Sábado 18 de septiembre de 2021
TURISMO | 16-05-2021 14:00

Humahuaca: restauran iglesia del Siglo XVII

Respetando la técnica de construcción original del 1600, los expertos le devolvieron la estabilidad perdida. En su interior guarda pinturas religiosas hechas por los aborígenes según técnicas del Alto Perú.
Ver galería de imágenes

Restauraron s la iglesia de Uquía, ubicada en la Quebrada de Humahuaca, que fuera levantada en 1691 y declarada Monumento Nacional Histórico en 1941. San Francisco de Paula recuperó su esplendor perdido tras un complejo trabajo sobre su edificación. Las obras fueron inauguradas junto a la estructura de un nuevo paseo de artesanos ubicado a metros del templo y con el que se pretende potenciar la actividad turística en el pequeño poblado, situado a unos 115 kilómetros al norte de la capital jujeña.
Reconocido por ser custodio de los cuadros de los Ángeles Arcabuceros, pinturas realizadas en el siglo XVII por indígenas de la Escuela Cuzqueña lo posicionan, junto a otras singularidades del lugar, como un destacado atractivo turístico de la región. “Es uno de los hitos más importantes culturales y religiosos que tenemos en la provincia”, valoró el gobernador Gerardo Morales, al encabezar la presentación del trabajo realizado en el lugar y detallar que demandó una inversión de 24 millones de pesos. El edificio presentaba problemas estructurales complejos que ponían en peligro toda su estabilidad. 

0510_humahuaca

En ese marco, personal especializado de la provincia en colaboración con el Conicet avanzó con el proyecto de obra, que respetó la tecnología constructiva original de la obra sin modificar su imagen e incorporó un sistema sismo resistente. Es uno de los pocos lugares del mundo donde se pueden apreciar a los ángeles arcabuceros, pinturas provenientes de la región del Alto Perú, las cuales se encuentran al resguardo y serán nuevamente dispuestas en la iglesia una vez que las condiciones de humedad, tras las reparaciones, sean las adecuadas.
A fines de 2019 se habían iniciado las tareas de resguardo del monumento que se ubica frente a la plaza central de Uquía, donde luego se sumaron tareas de renovación urbana. A la par se concretó el proyecto del paseo, que está compuesto por unos 30 puestos de venta realizados con estructura de madera y techo de cañizo con torta de barro, todo lo cual implicó el gasto de otros 7 millones de pesos.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend