Sellar las goteras

Cómo solucionar rápidamente y sobre la marcha filtraciones en calzado, camperas y sobretechos de carpas.

Las costuras dañadas en el campamentismo son un dolor de cabeza. Sean en calzado, camperas o carpas, por ellas se filtra el agua de lluvia o la condensación del rocío, poniendo en apuros al aventurero: no es nada cómodo caminar bajo el agua con los pies o el cuerpo mojados, más aún si hace frío, o bien permanecer en una carpa en la que no se sabe si llueve más adentro que afuera.

Si uno cuenta con equipo nuevo de seguro no habrá mayores problemas con la estanqueidad, pero si se trata de “viejitos” es probable que nos encontremos en situaciones que pueden ser fácil de subsanar si tuvimos la previsión de llevar con nosotros un par de elementos salvadores.

Un sellante de costuras que se consigue en cualquier casa de camping es buena solución. Se trata de silicona en pomo tipo voligoma de pasada rápida y efectiva. También, contar con un rollo de cinta adhesiva ancha de las de embalaje o laminadas (estas son de mayor resistencia a tensiones, dobleces y al agua) nos permitirá, entre otras improvisaciones en el campamento, cortar tiras para cubrir costuras dañadas de camperas y sobretechos, como así también tapar roturas en las telas.

La opción para una buena estanqueidad del calzado es contar con un aerosol o con grasa impermeabilizante que se aplicarán abundantemente sobre la capellada, ya que además de sellar la superficie ingresan en los agujeros de las puntadas. Para los pliegues que por el uso se suelen formar al despegarse la unión de la suela y la capellada, por donde suele pasar agua, lo mejor será proveerse de un pequeño pomo de sellador de silicona, que liviano y pequeño no molestará en un bolsillo o en la mochila, y se tendrá siempre a mano para tapar costuras y cualquier filtración.

Deja un comentario