Jueves 15 de abril de 2021
PESCA | 07-01-2021 15:41

Los malecones de Berisso lloran por la pesca indiscriminada

El actuar de guías inescrupulosos que pescan bogas sin respetar una cuota puede llevar a la extinción de la especie. Hay que tomar consciencia ya.
Ver galería de imágenes

Los malecones de Berisso, en el Río de la Plata, es un lugar muy buscado por los pescadores deportivos entre los meses de septiembre y abril, cuando especies como la boga llegan a la zona luego de bajar desde el Paraná atravesando diferentes obstáculos, entre ellos, grandes trasmallos. A medida que las temperaturas comienzan a elevarse, pequeños mejillones pegados en las piedras la atraen, conformando una de las carnadas predilectas, y es de allí que miles de aficionados a través de los guías, combinan salidas con jornadas muy rendidoras. 

0601_pesca_bogas_berisso

Pero, ¿qué está pasando? 

Es una pregunta que varios de los guías de pesca con trayectoria se están haciendo. En una entrevista con Héctor Hall, uno de los guías referentes en la zona de Berisso, y con varias notas realizadas para Weekend desde el año 1997, nos comentaba que es muy preocupante la situación que hoy están atravesando los malecones con respecto a la pesca indiscriminada de bogas. 

Hay guías con menor trayectoria que desconocen las leyes propias de la naturaleza, donde permiten esta pesca en cantidad. La idea es que se empiece a tomar conciencia, como ya lo están haciendo diferentes guías que respetan la cuota de 3 a 4 piezas por pescador, que es algo que Héctor impuso dando mayor cuidado al recurso desde los comienzos. 

0601_pesca_bogas_berisso

La situación es preocupante 

Es muy importante reflexionar sobre el destino de los doradillos y bogas pescadas. La devolución de las capturas tiene que ocupar un lugar preponderante en nuestro plan de pesca, porque esta maravilla que hoy estamos disfrutando debe perpetuarse. De otra manera, las espléndidas bogas de los malecones de Berisso también engrosaran el triste libro de recuerdo de buena pesca. 

Demás está decir que el buen deportista no debe utilizar anzuelos triples que lastiman demasiado la frágil boca de la boga y la privan de tener una lucha pareja. Basta de la pesca sin límites, si se sigue pescando indiscriminadamente, va a pasar como ya sucedió hace años, que la especie se extinguió en corto plazo.

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcelo Albanese

Marcelo Albanese

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend