Cicloturismo: un nuevo interés provincial

El proyecto de ley avanza en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Presentamos el texto del proyecto de ley para decretar al cicloturismo como una actividad de interés provincial, en el cual tuvo activa participación nuestro especialista de mountain bike Aldo Rivero. Para celebrar este acontecimiento, el domingo 16 de diciembre se realizará en La Plata una convocatoria masiva: la “Celebración Cicloturista”.

Texto de la Honorable Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires en el que declara:

Que vería con sumo agrado que el Poder Ejecutivo declare de interés provincial las actividades de CICLOTURISMO que se realizan en todo el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

Fundamentos

La presente iniciativa parlamentaria tiene como objeto invitar al Poder Ejecutivo Provincial a declarar de interés provincial las distintas actividades de CICLOTURISMO que se realizan en todo el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

La mencionada actividad tiene su influencia clara en la SALUD de la población que la práctica, cabe destacar que son muchos los beneficios del Cicloturismo son muy amplios, esta actividad impacta directamente en la eficiencia cardiaca y muscular y la capacidad respiratoria y también es sabido que el uso de la bicicleta activa el sistema inmunológico por lo que es recomendado para prevenir diferentes enfermedades como el cáncer.

La práctica habitual beneficia al cuerpo en el control de la presión arterial, diabetes, obesidad, colesterol y sobre todo, el stress. Al tratarse de una actividad no competitiva la exigencia es menor y más inclusiva ya que personas de ambos sexos la practican con edades desde 10 años hasta 80.

Otra de las áreas que podemos citar en la que impacta de manera directa es el TURISMO debido a que el Cicloturismo generalmente se aleja del concepto de Turismo estándar y valoriza sobre todo el contacto con los pobladores; viejas estaciones de FF CC, museos, pueblos olvidados, pulperías de campo, sitios históricos, arquitectónicos y culturales y mucha naturaleza son la meta habitual de las salidas.

Priorizando siempre lo natural, los ciclistas acampan o descansan en hospedajes, clubes y hasta en casas de familia. Es notorio siempre el recibimiento que tienen en los pueblos rurales, y que motivan la vuelta en la primera ocasión.

En mayor o menor medida, estos pueblos alejados del Turismo masivo se benefician económicamente por los gastos de alojamiento, alimentación y recuerdos que se llevan los ciclistas.

El impacto de las redes sociales le ha dado una gran magnitud a la actividad, durante la semana los grupos de Cicloturismo suben información de los diferentes eventos o la solicitan a los que han recorrido alguna zona en particular. Pero los fines de semana literalmente “estallan” de la gran cantidad de fotos que van subiendo los ciclistas.

Este impacto es exponencial, ya que no todos tienes acceso a dichas redes, pero se enteran por algún compañero de rodada. Solo en Facebook y en el ámbito de CABA y GBA hay aproximadamente 25 grupos que nuclean entre 50 y hasta 1200 usuarios. La actividad es generalmente amateur, solo hay dos pequeñas empresas y algunas bicicleterias que organizan eventos pagos.

La revalorización que proponen estos recorridos es importante, y hay algunos que se forma espontánea y se han transformado en la clásicos como “El sendero de las represas” en la zona de Gral. Rodríguez, “El cruce de las balsas” en Otamendi, las salidas “Ciclo-gastronómicas” a los boliches en Tomas Jofre, etc. No hay ningún recorrido de Cicloturismo en ámbito de la provincia de Buenos Aires que no frecuente un “boliche” de campo o una estación de tren abandonada, un palomar del siglo pasado, etc.

Es irónico, pero los ciclistas “redescubren” muchos lugares que luego, gracias a las redes virtuales empiezan a ser visitados por turistas de fin de semana en vehículos.

El tenor de las salidas en bici es diverso, desde las tranquilas de 50/60km en el transcurso del día, nocturnas en que se pedalea durante toda la noche, “explorer” para relevar nuevos caminos o sendas, a salidas con alforjas de 150/200km en un fin de semana, a extremas como excusa para embarrarse o recorrer zonas serranas a ritmo veloz.

Asi mismo, toca una facete que es la COMERCIAL, producto que la actividad genera una gran movimiento comercial, no solo por el hecho de recorrer lugares sino por la conformación del equipo propio. Es infinito, pero luego de la compra de la bici viene el casco, guantes, luces, lentes, indumentaria, mochila, alforjas. Al equipamiento básico con el correr de los kilómetros a veces se suman velocímetro, GPS, cubiertas de mayor calidad, herramientas, indumentaria técnica, mochilas hidratantes y mejores componentes en la búsqueda del menor peso.

Pero también hay que transportar la bici: portabicis, tráileres de remolque, instalación del sistema de remolque, y fundas. Normalmente se utiliza el tren, de lo contrario coches particulares o combis lo que conlleva gastos de combustible, peajes y también paradas en las estaciones de servicio para desayunar. Hoy en día es una actividad que se desarrolla con muy poco dinero y podemos dar una aproximación de los valores que rondan entre los pesos $ 2.000 a $ 10.000, dependiendo que tipo de rodad se utilice.

Por último, remarcar que uno de sus pilares sobre los que se practica es la ECOLOGIA, dado que el impacto ambiental del Cicloturismo es nulo: Cero emisión de dióxido de carbono, cero contaminación sónica, no afecta los caminos rurales como el tránsito de los vehículos, en el caso de transitar por sendas están se recuperan rápidamente. Como la integración con la naturaleza es una de las metas de estos deportista es notorio el cuidado que tienen los cicloturistas en no generar residuos.

Para concluir, cabe hacer notar que unos de los principales problemas que atenta contra el Cicloturismo es la deficiencia en que presta el servicio del ferrocarril, el cual es usado constantemente por los cicloturistas para su traslado, debido a las comodidad del mismo y su costo accesible, la falta de servicio limita las salidas y corta mucho las autonomía de las mismas.

Un comentario en esta nota

  1. Leonor Cristina Rodrigues | 09/12/2012 | 5:30 AM

    Fabulosa la idea, toda mi vida la bici ha sido como el automòvil para muchos… ademàs de cuidar el medio ambiente, el placer de sentir el viento sobre el rostro es un placer sin igual, por lo menos para mì… suerte con esta gran movida que por supuesto me engancho.

Deja un comentario