29-10-2018 14:17 | TURISMO

Los más asombrosos 40 km de la Ruta 8

Desde Pilar hasta Solís, hay un tramo en el que se puede disfrutar de restaurantes de campo, vuelos en globo, estancias y hasta apreciar un predio en homenaje a las Malvinas, entre otras propuestas.

A la hora de optar por una escapada cercana a Buenos Aires, una buena propuesta es la que ofrecen determinados tramos ruteros donde, en pocos kilómetros hay una sucesión de sitios y puntos de interés para elegir y disfrutar.

Si tomamos por ejemplo el corredor Pilar-Solís por la Ruta Nacional 8, una serie de lugares se alistan a la vera del camino o bien a escasa distancia, transitando por rutas que cruzan la principal.

Antes de llegar a Pilar, el polo gastronómico, comercial y hotelero se destaca a ambos laterales de la autopista. En el Km 53 se ingresa a la localidad por la Av. Tratado del Pilar que conduce al centro. Resaltan la plaza 12 de Octubre, la peatonal Rivadavia y la iglesia Nuestra Señora del Pilar de 1821, hoy monumento histórico nacional en virtud de su arquitectura y sus añejas imágenes y testimonios. A pocas cuadras (Tucumán 960), está el Museo Lorenzo López y sus salas con todo el pasado local. Vale una visita al igual que al predio Malvinas, al cual se llega por Av. Castro y su continuación, Ruta 28. Sólo cuatro kilómetros en dirección a General Rodríguez habrá que hacer para visitar este asombroso lugar donde se encuentran réplicas de la capilla de Puerto Argentino en las Islas Malvinas y del cementerio de Darwin con un cenotafio que alberga 649 cruces (una por cada argentino fallecido en la guerra). La entrada es gratuita y está abierto de 9 a 19 horas.

1101_ruta8

Retornando a la entrada del pueblo y cruzando la autopista por debajo, se pueden seguir unos dos kilómetros por RP 25 para visitar la Reserva Natural de Pilar, a orillas del río Luján, o unos tres kilómetros más hasta Villa Rosa, sitio donde la Virgen de Luján en 1630 quiso quedarse para siempre. Ambos predios son gratuitos. El primero invita a caminar por un sendero que bordea el río, mientras que el otro muestra el mítico “lugar del milagro”, conservando una primitiva capilla de adobe en medio de un espléndido y frondoso parque. “La carreta pasó por aquí llevando la imagen de la Virgen. Al pasar se frenó y, a pesar de la fuerza de los bueyes, no pudo moverse. Recién cuando bajaron la silueta santa, reanudó su marcha…”, así reza el cartel de bienvenida.

 

Volviendo a la RN 8, a unos seis kilómetros aparece el acceso a Manzanares. Pequeño pueblo nacido en 1870 con la llegada del tren. Escasas y apacibles calles entre viejas casonas y las vías ferroviarias que parten el poblado en dos. Varios countries rodean el lugar y contrastan con añejos palenques, bares y la estación orgullosamente mantenida. Frente a ella, el restaurante de campo 1888 ofrece imperdibles pastas caseras y la parrillada de mariscos, entre otros manjares (plato, bebida y postre, rondan los 440 pesos por persona; Tel.: 0230-444-1180).

 

De nuevo en ruta, a sólo 2.000 m se sitúa otro diminuto poblado. Fátima, misma paz y tranquilidad. El complejo y centro religioso homónimo domina la zona, donde además de la pintoresca capilla de Fátima, se esparce un amplio espacio con mesas y bancos bajo una tupida arboleda.

pulperia

Regresando a la autopista, a escasos kilómetros se llega al cruce con la RP 6. Tomando por ésta en dirección a Luján, a unos tres kilómetros se encuentra el camino de acceso que lleva a la estancia La Mimosa, finca ideal para pasar el día. Visita guiada recorriendo su casco centenario (data de 1869), almuerzo con empanadas, parrillada, ensaladas y bebidas, paseos en carruaje y a caballo, carrera de sortijas y merienda con mate cocido y pastelitos. Vistosos pavos reales deambulan por el parque. Todo incluido sale $ 580. Informes: Tel.: 4803-6356 o sitio web: www.estancialamimosa.com.ar

De nuevo en ruta, a apenas mil metros se abre la RP 39 que va a Capilla del Señor, uno de los pueblos más antiguos de la provincia. Calles sin ruido, viejas casonas de paredes rosadas, tupidos naranjos, fisonomía rural y una zona céntrica que destaca la plaza San Martín rodeada por la Iglesia Parroquial (1866), el Palacio Municipal (1904), la Escuela N° 1 (año 1821: una de las primeras bonaerenses) y el Museo del Periodismo, donde nació El Monitor de la Campaña en 1871: primer diario de esta región provincial. El Miralejos, otro punto de interés, es una curiosa casona con una torre que culmina en un mirador. Resulta grato caminar por las comerciales Belgrano (luego H. Irigoyen) y Mitre, donde se alinean locales y bares junto a las farolas de ambas veredas. Cruzando las vías férreas, el arroyo de la Cruz y el camping El Veredón con buena arboleda, lugar para acampar, sanitarios y restaurante (Tel.: 2519-5861). Cercano se ubica el predio desde donde se pueden realizar vuelos en globo con salidas de una hora a un valor que ronda los 4.000 pesos (desayuno, traslado y guía) Tel.: 4184-2210 o www.globosaerostaticosargentina.com

De regreso a Ruta 8, a poco de andar se llega al paraje Parada Robles (Km 78) y allí, justo en el cruce con la 192, está el restaurante de campo El Paisano de Robles, donde es posible degustar exquisitas empanadas, tablas de fiambres, muy buen asado, ensaladas y postre en compañía de un show folclórico (Tel.: 02323-478229/446093, todo promedia los $ 350).

1101_ruta8

 

Tarde de campo

Unos 15 km más adelante, exactamente en el mojón 87, se encuentra la estancia Don Silvano a la vera del camino, con su casco victoriano y sus múltiples alternativas para pasarla muy bien. Esta finca centenaria cuenta con paseos en carruaje o a caballo, suculento almuerzo, show folclórico, destrezas criollas, carreras de sortijas y merienda con pastelitos y tortas fritas (día de campo: $ 1.100). Quienes deseen pernoctar, la posibilidad está en los cuartos de la casona o en la antigua caballeriza reciclada en confortables habitaciones (2 días/1 noche, desde $ 4.000 con pensión completa). Informes: Tel.: 5263-3027 o 15-3207-5308, web: www.donsilvano.com

Desde allí queda poca distancia hasta el último destino. El pueblo de Solís se encuentra donde la RN 8 intersecta con la 193. Tomando esta última, al estar más elevada, se tiene una panorámica del poblado. En escaso trayecto se llega a Chenaut (Km 22): antiguo y bucólico caserío donde se conserva una posta original, hoy inactiva pero muy interesante para fotografiar. Allí sale el camino que lleva a Los Ombúes, típica pulpería con más de 200 años. Un vistoso arco de hierro forjado señala el ingreso, y en su interior casi todo está como entonces: rústicas mesas, pool y la tradicional reja de estos recintos. De sus paredes cuelgan publicidades y notas periodísticas. Los Inzaugarat la adquirieron en 1905 y actualmente sigue como almacén de campo y punto de reunión para “apurar unos tragos”, jugar a los naipes y saborear riquísimas picadas. Informes: Tel.: 02326-456378.

1101_ruta8

 

Nota completa en Revista Weekend del mes Noviembre de 2018 (edicion 554)

Etiquetas:
Marcelo Ruggieri

Marcelo Ruggieri

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario