Wednesday 17 de July de 2024
4X4 | 04-09-2017 20:19

4x4: Acción en el monte

La nueva etapa del Circuito Argentino de Navegación se desarrolló por la yunga tucumana. Un terreno sin respiro para los competidores. Galería de imágenes.
Ver galería de imágenes

A fin de junio se corrió en Tucumán la tercera fecha del Campeonato Argentino de Navegación Rally Raid 2017, cuya cobertura está realizando esta publicación de la mano de los participantes de la categoría Nav 4x4, luciendo el 321 en los laterales, y trayéndoles las vivencias de cada fecha.

La competencia arranco el viernes, previa administrativas y revisión técnica de los vehículos, girando en el circuito de La Hoya en Yerba Buena, lo cual varios pilotos debimos hacerlo de noche, con lo cual se cerraba un fabuloso espectáculo para el numeroso público que se acerco al lugar para ver a los más de 100 vehículos rodar. Un show realmente imponente desde la óptica de la gente que se apostaba a la vera del trazado, y es que hubo saltos, trepadas, derrapes, accidentes (sin consecuencias gracias a las medidas de seguridad reglamentarias) y maniobras excepcionales como por ejemplo la de Pipo Blangino que evitó tumbar su “rastrojero” cuando ante una curva, el V8 Camaro no le respondiera en aceleración debido a un deposito que se había desprendido y rodado hasta atrás del acelerador, lo que puso al vehículo en una sola rueda y al borde del vuelco, una fantástica maniobra puso al auto nuevamente en carrera sin que nada sucediera. Todo esto llevo la adrenalina de los espectadores a tope, y en lo deportivo, se llego al objetivo de ordenar la grilla de partida de lo que seria el dia siguiente ya en carrera propiamente dicha.

[gallery ids="49909,49907,49897,49899,49903,49895,49905,49901,49911,49913"]

Por la noche, la rampa de largada simbólica se llevo a cabo en la plaza principal donde se armo el parque cerrado, ante una impresionante cantidad de espectadores y con la presencia del Gobernador de la provincia de Tucumán, Juan Luis Manzur, quien fue acompañado por el Secretario Privado de la Gobernación, Claudio Maley y el Presidente del Ente Tucumán Turismo Sebastián Giobellina se puso en marcha frente a la Casa de Gobierno. Así cada uno de los participantes hizo su saludo inaugural, ya dispuestos a enfrentar una competencia de mucho rally, y poca navegación, pero que mantendría un alto nivel de dificultad y que sería un deleite de todos los que surcamos los bellísimo caminos tucumanos, con paisajes increibles.

Ya comenzado el día sábado, y partiendo desde el hipódromo donde se montara el vivac para todos los equipos, nos dirigimos a la zona cercana a Trancas para dar comienzo a los casi 400km de competencia, y tomar rumbo norte hacia la zona de San Pedro de Colalao. El enlace ya nos mostraba la zona montañosa donde habríamos de circular, con las plantaciones de limones y cítricos en general, que dan cuenta de lo “verde” que serian estas 2 jornadas en comparación con las fechas anteriores donde el entorno fue mucho mas árido. La etapa de este día, con una fresca mañana, y los primeros pilotos largando al alba, recorrió camino bastante rápidos, y con varios cruces de arroyos y ríos, tuvo tramos trabados entre densa vegetación y grandes cortes en el camino que obligaban a estar con total atención sobre los derrumbes. Se encontraron también senderos que recorrían el monte y alguno pequeños lugares donde hubo que navegar a campo traviesa para poder alcanzar cada waypoint y cumplir con la validación de cada punto.

El EndoTerra Racing, equipo que representa a esta revista y cuyo piloto es quien suscribe logro al final de la jornada, luego de disfrutar los últimos 40 o 50 km en un tramo de descenso, con un terreno con tierra rojiza y barrosa, en medio de yunga, alzarse con la primera posición. Lo cual fue por su puesto un gran orgullo ya que todos los equipos de nuestra categoría son de un altísimo nivel, y no es fácil poder estar a su altura.

El tema de conversación al regreso al campamento, y luego con el resto del equipo, es lo imponente del paisaje que Tucuman nos estaba ofreciendo. Dejando de lado la parte de competición, fueron varios kilómetros donde mas alla de la velocidad y atención al camino, era como estar de paseo… caminos consolidados que ofrecen una selva para deleitarse con un entorno que nos impacto por la densa vegetación y por la vista panorámica que se podía encontrar entre algún claro, sobre barrancas, y sierras al final de cuadro. Bellísima oferta de viaje.

Ya en el vivac, cada tripulación y equipo comienzan a prepararse para el dia siguiente, y esto implica alistar el vehículo, e incluso reparar, ya que como hemos comentado en las notas de travesía y de competición, las roturas o inconvenientes no esquivan a nadie, desde los equipos más pequeños a los más grandes, se disponían a realizar las acciones que no privaran de un segundo dia de competencia, donde los kilómetros eran la mitad, y no había grandes cosas por ganar, pero si mucho por perder, y estar presentes en la segunda jornada, y poder finalizarla, se convertía en el objetivo principal de casi todos los competidores. En lo personal, nuestro equipo debió alinear la camioneta a la vieja usanza, con un piolín y varias pruebas y errores, para poder tener la dirección en condiciones. Otros equipos debieron hacer reparaciones mayores y seguramente también estuvieron a quienes el vehículo no presento demanda alguna, y yacían listos para enfrentar la segunda jornada. Lo que ineludiblemente todos debieron hacer, fue armar la hoja de ruta del día siguiente lo que lleva un cierto tiempo. Así finalizaba un largo día.

El dia domingo arrancaba a las 8 de la mañana nuevamente con un enlace, esta vez un poco mas largo, que nos llevaba hasta la zona de Ticucho, y que nos haría recorrer Villa Padre Monti por alrededor de unos 300 km, con mas ríos por cruzar, secos y con agua, algunos cuyo cause debimos seguir por varios cientos de metros, vados, cortadas y hasta un campo de maíz! Y es que definitivamente esta carrera no dejaba nada de sorpresas guardadas.

El tramo final de carrera del día, para no quedarnos con las ganas, nos ofreció nuevamente un trabadísimo camino, con barro en medio de una densa vegetación y a causa de la hora, cerca del medio día, los juegos de luces y sombras que se generaban por las ramas y arboles, reclamaban total atención para poder lograr mayor velocidad de avance, un último obstáculo que se debía superar sin perder la meta de terminar la carrera, un lugar donde no se podía hacer diferencias a favor, pero si podría ocasionar tragos amargos si un despiste adelantaba el final.

Se finaliza la carrera, un último enlace separa a las maquinas y sus tripulaciones del vivac, donde tras entregar los equipos para su fiscalización, vendría la coronación de los ganadores de cada categoría. Próxima fecha del campeonato, del 10 al 12 de Agosto en Tinogasta-Catamarca. Fecha Internacional valida tanto para CaNav RR como para el Baja Atacama Series de Chile.

Nota completa publicada en revista Weekend 540, septiembre 2017.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Ferro

Marcelo Ferro

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend