Jueves 5 de agosto de 2021
BIKE | 26-04-2021 16:53

Casco de bicicleta: cómo se debe ajustar

Por más que parezca sencillo, es común ver a mucha gente en la calle llevándolo en una mala posición o flojo. Qué debemos tener en cuenta para que nos calce perfecto.
Ver galería de imágenes

Aunque parezca algo demasiado obvio, lo cierto es que hay muchas personas que no saben ponerse bien el casco de la bicicleta (si se lo ponen). Su uso no requiere de grandes conocimientos, pero sí tener en cuenta ciertas cuestiones para que nos calce de manera perfecta y podamos salir a rodar con total seguridad.

La primero a tener en cuenta es que el casco sea de nuestro talle. Al igual que la ropa, los cascos vienen en diferentes tamaños, por lo que a la hora de comprar uno es fundamental probar el que mejor nos quede: ajustado y bien agarrado a nuestra cabeza.

A la hora de ponernos el casco es fundamental que quede recto sobre nuestra cabeza. No debe estar ni inclinado hacia adelante o hacia atrás, tampoco debe descansar más sobre un costado que sobre el otro. Debe estar en un perfecto equilibrio. Si nos miramos al espejo con el casco puesto, debe parecer como si fuera una continuación de nuestra cabeza.

2604_casco

Una vez que se encuentra en la posición correcta, debemos usar la perilla que se encuentra en la nuca para ajustar el sistema de retención. Este hará que las sujeciones internaciones hagan más o menos presión sobre nuestra cabeza. Lo mejor es que quede bien apretado, pero sin que se vuelva molesto, así nos aseguraremos de que el casco quede firme.

Por su parte, las cintas laterales deben rodear las ojeras, no quedar por delante ni por detrás, de lo contrario el casco se saldrá fácilmente. Además, ambas correas deben quedar equilibradas para que ninguna tire más de un lado que la otra.

Por última, al enganchar el broche de las cintas, debemos ajustarlas para que la correa en su conjunto quede bien pegada al rosto. Atención, que quede ajustado no significa que nos tiene que molestar. Cualquier signo de molestia siempre significada que debemos aflojar un poco el agarre. Un truco sencillo para controlar esto es intentar pasar un dedo por la correa, debajo de la mandíbula en lo posible. El casco estará bien ajustado si solo podemos pasar un dedo o a lo sumo dos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en
Mirá todos los autores de Weekend