la trocha en el radio de giro, como así también estimar la altura de los diferenciales para evitarles golpes. Deberá decidir, por ejemplo, si es conveniente pasar la rueda sobre una piedra, o si esta pasará sin inconvenientes por debajo. Un buen observador sabe de antemano cuánta tracción pueden tener los neumáticos en una situación dada o si se deben desinflar; la inclinación máxima a la que puede someterse el vehículo sin consecuencias para su estabilidad, el despegue del suelo para que el vehículo no quede colgado, el radio de giro posible, y así un largo etcétera. Debemos poder tener plena confianza en él o ella, ya que será nuestros ojos. Si no está, en muchos casos será simplemente como ir conduciendo a ciegas.

Siempre uno solo

El spottering debe ubicarse en un lugar visible delante o detrás del vehículo, en una posición donde tenga buena visión del inconveniente a superar y pueda ser visto por el conductor. Situaciones como: “Girá a la derecha ahora! ¡No! Para el otro lado. Dale para adelante, un poco más para acá. ¡Cuidado! Frená y doblá un poco…”, deben evitarse. Distintas voces, algunas gritando para sobrepasar al resto, se escuchan al momento en que el piloto y su vehículo intentan hacer la maniobra necesaria. El objetivo e intención de todos es común: ayudar; pero el cúmulo de voces y órdenes contrapuestas sólo genera caos. Por eso la persona que guía y da instrucciones al piloto debe ser una sola.

0619 Qué es un observador o spottering

En muchas ocasiones, el paso es tan complicado que el asistente puede tener que observar dos o tres puntos: delante, detrás, el costado. Y entonces puede sumar a otros colaboradores que le informen, por ejemplo, donde está pisando o pisará la rueda que no ve, o la distancia de la carrocería con una saliente. Estos subcolaboradores le transmitirán la información al asistente principal y éste al piloto. Solo uno dará las indicaciones finales, caso contrario el piloto puede entender mal o incluso no escuchar. A los conductores inexpertos esa anómala situación puede causarles un estado de nerviosismo que derive en yerro, empeorando la situación o haciéndole dañar el vehículo.

Comunicación

Si se está cerca del piloto, la comunicación puede hacerse oral y directa. Esto sonará a una obviedad, pero debe tenerse clara la indicación que debe hacerse: pensar la orden a derecha o a izquierda del piloto; es el error más común que he presenciado en años de salidas 4x4. Siempre debe tenerse en cuenta cuál es el punto de vista desde la conducción. Por eso lo mejor es que el spotter se ubique delante del vehículo y haga señas claras y directas, cualquier gesticulación errada puede ocasionar un accidente. A veces, si las personas no se conocen de antemano y es la primera vez que interactúan, es conveniente ponerse de acuerdo antes de comenzar la operación. Lo ideal es hacerse de unos handies (hoy hay en el mercado a precios muy convenientes y con alcance más que suficiente para estas tareas) y acompañar las señas con indicaciones verbales.

Galería de imágenes

Etiquetas: 4x4 Off Road Spottering Observador
Marcelo Lusianzoff

Marcelo Lusianzoff

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Actualidad

Minuto de Noticias

Toda la información en 60 segundos.

Espacio Publicitario